Compartir
Suscríbete al NEWSLETTER

Carta a mis familiares que están en el cielo para fin de año

Por: Lily Carmona 29 de Diciembre
Carta a mis familiares que están en el cielo para fin de año
Comparte éste artículo

Con amor hasta el cielo para todos los que ya no están

El año llegó a su fin y en este último día queremos hacer un pequeño homenaje a todas aquellas maravillosas personas que partieron a otro plano y ya no están con nosotros. El fin de esta carta de fin de año es recordar lo felices que nos hicieron en vida, lo especiales que fueron en ella, los días de risas y honrar su memoria. Con todo el corazón, amor y respeto del mundo esperamos que este mensaje les llegue hasta el cielo.

Carta de amor para mi abuelita que está en el cielo

Carta a mis familiares que están en el cielo para fin de año

Han pasado los días y yo sigo sintiéndome igual: enojada, porque ya no estás aquí; triste, porque sé que te has ido; nostálgica, porque recuerdo entre el llanto los días que juntos; y el cansancio por llorar todo el día me agota… Sin embargo, sí he notado algo, que conforme pasó el tiempo te ibas manifestando y aprendí que no te habías marchado…

carta fin de año para familiares que ya partieron

lifeder.com

Querida mamá: ¿recuérdas las flores que plantamos en el patio? Aquellas que creímos que habíamos perdido porque olvidamos regarlas un día, esas que eran tus favoritas, una mañana de agosto comenzaron a florecer. Esa fue la primera señal de que aún no te ibas. Cuando vi su hermoso color te imaginé sonriedo, supe que esa era tu forma de decirme hola.

Papi: ¡aprendí a manejar! y te apuesto a que no puedes creerlo (porque yo tampoco). Quién iba a pensar que tus múltiples regaños (y consejos cuando no la regaba frente al volante) iban a tener efecto. Darme cuenta de que por fin lo había logrado me llenó de mucha felicidad, pero al voltear al asiento del copiloto y ver que no estabas ahí para ver ese triunfo conmigo me llenó de inmensa tristeza. Lloré mucho ese día de lluvia de mediados de Septiembre. Cuando de repente salió el sol supe que esa era tu forma de decir que estabas a mi lado.

Ay abuelita: no sabes cuánto te extrañé el día que me gradué. Me hiciste tanta falta en la ceremonia al igual que tu ramo de flores, ese que me regalabas cada que terminaba un ciclo escolar. Ese día entré a tu recámara y me envolví en tu chal favorito que me recibió cálidamente con tu aroma, por unos segundos me sentí entre tus brazos y supe que ese aroma eras tu felicitándome y dándome un abrazo.

Querido Abuelo: esta cena ha sido diferente pues ya no había quien nos contara relatos fantásticos de aquel joven valiente que se enfrentaban al demonio en el cerro. Ya no hubo quien hablara de su juventud y lo bueno que fueron los viejos tiempos, pero el estéreo nos sorprendió tocando tu canción favorita y entendimos que era tu forma de decir también los extraño.

Poppy: tu pelota sigue esperando pacientemente a que jueges de nuevo con ella, duele mucho ver tu ausencia pero curiosamente cuando más tristes no sentimos aparecen aún tus pelitos en la ropa. Tengo la certeza de que tu amor es tan inmenso que a tavés de ellos me dices te amo.

La tristeza no se ha ido pero aprendí que no te has marchado por completo, que te encuentras en la naturaleza, en los pequeños detalles, en la música, en las anécdotas y en los sitios que tus pies un día pisaron. Jamás lograré decirte adios del todo, pero sé que no es necesario porque algún día volveremos a encontrarnos. Hasta que eso suceda quiero que sepas que te recuerdo siempre.

Con mucho amor, hasta el cielo.

carta fin de año a familiares que ya no están

Pinterest perfil Bbooksreview

Rituales de fin de año que necesitas según tu signo

Te recomendamos
Foto perfil de Lily Carmona
Lily Carmona
Comparte éste artículo
Este video te puede interesar

¿Qué tema te interesa?

Suscríbete al Newsletter
¡SUSCRÍBETE!
Descargable Mujer de 10
Descarga GRATIS nuestro especial del mes Sylwia Graff: La inspiración multifacética