Nuestros sitios
Compartir

Várices del terror: súper tips para eliminarlas y evitarlas

Por: Valeria Ávila 22 May 2015

Si tienes várices del terror que asustan, duelen, no te dejan usar falda y te avergüenzan, checa estos súper tips para controlar este padecimiento, eliminarlas de tu […]


Várices del terror: súper tips para eliminarlas y evitarlas

Si tienes várices del terror que asustan, duelen, no te dejan usar falda y te avergüenzan, checa estos súper tips para controlar este padecimiento, eliminarlas de tu vida y evitar su progreso, ayudándote a tener unas piernas de 10. 

Las várices son uno de esos padecimientos que tarde o temprano muchas mujeres llegamos a sufrir. Ya sea que se noten a simple vista o que aún estén en una fase leve, es importante tenerlas en cuenta y cuidarlas para que la gravedad del asunto no progrese, ya que lejos de ser algo meramente estético, las várices del terror pueden llegar a afectar nuestra circulación así como la salud de nuestras piernas.

Foto: Google

Foto: Google

Para eliminar las várices

Este video te puede interesar

 

1. Con pomada de ajo

El ajo es un producto natural que se ha usado para combatir las várices casi desde la época de nuestras abuelas. Sus propiedades ayudan a desinflamarlas y a mejorar la circulación. Puedes ingerirlo en tu dieta o hacerte una pomada de ajo. Para hacerla deberás tomar dientes de ajo machacados con alcohol. Se debe aplicar cuatro veces por semana en las zonas con mayor afectación circulatoria.

2. Con masajes con vinagre de manzana

Otra forma de reducir las várices es a través del vinagre de manzana. Puedes aplicarlo humedeciendo un paño con vinagre de manzana, colocándolo sobre tus piernas y dando un leve masaje de abajo hacia arriba, para que ayude al retorno de la circulación. Eso si, no hagas mucha presión sobre las zonas afectadas, ya que te puedes lastimar o incluso se pueden llegar a reventar.

3. Remojando los pies

Este método lo puedes aplicar todos los días al llegar a casa. Toma un balde o una tina con agua y mezcla sal marina, vinagre de manzana. Sumerge las piernas alrededor de 20 minutos masajeando suavemente. Esto te ayudará a sentir tus piernas más descansadas, relajadas e incluso desinflamadas.

Foto: Google

Foto: Google

4. Con aceite de oliva

Calienta un poco de aceite de oliva en el microondas, de manera que quede caliente pero no hirviendo. Aplícalo sobre tus piernas y masajea levemente haciendo movimientos circulares y de abajo hacia arriba. Esta técnica no sólo te ayudará a desinflamar tus piernas y eliminar las várices, también se encargará de hidratar tu piel.

5. Terapia láser

Existen ciertas clínicas de belleza que ofrecen terapia láser para la reducción de várices. Con este método se trabaja destruyendo el vaso dañado que hace que se provoque la várice. Es bastante bueno, sin embargo usualmente se requiere más de una sesión, dependiendo de lo extenso que sea el problema y las reacciones del organismo

 

Foto: Google

Foto: Google

Para evitar las várices del terror

1. Muévete

Las várices no sólo aparecen por estar mucho tiempo parada. También pueden aparecer si estás mucho tiempo sentada o sin moverte. Trata de compensar el tiempo que pasas en reposo con actividades al aire libre, ejercicios o masajes que ayuden a que tus piernas se mantengan libres de várices.

2. Cuida tu peso

Si tienes sobrepeso tienes más probabilidades de tener várices ya que tus piernas soportan más presión. El sobrepero es un estimulante para la aparición de várices, pues tu corazón debe bombear más sangre y el retorno venoso se complica si tienes unos kilitos extra.

3. Descansa tus piernas

Descansar tus piernas tras un día pesado de trabajo es perfecto para evitar que te salgan várices o arañitas. Descana tus piernas al menos tres veces por semana, remojando tus pies en agua caliente o subiendo tus piernas a un lugar más elevado que la altura de tu cadera. No sólo las sentirás más aliviadas, sino que mejorarás la salud de tus piernas.

Foto: Google

Foto: Google

4. Cuida tu calzado

Si eres propensa a tener várices porque tu mamá o tu abuelita tienen, evita el calzado plano, los tacones muy altos, o los zapatos muy ajustados, pues dificultan la circulación de tus piernas y le restan eficacia a la musculatura de tus piernas. Opta por zapatos amplios, cómodos, de preferencia con tacones de 3 y 5 cm.

5. No uses ropa demasiado ceñida

La ropa muy ajustada puede hacer más difícil el retorno venoso, haciendo que la circulación se complique. Si utilizas skinny jeans muy apretados, zapatos que te lastimen o te queden muy cerrados, lo mejor es que los dejes de lado si no quieres complicar la circulación de tus piernas.

Checa también:

¿Tu qué haces para evitar las várices?

Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descargable Mujer de 10
Descarga AQUÍ nuestro ESPECIAL: MUJERES TRANSFORMANDO NEGOCIOS. y entérate. ¡Descárgalo GRATIS!
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?