Amor Moda y Belleza
Estás leyendo:
En forma Errores comunes después de hacer ejercicio.
¿Te gustó la nota?
Comparte este contenido
SUSCRÍBETE
Revista Impresa
Queremos complementar lo que más te gusta de tu revista digital.
SUSCRIBIRME A LA REVISTA No, gracias.

FITNESS

Errores comunes después de hacer ejercicio.

Si quieres que el sudor y el cansancio valgan la pena, debes tomar en cuenta los siguientes aspectos que probablemente realizas después de hacer ejercicio. Sin duda, estos sólo estropean tu entrenamiento.


Errores comunes después de hacer ejercicio.

Tomar la decisión de ir al gimnasio y/o ejercitarse en casa, por iniciativa, es muy difícil. La mayoría de las personas elegimos hacer ejercicio por sanidad y vanidad. Tristemente muchas creemos que la rutina de entrenamiento finaliza con sólo salir del gimnasio…

¡Qué erradas estamos! Llegamos a estar tan concentradas al ejercitarnos que únicamente nos percatamos de los errores que pueden existir durante la rutina e ignoramos los que más consecuencias traen; errores comunes después de hacer ejercicio. Si tú aplicas alguno de estos, es momento de corregirlo, verás que los resultados serán gratificantes y lograrás sentirte increíble.

Cámbiate de ropa

No importa si haces ejercicio en tu casa o que el gimnasio esté súper cerca, es indispensable que te cambies de ropa. Si permaneces con tus prendas empapadas de sudor puedes contraer alguna infección o irritar tu piel. La ropa sudada provoca que las bacterias se adhieran a tu cuerpo. Aunque no te bañes de inmediato, regálate 5 minutos y cambia todo, incluyendo tus tenis.

Limpia tus cosas

Todo aquello que uses para ejercitarte, a parte de tu ropa, es forzoso que lo laves después de cada entrenamiento; guantes, colchoneta, bandas, etcétera. Si no lo haces, sólo estarás dejando que se acumulen bichitos. ¡Sería muy desagradable!

No dejes para mañana todo lo que puedes estirar hoy

Hacer pequeños módulos de estiramiento ayudará a tus músculos a relajarse y a evitar algunas lesiones después del arduo entrenamiento.

No olvides ducharte

Además de hacerlo por higiene , tiene otros beneficios como la tonificación de tu piel. También ayudas a liberar las bacterias que se pueden impregnar en tu cuerpo por todo el sudor que liberas. Como sugerencia, espera mínimo una hora para bañarte y hazlo con agua tibia.

Es importante que te abrigues

Tampoco creas que la idea es vestirte como esquimal, simplemente no dejes que tu cuerpo sienta toda la intemperie. Ya había escuchado que si no te abrigas después de hacer ejercicio, al momento que la temperatura de tu cuerpo baje y no lo abrigues, en automático estás disponible a todo contagio. ¡Protege tu cuerpo!

Inexcusable comer y beber después del ejercicio

Recuperar energía es la parte más importante de todo el entrenamiento y la que pocos toman en cuenta. Es súper importante que tomemos mucha agua antes, durante y después de hacer ejercicio, siempre y cuando, omitamos las bebidas energéticas. Existe un poco de confusión; las bebidas energéticas sólo alteran tu organismo y no es el caso. Sobre la comida, puedes optar fruta o alguna barra integral; haz esto 25 minutos después de hacer ejercicio. Si tu entrenamiento es por las noches, el peor error es empacarte de comida antes de ir a dormir.

Jamás entres en un estado de reposo

No, no es relajación. Considero que éste es el error más común. Yo sé que después de hacer ejercicio lo primero que deseas es recostarte y volver a cargar energía pero, entrar en reposo daña todo lo que hemos trabajado. Parar de golpe no es recomendable, sigue activa apoyando a tu cuerpo a recuperarse.

Sin tabaco, por favor

Por alguna extraña razón, siempre, después de cualquier actividad física, las personas acostumbran a fumar. Lamentablemente después de ejercitarte, los alveolos están muy receptivos; toda sustancia tóxica del cigarro se multiplica. De igual forma, altera tu ritmo cardíaco. Si eres un chica con este hábito, evítalo o mínimo espera un par de horas.

Si te gustó este artículo también puedes leer:

Ejercicios para olvidarte de la “joroba” y tonificar espalda