¿Qué estás buscando?


¿Qué estás buscando?


Comparte esta nota
Agregado a favoritos
Regístrate con tu correo electrónico






Inicia Sesión


Inicia Sesión con
Tu horóscopo diario

Tu horóscopo diario

¡GUARDA TU CONTENIDO FAVORITO! CREA TU PERFIL REGÍSTRATE / INICIA SESIÓN

7 señales de que es momento de cambiar tu almohada

COMPARTIR CONTENIDO Necesitas INICIA SESIÓN para poder agregar favoritos a tu perfil

Muchas veces puedes buscarle explicación al hecho de no poder dormir o despertar demasiado cansada sin pensar que la culpable puede ser tu almohada. De hecho, lo más recomendable es cambiar tu almohada cada dos años pero hay señales que te dirán exactamente cuándo es mejor. Chécalas. Te duele constantemente el cuello  Una almohada que ya esté […]


Muchas veces puedes buscarle explicación al hecho de no poder dormir o despertar demasiado cansada sin pensar que la culpable puede ser tu almohada. De hecho, lo más recomendable es cambiar tu almohada cada dos años pero hay señales que te dirán exactamente cuándo es mejor. Chécalas.

  1. Te duele constantemente el cuello 

Una almohada que ya esté vieja, dejará de darte el soporte correcto y serás más propensa a levantarte con dolor de cuello. Si últimamente te ha dolido bastante, considera cambiar tu almohada cuanto antes.

2. Se marca dónde dormiste la noche anterior

¿Tu cabeza queda marcada en tu almohada? Una almohada que todavía funciona debería de regresar a su estado original .

3. No pasa la “prueba del zapato”. 

Puedes hacer la prueba del zapato para saber qué tan bien o mal está tu almohada. Lo único que necesitas hacer es doblarla a la mitad y poner encima un zapato. Si el zapato se cae es que está en perfectas condiciones. De lo contrario, ve buscando reemplazo.

4. Te dan dolores de cabeza tensionales más frecuentemente.

Los dolores de cabeza tensionales se deferencían del común porque sientes una opresión en la parte superior de la cabeza. Pueden ser generados por mucho estrés o una mala almohada.

5. Siempre te despiertas estornudando

Puede ser que no te hayas dado cuenta pero si te la pasas estornudando en tu cuarto o sobre todo después de levantarte, ppueden ser señales de alerta de que algo no va muy bien con tu almohada. Puede ya estar llena de gérmenes o polvo. Lo que puede perjudicar tu salud.

6. Tiene bultos 

Esta es una de las señales más evidentes de que los materiales de tu almohada empiezan a dejar de servir. Además de que esto hace que esté mucho más incómoda, dejará de darle el soporte adecuado a tu cabeza.

7. No encuentras una postura cómoda para dormir

Si pasas horas y horas dando vueltas en la cama, puede ser que no sólo tengas insomnio sino que la culpable puede ser tu almohada. Algunas muy altas son ideales si duermes de lado, pero si estás boca arriba pueden terminar lastimándote. Y lo mismo pasa cuando están demasiado abajo.

Si notas cualquiera de estas señales, lo mejor es cambiar tu almohada cuanto antes para seguir durmiendo genial.

También te puede interesar:

http://www.mujerde10.com/2016/12/estar-bien/salud/10-razones-inimaginables-siempre-dormir-del-lado-izquierdo/

¿Qué te pareció el artículo?