Nuestros sitios
Compartir

Pros y contras de consumir soya

Por: Mujer de 10 24 Abr 2015

La soya es una alternativa accesible y rica para sustituir la proteína animal, sin embargo, incluirla en exceso en tu alimentación o en la presentación errónea podría […]


Pros y contras de consumir soya

La soya es una alternativa accesible y rica para sustituir la proteína animal, sin embargo, incluirla en exceso en tu alimentación o en la presentación errónea podría ser contraproducente. Te comparto los pros y contras de consumir soya y cómo comerla adecuadamente.

PROS

-La soya aporta una cantidad importante de proteínas de origen vegetal. Un poquito de soya contiene tanta proteína que en comparación con la carne, habría que consumir por lo menos un kilo de esta para igual las cantidades. 100 gramos de soya contienen 173 calorías con 9 gramos de grasa, 10 gramos de carbohidratos, 6 gramos de fibra y 17 gramos de proteína. Es un alimento muy recomendable para quienes siguen un régimen vegetariano, si se consume debidamente.

-No contiene colesterol y es baja en grasa.

Este video te puede interesar

-Es rica en vitaminas y minerales, sobre todo hierro, potasio, calcio y vitaminas del grupo B. También cuenta con estrógenos vegetales, muy recomendables para mujeres en la menopausia. Es una fuente alta en ácidos grasos omega-3, buenos para tu cuerpo.

-Es muy versátil, pues la encuentras en múltiples presentaciones y variedades.

CONTRAS

-Por el alto contenido de estrógenos (isoflavonoides), la soya no se recomienda como alimento para los bebés ni las mujeres en lactancia. De hecho, algunos estudios indican que las hormonas de la soya, en exceso, podrían predisponer la aparición de cáncer mamario. También se recomienda que la eviten las parejas que están intentando tener un bebé, porque desprende sustancias que reducen la calidad del esperma. Si tienes una historia familiar de cánceres desarrollados por temas hormonales, consulta a un médico antes de consumir soya tres o más veces por semana.

-La mayoría de la soya que se comercializa actualmente en el mundo entero proviene de plantíos genéticamente modificados o transgénicos. Y como quizá sepas, aún no están comprobados ni estudiados con rigor los efectos que estos podrían tener en el organismo. Así que, de consumir soya, asegúrate que sea orgánica.

pros-y-contras-de-consumir-soya

La forma en que se presenta la soya en los alimentos es vital para decidir si consumirla o no:

-El aceite de soya incluido en botanas, golosinas y comida procesada generalmente es hidrogenado (muy nocivo para el organismo), por lo que se debe evitar.

-La harina de soya, también presente en una gran cantidad de alimentos procesados, es de baja calidad o transgénica, además de que podrías consumirla en exceso sin darte cuenta, al estar presente en mucha comida de forma velada.

-Las hamburguesas, el chorizo y la “carne” de soya contienen muchos aditivos químicos tóxicos que no se recomiendan ingerir regularmente. Evítalos.

-La salsa de soya contiene mucho sodio y glutamato monosódico, que en exceso son perjudiciales.

-La leche de soya es muy versátil y te permite preparar ricos licuados. Al igual que el tofo, es muy nutritiva también. Solo cuida que sean orgánicos, como ya mencionamos, y lo más naturales posible. Y tampoco exageres en su ingesta.

-Lo mejor es consumir soya fermentada, en forma de pasta de miso o tempeh, pues sus atributos se ven incrementados en esta presentación y favorece tu flora intestinal; además de la soya entera (en frijol, asada o cocida en su vaina) y en germinado (recuerda desinfectarl muy bien, porque los germinados son de los cultivos con más pesticidas y gérmenes).

En conclusión:

Incluir soya en tu alimentación un par de veces a la semana, en las presentaciones que te recomendamos, te hará bien. En exceso, y de forma procesada, no te hace bien.

¿Tú qué más escuchado de la soya? ¿La consumes regularmente? Cuéntanos.

 

Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descargable Mujer de 10
Descarga AQUÍ el especial 10 recetas con jamón, salchicha y pechuga ¡Descárgalo GRATIS!
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?