Nuestros sitios
Compartir

Dormir para adelgazar

Por: Valeria Ávila 01 Oct 2015

El sueño es el aliado de tu delgadez. No te prives de este placer que te embellecerá más que cualquier crema sin que debas gastar un centavo. […]


Dormir para adelgazar

El sueño es el aliado de tu delgadez. No te prives de este placer que te embellecerá más que cualquier crema sin que debas gastar un centavo. El libro “Adelgazar”, nos da algunas reglas de oro para aprender o reaprender a dormir un sueño reparador. 

1. Acuéstate cuando sientas que te llegó la “hora”. Se sabe que el sueño se articula en varios ciclos de aproximadamente dos horas cada uno. Hay que acostarse en el momento en que aparecen síntomas tales como bostezos, amodorramientos, pesadez de las pupilas, ya que éstos marcan el inicio de uno de los ciclos del sueño.

Dormir para adelgazar 0

2. Acuéstate todos los días a la misma hora, con un margen de 15 minutos. Por otra parte, te darás cuenta que tu “cansancio repentino” (que corresponde al inicio del ciclo) siempre aparecer más o menos en el mismo momento. El mecanismo de adormecimiento se realizará de manera más fácil.

Este video te puede interesar

3. Escoge minuciosamente tu cama. La cama es el lugar en donde pasas alrededor de la tercera parte de tu vida. Evita los colchones demasiado blandos o demasiado duros, en particular si tienes un poco de sobrepeso. Los primeros proporcionan las deformaciones y los dolores dorsales.

Los segundos lastiman la carne que queda aprisionada entre el esqueleto y el colchón. Si tienes problemas de pesadez en las piernas, nada se opone a que duermas con las piernas un poco elevadas, colocando una cuña debajo de las patas de la cama. Por el contrario, esa posición no se aconseja a las personas que padecen alguna insuficiencia arterial o a las personas que padecen sobrepeso, para quienes se recomienda más dormir con el tronco elevado.

cutie

4. Evita los excitantes: té, café, refrescos que contengan cafeína (como los de cola). Por otra parte, estas bebidas contienen muchos azúcares rápidos. Sin embargo, el consumo de una o dos tazas de café por día no es dañino, en la medida en que se consuman antes de las tres de la tarde. El té, una infusión muy apreciada por el mundo antiguo, contiene flavonoides cuya presencia protege a las células del cuerpo de la oxidación (aunque las frutas, las verduras y el vino también los contienen).

5. Aumenta la actividad física: si practicas un deporte, no es el mejor momento para dejar de hacerlo. Por el contrario, hay que moverse más, practicando una o dos horas suplementarias por semana.

6. Impide las comidas abundantes al final del día. Una digestión fácil tendrá, sin duda, un efecto perturbador sobre el sueño. Aunque en el marco de una dieta para adelgazar, ¿ya sabes que la dieta es ligera, verdad?

7. Favorece la presencia del magnesio, mineral amigo del sistema nervioso y muscular, consumiendo cereales integrales, leguminosas y frutas secas, verduras verdes, chocolate y pescado.

8. Instaura un “ritual para acostarte”; relájate, estírate y acuéstate pensando en cosas agradables en lugar de preocuparte por los gastos. Lee algunas páginas antes de apagar la luz ya que esto ayuda a alcanzar el sueño. Las personas estresadas habitualmente se relajan antes de dormir escuchando música clásica.

Dormir para adelgazar 2

9. No sobrecalientes tu cuarto. durante la noche se transpira más que durante el día. Del mismo modo, las personas que tienen sobrepeso sudan más que las personas delgadas. Lo deseable es una temperatura ambiental que oscile entre 15 y 18 ºC.

Recuerda que lo más importante es cuidar tu salud y mantenerte en un balance.

Si te gustó este artículo espera a leer estos:

5 tips raros para ser amante de las mañanas

10 únicos beneficios de dormir la siesta

Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descargable Mujer de 10
Descarga AQUÍ nuestro ESPECIAL: MUJERES TRANSFORMANDO NEGOCIOS. y entérate. ¡Descárgalo GRATIS!
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?