Nuestros sitios
Compartir

Felicidad: 5 elementos clave para fomentarla

Por: Valeria Ávila 24 Mar 2015

Cultivar las emociones positivas y las relaciones, además de fluir con lo que haces para conquistar tu propósito de vida y tus metas te ayudará a alcanzarla… […]


Felicidad: 5 elementos clave para fomentarla

Cultivar las emociones positivas y las relaciones, además de fluir con lo que haces para conquistar tu propósito de vida y tus metas te ayudará a alcanzarla… ¡entérate!

La felicidad es relativa a cada ser humano, es decir, lo que a ti te hace feliz puede ser distinto al concepto de felicidad para otra persona, sin embargo, entre las diversas caras de ésta se encuentra el lado entendido como el bien estar, un estado que todos aspiramos alcanzar.

El término “bienestar” manifiesta el anhelo de conseguir una buena vida. ¿Cómo es esa buena vida? Placentera, comprometida, relacional, con sentido y con metas alcanzables.

Martin Seligman, precursor de la psicología positiva, en su Teoría del bienestar, afirma que la sensación de bienestar es posible obtenerla al combinar: Emociones positivas, entrega a lo que uno hace, relaciones, sentido de vida y autorrealización.

Este video te puede interesar

Por ello, a continuación, te invitamos a reflexionar y a tomar acciones concretas para fortalecer cada una de estas cinco áreas:

 

  • Emociones Positivas

Ser positivo requiere esfuerzo consciente de tu parte pues el cerebro tiende de manera natural a la negatividad como un mecanismo de supervivencia. Lo importante es aprender a generar las emociones positivas para incrementar nuestro nivel de bienestar emocional.

Los pensamientos negativos también afectan la forma en que interpretas los estímulos que recibes, esto genera emociones nocivas como el miedo, la ira o frustración y, te puede llevar a reaccionar en consecuencia.

En este punto puedes dejarte llevar por la inercia o provocar acciones conscientes que te lleven a estados de ánimo positivos que permitan que cambie tu percepción de las cosas y contrarrestes los pensamientos adversos.

Bárbara Fredickson, reconocida investigadora de la Universidad de Carolina del Norte, sostiene que las siguientes diez emociones crean cambios cognitivos muy potentes en el cerebro:

  • Alegría
  • Gratitud
  • Serenidad
  • Interés
  • Esperanza
  • Orgullo
  • Diversión
  • Inspiración
  • Asombro
  • Amor

Fredrickson afirma también que para llegar a florecer emocionalmente, necesitas conseguir un radio de positividad de 3×1, es decir experimentar tres veces más emociones positivas que negativas a lo largo del día.

Para provocar este tipo de emociones puedes: meditar, caminar, ayudar a otros, jugar con tu cachorro, leer una biografía inspiradora, escuchar música alegre o disfrutar tu bebida favorita.

 

  • Entrega

La entrega se da cuando tus mayores fortalezas empatan con los retos que se presentan o con las actividades que más disfrutas, al hacerlo entras a un llamado estado de flujo (flow), que experimentas cuando tu atención, sentimientos y pensamientos se involucran por completo en lo que haces.

Seligman identificó 24 fortalezas personales y las agrupó en seis virtudes:

 

  1. Sabiduría y conocimiento: Fortalezas cognitivas que implican la adquisición y el uso del conocimiento.

  • Creatividad.
  • Curiosidad.
  • Apertura de mente, pensamiento crítico.
  • Deseo de aprender.
  • Perspectiva, sabiduría.

2. Coraje: Fortalezas emocionales que implican la consecución de metas ante situaciones de dificultad, externa o interna.

  • Valentía.
  • Persistencia.
  • Integridad.
  • Vitalidad, pasión.

 3. Humanidad: Fortalezas interpersonales que implican cuidar y ofrecer amistad y cariño a los demás.

  • Amor, capacidad de amar y ser amado.
  • Amabilidad.
  • Inteligencia social.

 4. Justicia: Fortalezas cívicas que conllevan una vida en comunidad saludable.

  • Ciudadanía, responsabilidad social.
  • Justicia.
  • Liderazgo.

5.  Moderación: Fortalezas que nos protegen contra los excesos.

  • Perdón y compasión.
  • Humildad/Modestia.
  • Prudencia.
  • Autorregulación.

  6. Trascendencia: Fortalezas que forjan conexiones con la inmensidad del universo y proveen de significado la vida.

  • Aprecio de la belleza y la excelencia.
  • Gratitud.
  • Esperanza.
  • Sentido del humor.
  • Espiritualidad

 

  • Relaciones

Las personas con fuerte apoyo social son más felices, viven más tiempo, e incluso se resfrían menos.

La prioridad debe ser la de fortalecer tus lazos y, a pesar del ritmo acelerado de vida que lleves dedica tiempo para mejorar y fortalecer tus diferentes relaciones.

 

  • Sentido de vida

El sentido de vida tiene que ver con la trascendencia, que lo que eliges hacer cotidianamente además de aportarte a ti, beneficie a otros.

Tener un significado y propósito facilitará que establezcas prioridades y valores que servirán como base para la vida que deseas vivir.

  •  Autorealización

Debido a que como seres humanos tenemos una necesidad de sentirnos competentes, autónomos y en crecimiento constante, cuando te plantees metas y las alcances te llega esa sensación de logro que es clave para tu felicidad.

Tus metas deben ser importantes para ti, no impuestas, también deben representar un crecimiento, conexiones o retribución emocional, más que sólo ganar más dinero o popularidad.

Cuando la fijes, asegúrate que sea un reto realizable, que tenga cierta complejidad, que exija tu esfuerzo y logre que desarrolles tus fortalezas.

Sé lo más específica que puedas cuando la vayas a plantear, incluye el tiempo para realizarla y que tus avances sean medibles.

Recuerda que el proceso de perseguir la meta es lo que en realidad logra la satisfacción más grande, por ello aunque represente un esfuerzo por su dificultad, debes disfrutarlo.

Con información de: Revista Fernanda 

 

Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descargable Mujer de 10
Descarga AQUÍ nuestro especial INTERCERAMIC: ¡Libera tu imaginación y remodela tu casa! ¡Descárgalo GRATIS!
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?