Nuestros sitios
Compartir

8 cosas que hacen que comas cuando en realidad no tienes hambre

Por: Mujer de 10 04 May 2020

El hambre nos indica que debemos comer, pero no siempre viene de la falta de alimento, hay hábitos que confunden al cerebro y nos hacen comer de más.


8 cosas que hacen que comas cuando en realidad no tienes hambre

No poder parar de comer cuando ya no tienes hambre es algo que puede llegar a pasarte muy seguido. Puede ser que te des cuenta o no pero lo que sí es que estás comiendo como nunca. Checa si no es por alguna de estas razones:

1. Masticar chicle

Un estudio publicado en Eating Behaviors encontró que masticar goma de mascar puede hacer que comas mucho más. Lo que sucede es que estás engañando a tu estómago pues cuando empiezas a salivar, él espera comida. Esto hace que se produzcan ácidos gástricos y empieces a sentir más hambre.

masticar chicle provoca hambre

Foto: Sneakhype

Este video te puede interesar

2. No dormir bien

Cuando no duermes bien, tu cuerpo se sentirá cansado y te pedirá más carbohidratos de lo normal. De hecho, se activará una hormona llamada grelina que es la encargada del apetito y el metabolismo.

Consejos para dormir bien por la noche

3. Consumir alta fructosa

Seguramente cuando comes dulces con fructosa sientes que no puedes parar y dejar de comer. ¿O no? Pues no eres tú, lo que pasa es que la fructosa interfiere directamente con una hormona llamada leptina, inhibiendo la capacidad de sentirte llena.

consumo de dulces hambre

Foto: Poshmark

4. Dejar las cosas a la vista

Definitivamente si estás trabajando a lado de un paquete de galletas, te aseguro que no dejarás de pensar en ellas. Y todo por que te crearás ansiedad y sólo te calmarás al comerte una. Así que mejor, aléjalas de tu vista.

5. Tomar alcohol

Puede ser que te haya pasado que estás tomando una copita y te abrió el apetito. Pues esto te puede pasar aunque no tengas hambre o lo hayas hecho recientemente, así que a tener cuidado.

alcohol y hambre

Foto: Imgrum

6. Pasártela estresado

El exceso de estrés también puede ser confundido con hambre. El cortisol liberado cuando estamos estrenados hará que tu cuerpo pida grasas y sobre todo mucha azúcar.

7. No llevar una dieta balanceada

La falta de nutrientes puede hacer que tengas necesidad de seguir comiendo a pesar de estar muy llena. Es como si te comiste toda la bolsa de papas que no le aportará nada a tu cuerpo. Lo más seguro es que pronto te dé hambre.

8. Sed

Muchas veces creemos sentir hambre cuando en realidad lo que necesitamos es ¡agua! recuerda cuándo fue la última vez que tomaste agua o toma un poco para ver si es sed.

Cuánta agua debes tomar según tu edad

Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descargable Mujer de 10
Descarga AQUÍ nuestro especial INTERCERAMIC: ¡Libera tu imaginación y remodela tu casa! ¡Descárgalo GRATIS!
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?