2
Nuestros sitios
Compartir

BIENESTAR

Cómo combatir el estrés: consejos que sí funcionan

Por: Mujer de 10 19 Jun 2015

¿Vives estresada? ¿No te alcanza la vida para hacer todo lo que debes y quieres hacer? ¿Vives al borde de un infarto, con el tiempo persiguiéndote? Te […]


Cómo combatir el estrés: consejos que sí funcionan

¿Vives estresada? ¿No te alcanza la vida para hacer todo lo que debes y quieres hacer? ¿Vives al borde de un infarto, con el tiempo persiguiéndote? Te entiendo, a mí me pasaba lo mismo, pero muchas personas cercanas me han dado consejos sobre cómo combatir el estrés, para ayudarme a relajarme y a fluir, ¡y me han funcionado! Hoy, quiero compartirlos contigo.

Cómo combatir el estrés ha sido siempre uno de mis mayores intereses porque, debido a que soy perfeccionista, workaholic y obsesiva, ¡mi mente tiende a angustiarse sin freno! Si me hubieras visto el año pasado, hubieras creído que estaba a punto de un paro cardiaco. Corría por los pasillos de la oficina hablando sola, pensando en todos los pendientes que se acumulaban en mi lista. Me entraban ataques de ansiedad sorpresivos. Por las noches me despertaba sobresaltada, agobiada por fechas límite y preocupaciones. Adquirí pésimos hábitos de alimentación y ni el yoga ni la meditación me ayudaban ya, ¡estaba al borde de la locura!

Por fortuna, mucha gente en mi vida, al darse cuenta de mi estado, me aconsejaba técnicas e ideas para combatir mi estrés. Comencé a aplicarlos, ¡y me funcionaron! Si estás viviendo lo que yo padecí, te invito a que sigas leyendo.

Consejo 1: Piensa qué es lo peor que puede pasar

Este video te puede interesar

Este tip me lo dio mi queridísima jefa, a quien adoro por pensar en nosotros como seres humanos. Ella me veía totalmente angustiada y me preguntaba: “¿Qué tienes?”. Yo le soltaba a letanía de preocupaciones y me respondía: “Ok, de todo eso que me dices, ¿cuál sería el peor escenario? ¿Qué es lo peor que podría pasar?”. Yo, catastrofista como soy, iba desentrañando el problema hasta llegar a la particularidad del peor escenario, y entonces me daba cuenta de que en realidad no era tan grave. ¡Respiraba de nuevo!

Con el tiempo, comencé a aplicar ese pensamiento siempre, cada vez que estaba preocupada por algo. Y hoy lo hago automáticamente. ¿De qué sirve? Le quita severidad al asunto; ese sentimiento de que el mundo se va a acabar si algo sale mal. Estoy consciente de que pensar esto no resolverá el problema o la cuestión -hay que tomar medidas y echarle ganas para que las cosas salgan bien-, pero sí funciona porque te ayuda a ocuparte y evita preocuparte. Además, la sensación liberadora de saber que lo peor que puede pasar no es tan malo, te quita kilos y kilos de estrés. ¡Inténtalo!

cómo-combatir-el-estrés

Consejo 2: Una cosa a la vez

Este consejo me lo dio una compañera del trabajo y también me alivianó muchísimo. De hecho, este pensamiento es casi como mi mantra. Cada vez que empiezo a agobiarme con la cantidad de pendientes del trabajo y personales, al grado de que ya no sé por dónde empezar ni qué hacer primero, tomo un respiro y pienso: “una cosa a la vez”. Me enfoco, elijo un pendiente de mi lista y me aboco a resolverlo.

Este consejo sobre cómo combatir el estrés es útil porque cuando tienes muchos pendientes y cosas que resolver, puedes llegar a perder el foco, te confundes y realmente enloqueces, ¿a poco no? Pero si te calmas tantito y en vez de querer hacer todo al mismo tiempo te concentras en una sola cosa, perdiendo de vista las demás -momentáneamente-, logras relajarte y estar en momento presente.

Consejo 3: Relájate para cambiar la química de tu cerebro

Esto me lo dijo una amiga coach y me impresionó porque resulta que el estrés es una respuesta instintiva del cuerpo -física y mental- ante una sensación de peligro. Esta reacción ocasiona que produzcas hormonas y sustancias químicas. Si estás sometido al estrés por mucho tiempo, ¡tu cuerpo y tu mente se acostumbran a estas sustancias! Entonces, inconscientemente buscas estar estresada. Es como si no supieras reaccionar de otra forma ante la vida. Por eso, aunque estés viendo tele o descansando o con amigos, tú sigues pensando en todo lo que te estresa. ¡Necesitas esas sustancias, estás acostumbradas a ellas! Es como cuando estás enamorada y necesitas a tu novio -es un proceso químico-. Es similar.

Yo estaba impactada y me di cuenta de que era verdad. No había otra razón de por qué iba repasando mentalmente mi lista de pendientes o lo que tendría que hacer el día de mañana mientras paseaba a mis perras al final del día. ¡Era adicta a la sensación de estrés!

Para mitigar este efecto, debes conscientemente dejar de pensar en lo que te estresa, cuando no tienes que hacerlo. O sea, decididamente no pensar en el trabajo o en esos asuntos en tu tiempo libre, no darle vueltas en la cabeza a las cosas, relajarte conscientemente, respirar, hacer ejercicio, llevar a cabo alguna de estas 5 relajantes terapias de arte antiestrés… Todo para quitar el estrés al que te has vuelto adicta. Confieso que me ha costado trabajo, por aquello de que soy obsesiva, pero sí he mejorado mucho al respecto.

cómo-combatir-el-estrés

En este punto, te recomiendo que leas la nota de nuestro experto Joseph Estavillo 5 tips para que tu mente no te vuelva loca. ¡me identifiqué totalmente, jaja! Pero los estoy poniendo en práctica y ahí voy. También te dejo esta nota: 5 pasos para desarrollar mayor tolerancia al estrés, que te puede ayudar.

Sé que el estrés es parte de mi vida -y segura de la de todas nosotras-, pero una cosa es utilizarlo como motor para desarrollarnos y crecer, y otra es permitir que el estrés se apodere de nuestra mente y nuestra vida, haciéndola un infierno.

Espero que estos consejos sobre cómo combatir el estrés te sean útiles. Si tienes otro en mente, compártelo. Y por último, respira hondo, relájate y di: “una cosa a la vez”.

Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descarga AQUÍ nuestro ESPECIAL VIDA FIT: EJERCICIOS Y DIETA FÁCILES EN CASA. y ponte en forma. ¡Descárgalo GRATIS!
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?