Amor Moda y Belleza
SUSCRÍBETE
Revista Impresa
Queremos complementar lo que más te gusta de tu revista digital.
No, gracias.
BIENESTAR
7 virtudes que elevan tu belleza interna

7 virtudes que elevan tu belleza interna

Comparte
PUBLICIDAD

Mujer de 10, tú ya eres bella, sólo tienes que ayudar a tu belleza interna a expresarse a través de tu personalidad. No apuestes todas tus fichas en la belleza exterior ni en tu físico. Hay otras virtudes que te harán triunfar y te llenarán de bienestar para siempre. 

Bien dicen que “la belleza es interna”, pero ¿a qué se refiere esta frase ya tan masticada y llena de clichés? Pues tiene que ver con que hay actitudes y virtudes que, al desarrollarlas, te hacen una bella persona sin importar cómo luzcas. Porque la belleza verdadera es, en realidad, interna.

PUBLICIDAD

A continuación, compartimos siete valores que te proponemos adoptar para reforzar tu mundo interior y te dejamos un ejercicio que revelará mucho de ti.

1. Sentido del humor

Nos permite enfrentarnos a una situación difícil sin dejarnos secuestrar por las emociones negativas. No te confundas, no significa contar chistes o hacer bromas, la esencia del humor está en la capacidad de reírte de ti, lo cual significa que estás a gusto en tu piel, a pesar de tus imperfecciones; que te aceptas como eres y sabes que puedes equivocarte. Una persona con sentido del humor es flexible y está dispuesta a propiciar que el ambiente se libere de rigidez y tensiones.

Para desarrollar este valor, empieza por cambiar tu actitud ante las cosas que te estresan, sonríe más, no te quejes de tus circunstancias y crea momentos de relajación. Atrévete a divertirte, libera también tu propio rostro de la seria rigidez y tus facciones se volverán hermosas, lozanas y agradables.

virtudes-belleza-interna

2. Generosidad

Es una de las más claras manifestaciones de nobleza de espíritu y grandeza de corazón. Este valor nos sitúa por encima de nuestros intereses personales, para hacer lo que esté a nuestro alcance por favorecer a un tercero. Es generoso quien regala su tiempo en aras de una buena causa, quien perdona las ofensas y reparte alegría en abundancia.

En opinión de Lourdes Epstein, licenciada en filosofía, también hay que saber ser generosa contigo misma –en la forma en que te hablas y procuras tiempo para actividades que te generan bienestar–. No te exijas de más, ni te enfoques en tus defectos. Sé benévola contigo misma. Y también en un sentido holístico, con la naturaleza, con el medio ambiente, con las futuras generaciones. Esto atrae la paz, la tranquilidad y la armonía.

3. Armonía interna

Este valor está íntimamente ligado al equilibrio que logras cuando todas las esferas de tu vida –personal, familiar, laboral, espiritual— coexisten sin que una “devore” a las otras, lo cual te da estabilidad. Y no quiere decir que no tengas problemas, simplemente que decides darles un enfoque diferente y afrontas los conflictos sin permitir que te roben la tranquilidad.

Para lograr esa paz de conciencia y espíritu, actúa sin traicionar tus principios, manéjate siempre con la verdad y ten la disposición permanente de hacer el bien. Quien tiene armonía interior se siente lleno de energía y optimismo, lo cual se refleja en los sentimientos de confianza, cariño y respeto que infunde en los demás.

4. Congruencia

Qué pensarías de una persona que se suma a las marchas por la no violencia en México y al subirse a su auto todos los días se porta como una fiera: grita a otros automovilistas, avienta el auto, no deja pasar al transeúnte… No tener la claridad de alinear mi comportamiento con los preceptos que aseguro son importantes en mi vida, es ser incongruente. Y sólo me daré cuenta en la medida que tenga capacidad de auto-observación y juicio crítico. Lourdes opina que la congruencia da como resultado un sano funcionamiento físico, emocional y mental.

Revisa si tus palabras, pensamientos y acciones son acordes con tus valores y si no es así, haz los cambios necesarios.

virtudes-belleza-interna

5. Espiritualidad

A veces la velocidad en la que vives y das respuesta a todos y a todo, te lleva a dejar tus necesidades personales al final. La espiritualidad genera ese espacio de calma y tiempo de reflexión para definir hacia dónde dirigir tu vida y en qué forma, para analizar los satisfactores que necesita tu espíritu y proveértelos. Puede o no tener tintes religiosos, simplemente es tener la disciplina mental para planear, comprender y decidir cómo vivir a consciencia.

6. Seguridad en ti misma

Éste es uno de lo valores clave para saberte hermosa, valiosa y capaz, sin importar lo que pase a tu alrededor. Es un hecho que tener un físico envidiable o una posición privilegiada no garantizan ser una persona segura, lo que necesitas es trabajar esos fantasmas que te persiguen y que nadie ve más que tú: tus complejos y miedos. Identifica esos obstáculos internos y confróntalos con la realidad, normalmente somos las jueces más duras cuando vemos nuestro desempeño, sé objetiva. Deslígate de opiniones externas o comparaciones para tener una visión clara y positiva de ti misma. Saberte valiosa te volverá inmune a los ataques externos.

7. Sabiduría

Con este valor no nos referimos al nivel de conocimientos o cultura que tienes, sino a ser una persona que sepa vivir cada ámbito de su realidad. Quien sabe vivir realmente goza cada momento: si estás sentada comiendo con tus hijos, no piensas en los pendientes de la oficina; si estás tomando un café con tu mamá, te dedicas a escucharla y hacerla sentir importante en tu vida. De acuerdo con Epstein, un peligro de las mujeres “multitareas” es que no centran su atención en una cosa a la vez y pierden la posibilidad de disfrutarla a plenitud. Es de personas sabias procurar el propio bienestar y vencer el miedo a vivir.

virtudes-belleza-interna

La lista: Un ejercicio revelador

Si quieres sentirte bella desde adentro comienza por desarrollar tu capacidad de observarte y conocerte. En una hoja en blanco enlista 10 cualidades que reconoces en ti. Tómate el tiempo para que te des cuenta cuánto tardas en completarla. Parece mentira, pero es un reto porque normalmente vienen más rápido a la mente nuestros defectos. Puedes pedir retroalimentación y hacer el ejercicio con una amiga o familiar que te conozca bien. Seguramente te hará ver cualidades que no estás valorando en ti. La retroalimentación enriquecerá la experiencia.

A partir de hoy comienza a verte en forma más positiva, ¡es el primer paso para mostrar tu belleza interna!

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Escrito por:Mujer de 10