Nuestros sitios
Compartir

Carta de amor para mi abuelita que está en el cielo

Por: Lily Carmona 26 Ago 2022

Para ti abuelita con todo el amor del mundo, hasta que nos volvamos a encontrar.


Carta de amor para mi abuelita que está en el cielo

Con motivo de conmemorar el día de los abuelos quisimos rendir un homenaje a todas aquellas abuelitas que ya no están con nosotros. Queremos agradecerles todo lo que nos dieron en vida y por hacer de nuestra infancia y adultez la mejor de todas. Con mucho amor y cariño esta carta es para ti abuelita.

15 dichos muy mexicanos de nuestras abuelitas

Carta de amor para mi abuelita que está en el cielo

Querida abuelita: Sentada en un prado verde y resplandeciente es como te encuentro. Tu piel luce viva y te ves rebosante de alegría. Me acerco a tu encuentro y te contemplo tratando de absorber cada detalle de tu rostro para no olvidarlo nunca. Debí traer una cámara.

Este video te puede interesar

Me sonríes con esa dulzura que te caracteriza y tomas mi mejilla. Con tu pulgar gentilmente barres una curiosa gota que se ha asomado por mi ojo. No llores, me pides, pero no puedo dejar de hacerlo. Mi llanto es la forma en que mi garganta quiere gritar cuanto te extraño. Me abrazas e inmediatamente viajamos a tu cocina. 

¡Ah!, el rico aroma del café recién hecho. Los domingos de comida en familia, tu salsa, ¡uy!, tus famosas salsas re picosas pero sabrosas. Los relatos de tu infancia que millones de veces nos repetiste, y que mil veces fueron escuchados con amor. Cuánto lo extraño.

Abro mis ojos y aún te veo, me sigues sonriendo pero está vez veo angustia en tu rostro. Te aseguro que estoy bien, me dices. No debes estar triste mi cielo, todo lo contrario. Debes comprender que aunque no esté de forma física a tu lado mi alma estará siempre contigo. 

Cuando me extrañes búscame en los detalles hermosos del universo: cuando veas el cielo al amanecer te estaré saludando. Cuando el viento roce tu piel seré yo con un abrazo. Al ver las flores del jardín retoñar será mi forma de decir te amo. Si las mariposas de alas blancas pasen revoloteando seré yo que te estoy cuidando

En ese momento me aferro con más fuerza a tu cuerpo porque sé (y tú también) que nuestra reunión está por llegar a su fin. Es hora de volver mijita, me dices, todavía no es hora de un reencuentro. Ve y vive.

Aprieto mis ojos con fuerza y está vez al abrirlos me encuentro en mi habitación nocturna iluminada por la luna, ya no te veo y eso me provoca desconsuelo.

Corro a mi escritorio y comienzo a escribir esto, para ti, en tu nombre y memoria para celebrar lo que fuiste y honrar el legado que dejaste. Gracias abuelita por tu vida, por ser canal de mi existencia, por haberme elegido de todas la vidas, de todas las eras, de todas las nietas a mí, esta mujer que te amará hasta que las estrellas dejen de brillar.

Es cuando bajo la pluma que me percato de lo bello que es el cielo antes del amanecer, cuando abro la ventana y el viento acaricia mi piel, y una mariposa blanca pasa volando entiendo que no te has ido, que sigues presente (en otras formas) en los detalles más preciosos del universo.

Con amor, hasta el cielo.

Carta de amor para mi abuelita que está en el cielo

care.com

Ideas para inmortalizar los momentos con tu abuelita:

Chocolate Abuelita te obsequia kits con tazas hechas por Mariana Pulido

Foto perfil de Lily Carmona

Lily Carmona

Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descargable Mujer de 10
Descarga AQUÍ el especial ¿Cómo cuidar tu piel en otoño con 5 productos? ¡Descárgalo GRATIS!
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?