Nuestros sitios
Compartir

5 tips para que tu mente no te vuelva loca

Por: Mujer de 10 29 Ene 2020

¡Para! Es momento de detenerte para que tu mente no te vuelva loca. No le des más vueltas a tus pensamientos. Acabarás angustiándote y obsesionándote. Debes saber que […]


5 tips para que tu mente no te vuelva loca

¡Para! Es momento de detenerte para que tu mente no te vuelva loca. No le des más vueltas a tus pensamientos. Acabarás angustiándote y obsesionándote. Debes saber que pensar “correctamente” no es fácil, hacerlo bien requiere más que un buen ejercicio de conciencia. 

¿Te cachas en ideas obsesivas?, ¿le das vueltas al mismo tema sin llegar a nada?, ¿te dices constantemente lo mismo una y otra vez? Lo que estás haciendo es atormentarte a ti misma a base de pensamientos. Dejemos algo claro: la mala de la película no es tu mente, si no este afán por pensarlo todo.

Somos lo que pensamos, y con lo que pensamos, creamos. El pensar genera energía, igual que los estados emocionales, y estos estados se traducen en una vibración personal que transmite constantemente información a tu entorno, la captan los demás y así es como te perciben a ti.

mente-no-te-vuelva-loca

Foto: Shutterstock

Este video te puede interesar

A continuación te comparto 5 ideas de cómo “pensar” mejor para que tu mente no te vuelva loca:

1. Pienso, luego dudo. El filósofo Henri-Frédéric Amiel dijo: “El hombre que pretende ver todo con claridad antes de decidir, nunca decide”. La mente al tener dos pensamientos en conflicto, crea la duda y provoca un miedo irreal a decidir, te atoras en este sentimiento y comienzas a especular o tratar de adivinar. La mente convierte una situación desagradable en un problema, y esto significa obligarse a resolverlo de inmediato, limitando el aprendizaje de las situaciones incómodas. El querer controlar lo incontrolable o vivir en la incertidumbre provoca la sensación de ansiedad tarde o temprano.

2. Demasiada anticipación. Los seres humanos tenemos la capacidad de hacer representaciones de todo y moverlas en el tiempo, y a veces la imaginación puede ser tu peor enemigo. Si piensas demasiado en el pasado condiciona tu actuar, y anticipar el futuro crea dos problemas: tener altas expectativas y un miedo irreal a un destino catastrófico, en resumen, sufres antes de tiempo. El futuro no ha sucedido todavía, solo existe el presente con opciones y alternativas infinitas en un mundo inacabable de posibilidades.

La preocupación por algo que no ha ocurrido todavía, se graba en el cerebro con la misma intensidad que un recuerdo negativo real. La preocupación puede convertirse en el recuerdo de un hecho que aún no ocurre. Es así como se activa una creencia obsesiva como miedo a volar, hablar en público, fracasar en el trabajo y así condicionas tus acciones y comportamientos. Pensar demasiado en el futuro también causa ansiedad. Vive el presente, no hay otro momento que este, disfrútalo. 

mente-no-te-vuelva-loca

Foto: Shutterstock

3. Comparar no es bueno, y es evitable.Otro pensamiento recurrente es hacer comparaciones, no sería malo comparar si tuviera como propósito aprender. Pero cuantas veces te has comparado con los demás por no hacerlo tan bien, por no ser mejor y como resultado te sientes peor contigo misma. Tu inquisidora mente te recordará a cada momento lo que deberías de ser que aún no eres, lo que debes de hacer que aún no haces. Un ejercicio que ayuda a contrarrestar estos pensamientos es reconocerte que sí haces bien, que sí has logrado hasta ahora, que sí tienes hoy y quedarte con eso por un rato. Todos podemos mejorar de una u otra manera, así que empieza primero por valorarte y reconocerte a ti misma.

4. Considera el efecto rebote. Te pido lo siguiente, lee con atención: no te imagines un elefante blanco jugando con su trompa. ¿Qué sucedió? Te aseguro que de alguna manera vino a tu mente una imagen de un elefante albino. Y ocurre esto, cuando más te dices a ti misma que no quieres ver, no pensar o no sentir algo, más presente esta en tus pensamientos o sentimientos. Nuestra mente no entiende el no, la negación. Lo que no quieres ver, ya lo estás viendo. Este fenómeno se llama “efecto rebote”. Por ejemplo cuando quieres negar las sensaciones de ansiedad, estás tanto al pendiente de que estas sensaciones no ocurran, que lo único que sucede es que rebotan en ti. La solución: permanece en lo que piensas o sientes y solo obsérvalo pasar, no juzgues el pensamiento o el sentir, así como llegó se va a ir sin necesidad de obsesionarte. Todo pensamiento o sensación ocurre por un corto tiempo si lo dejas sentir y pasar.

5. Eres creación o eres pasado.Lo que hacemos, pensamos y sentimos es producto de cada instante, y eso es pasado en el momento que ocurre. Para poder crecer, cambiar y explorar nuevas formas de ser y posibilidades de actuar, si deseas dejar de hacer cosas que no te funcionan, deja de repetirte la misma historia, ábrete a nuevas facetas de ti misma y sobre todo deja en paz a la mente que puede ser tu peor pesadilla por culpa de su intensidad.

Aplica estas ideas en tu vida diaria para que tu mente no te vuelva loca. Recuerda que forman parte de un trabajo consciente, pero a poco irás entrenando tus pensamientos para jugar a tu favor. ¡Inténtalo! También te recomiendo estos 10 tips para mejorar la salud mental.

Joseph Estavillo es psicoterapeuta humanista-Gestalt y Coach. Tiene especialidad en terapia de pareja y certificación en Coaching Ontológico Multidimensional. jhestavillo@gmail.com

Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descargable Mujer de 10
Descarga AQUÍ nuestro especial DESPÍDETE DE LA VISTA CANSADA Y MEJORA TU VISIÓN ¡Descárgalo GRATIS!
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?