Nuestros sitios
Compartir

Malos hábitos antes y después de la ducha

Por: Mujer de 10 28 Abr 2017

Podría pasar horas escribiendo sobre todo lo que daña a nuestra piel sin darnos cuenta; a veces darnos un gustito no es tan benéfico. Así que, checa todos nuestros tips y aplícalos a tu modo de vida.


Malos hábitos antes y después de la ducha

¿Te has preguntado si la ducha que tomas todos los días es la correcta?

En mi caso, me encanta meterme a la regadera con el agua súper caliente, no importa la hora que sea, y qué mejor en la noche porque gracias al vapor la ducha resulta muy relajante. Pero, hace poco descubrí que los hábitos que siempre he tenido no han sido los más apropiados.

 

Malos hábitos antes y después de la ducha 0

Este video te puede interesar

 

No tardes tanto en bañarte

Desde pequeñas nos ha parecido divertido permanecer tanto tiempo en la regadera hasta ver cómo nuestros dedos se van haciendo pasita. Sin embargo, el exceso de agua y jabón sobre la piel sólo causa resequedad; los dermatólogos aconsejan que una buena ducha para cuidar tu piel debe durar entre 5 y 10 minutos.

 

Malos hábitos antes y después de la ducha 1

 

¿Bañarse sólo con agua caliente es malo?

No huyas del último chorro de agua fría en la ducha; antes de salir de la regadera primero cierra la llave de agua caliente y aguanta máximo 30 segundos con el agua fría. No es dañino, al contrario, ese chorro de agua fría humectará tu piel. Si no crees tolerarlo mejor sólo báñate con agua tibia.

 

Malos hábitos antes y después de la ducha 2

 

Evita lavar todos los días tu cabello

Aunque no lo creas, lavar todos los días tu cabello puede ser la razón por la cual está seco y sin brillo. En esta parte tiene mucho que ver la cantidad de champú y acondicionador que utilices; aquí también aplica el dicho “Todo en exceso es malo”. Expertos recomiendan lavar tu cabello cada tercer día, siempre y cuando no sea exageradamente graso.

El acondicionador y la crema para peinar no van en todo el cabello.

Es normal, las mujeres somos súper vanidosas y muchas veces creemos la teoría que entre mejor huela nuestro cabello más limpio está y ése es un completo error. Y como ya mencioné, todo en exceso es malo; lo adecuado es colocar un poquito de acondicionador sólo en el cuero cabelludo dando un pequeño masaje para mantenerlo húmedo, reposar, y enjuagar un minuto después. La crema para peinar sólo es aplicable en medios y cortos, de la misma manera, sólo cantidad mínima.

 

Malos hábitos antes y después de la ducha 3

 

No uses demasiado jabón aunque sea neutro.

Los jabones de colores y con bastante aroma lo único que provocan es irritación en tu piel. Mejor báñate con jabón neutro y aunque sea éste, no lo uses demasiado, mucho menos esperes que haga espuma.

Malos hábitos antes y después de la ducha 4

 

 ¡No olvides lavar tus uñas!

Algo que jamás debe faltar en tu ducha es un cepillito para limpiar tus uñas; las de manos y pies. Lograrás eliminar las bacterias que habitan en ellas, con mucho más razón si las uñas de tus manos están larguitas. Puedes hacerlo con el mismo jabón neutro.

Lava perfectamente tus pies.

Nunca olvides tallar tus tobillos, talones y el espacio entre tus dedos. Aunque no logres verlo, suele haber impurezas y las mismas pueden provocar hongo.

 

Di no a las duchas vaginales.

Para lavar tu zona íntima debes utilizar un jabón especial; lavar con mucho cuidado y sin abusar. En ocasiones exageramos su limpieza porque buscamos tener buen olor, sin darnos cuenta que sólo irritamos nuestra vagina y podemos provocar una infección.

Malos hábitos antes y después de la ducha 5

¡No te depiles bajo el chorro de agua!

Depilar tu vagina con agua tibia es lo mejor porque abres los poros y al mismo tiempo permites que cierren enseguida para evitar sarpullido. Para que valga la pena, hazlo con cremas o espumas exclusivas para la zona.  No te depiles si planeas tener sexo a las pocas horas; espera mínimo 24 horas.

 

Compartir el jabón y la esponja de baño es lo peor.

¡Cada quien sus cosas! Por higiene, si compartes el baño con alguien no dejes que sirva del mismo jabón y la misma esponja; el acto genera muchos bichos y bacterias que pueden enfermarte. Del mismo modo, procura limpiar tu jabón y esponja y por ningún motivo colgar la última en las llaves de la regadera.

Malos hábitos antes y después de la ducha 6

 

 ¡Hidrata a tiempo!

A muchas nos ha pasado que después de un buen baño lo primero que deseas es recostarte o divagar un rato en la televisión, internet o en tu móvil, pero sólo ocasionamos mayor resequedad en la piel porque no hidratamos a tiempo. Inmediatamente después de la ducha, seca muy bien cada zona de tu cuerpo, pero nunca con fuerza; hidrata con crema o aceites.

Y obviamente no te bañes más de dos veces al día. Mantenerse bella y con vida, requiere ciertos sacrificios.

10 productos que toda mujer debe tener en su regadera

Malos hábitos antes y después de la ducha 7

Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descargable Mujer de 10
Descarga AQUÍ nuestro especial Recetario pastas ocaciones especiales ¡Descárgalo GRATIS!
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?