Conoce nuestros sitios
Amor Moda y Belleza
Estás leyendo:
Reflexión ¿Cómo puedo volver a la “normalidad” después del sismo sin sentirme culpable?
¿Te gustó la nota?
Comparte este contenido
SUSCRÍBETE
Revista Impresa
Queremos complementar lo que más te gusta de tu revista digital.
SUSCRIBIRME A LA REVISTA No, gracias.

REFLEXIóN

¿Cómo puedo volver a la “normalidad” después del sismo sin sentirme culpable?

No estás solo.


Escrito por: Valeria Ávila
val_avila
¿Cómo puedo volver a la “normalidad” después del sismo sin sentirme culpable?

Quitamos piedras, fuimos a centros de acopio, vimos las noticias, compartimos información. Hoy ya no sé qué hacer, hoy extraño reír y extraño quedarme en cama descansando. Extraño poder subir una foto con mi novio diciéndole cuánto lo amo, a él y a mis papás. Extraño hablar de mi próximo viaje, de la boda de mi mejor amiga y del embarazo de mi prima. Me siento culpable, culpable de regresar a mi vida mientras otros sufren esta tragedia. ¿Cómo puedo volver a la “normalidad”?

Muchos de nosotros nos hemos enfrentado al mismo sentimiento: ¿Cómo puedo disfrutar hoy si hay tanta gente sufriendo?, ¿cómo vuelvo a la “normalidad” cuando en estos momentos hay personas que no tienen por qué sonreír? ¡No estás sola! El viernes pasado, fue la despedida de soltero de dos amigos míos, y lo único que pensaba cuando ponía rímel en mis pestañas era “¿Cómo puedo estarme maquillando cuando hay tantas personas ayudando allá afuera? ¡Soy una egoísta!”

Después de reflexionar un poco, me quise enfocar primero en el término “normal”.  “Normal” no significa que “regresaré” a ser la persona “egoísta” que “era”, ni “regresaré” a ser la persona “inhumana y parrandera” que sólo pensaba en pasarla bien. No creas que tu vida antes del sismo llevaba estas etiquetas, y no hay razón para etiquetar lo que vas a vivir de ahora en adelante.

Sé que mostrar tu lado “normal” puede ser ofensivo para muchos, pero no hay que olvidar que todos, absolutamente todos estuvimos en ese terremoto el 19 de septiembre, y todo lo que perdimos después de ese día lo perdimos todos. Hubo quienes perdieron familiares, hubo quienes perdieron amigos, hubo quienes perdieron su casa, hubo otros que perdieron a su mascota; hubo quienes perdieron su trabajo, y hubo quienes perdieron tranquilidad. Todos perdimos algo, y es momento de intentar recuperarlo juntos.

Este video te puede interesar

No sientas lástima por esas personas que están sufriendo, llénate de admiración y fuerza. No te sientas culpable de querer descasar, sonreír, viajar, no tengas miedo de eliminar esos miedos, es tiempo de intentar recuperar lo que perdiste para poder seguir ayudando a los que les cuesta más trabajo hacerlo. Hoy ve a recuperar tus ganas, ve a recuperar tu sonrisa, ve y hazlo por esa persona que está levantando piedras. Hazlo por ella y dentro de poco ve a tomar su lugar.

Recuerda que hoy no termina la ayuda, hoy no termina lo que puedes hacer por México. Te invito a que cuando veas personas sin techo, las apoyes como hasta ahora lo has hecho, a que cuando veas a alguien llorando le des una mano de ayuda, a que cuando veas que dentro de poco cierren varios albergues, ayudes a encontrar más techos difundiendo la información correcta, a que le sonrías a esa persona que está a tu lado en el metro que probablemente daría su vida por ti sin conocerte.

Haz que esas personas que perdieron la vida se sientan orgullosas de que tú la estés viviendo sin miedos y con la frente en alto.

No lo olvides: TAMBIÉN AYUDAR ES NO OLVIDAR. 

Lee:

¿Qué sigue después del sismo?- Cómo puedes ayudar HOY

¿QUÉ TEMA TE INTERESA?