Nuestros sitios
Compartir

10 razones por las que ser Godínez es cool

Por: Valeria Ávila 30 Sep 2015

Ok, sí, hay días en los que odiamos ir a la oficina, ser Godínez, Godín o como quiera que nos llamen esos especímenes conocidos como freelance o […]


10 razones por las que ser Godínez es cool

Ok, sí, hay días en los que odiamos ir a la oficina, ser Godínez, Godín o como quiera que nos llamen esos especímenes conocidos como freelance o entrepreneurs; pero lo cierto es que pertenecer a la clase asalariada del país tiene su ventajas. Aquí te van nuestras favoritas.

1. Dinerito seguro

De acuerdo, vivimos para la quincena y casi casi llegamos rayando al día de pago; pero saber que nuestro depósito estará ahí cuando chequemos el saldo en nuestra tarjeta de nómina es una de las alegrías más grandes que puede sentir nuestro corazón. En un mundo y una sociedad donde todo puede cambiar en cualquier momento, tener la certeza de que tu sueldo llegará… no tiene precio.

2. La convivencia

Este video te puede interesar

El mundo freelance se burla de nuestras tandas, viernes de chilaquiles, pasteles de cumpleaños y todas esas cosas que los Godínez hacemos para pasarla bien, pero la verdad son cosas geniales que nos permiten convivir y hacer verdaderas amistades en el trabajo. Mientras más Godín es el ambiente laboral, más integrados son los equipos de trabajo.

Mientras más aparatosa sea la decoración del cumpleaños, más Godínez es la oficina.

Mientras más aparatosa sea la decoración del cumpleaños, más Godínez es la oficina.

3. Somos una especie aparte

Antes éramos simples oficinistas, pero ahora la sociedad nos identifica con una personalidad clara y graciosa. Nunca antes trabajar en una corporación y recibir un salario tuvo tanta onda, no importa que algunos se burlen de nosotros, tenemos una identidad real y divertida y eso hace que nos sintamos unidos.

4. Movemos al país

Sin nosotros México sería otra cosa. La clase trabajadora impulsa el desarrollo y la riqueza de la nación, así que por más aburrido o poco importante que a otros les parezca lo que hacemos, nuestro esfuerzo diario es fundamental para que el país avance. Cuando un Godín encuentra la trascendencia en su trabajo, comienza a ser muy feliz.

5. El hombre es un animal de costumbres

Ya lo decía Charles Dickens, a nuestra especie le caracteriza la búsqueda de una rutina para sentirse a salvo. La vida del Godín encaja a la perfección con esa premisa, es por ello que trabajar en una oficina en efecto logra transmitirte una paz mental muy grande ya que casi nunca vivirás situaciones inesperadas o riesgosas. Una vida calmada y predecible puede ser más agradable que una llena de incertidumbre.

6. El aguinaldo

Una de las emociones más grandes del Godínez es recibir en diciembre su aguinaldo. Hay empresas muy amables en las que tal suma asciende a un mes entero de salario, así que diciembre termina siendo el mes favorito de cualquier Godín en apuros económicos o con deseos de darle unos buenos regalos a su familia. El aguinaldo, ciertamente, es una de las cosas más cool y emocionantes de ser un asalariado.

Los Godínez amamos la Navidad porque recibimos nuestro aguinaldo.

Los Godínez amamos la Navidad porque recibimos nuestro aguinaldo.

7. Corbata y tacones

Aceptémoslo, de no ser por nuestro trabajo Godín, la mayoría de nosotros jamás usaríamos una prenda respetable y medianamente elegante en nuestro día a día. Los freelance trabajan en pijama y parece ser la gran cosa, pero en realidad no es tan increíble como suena. Tener que arreglarte para ir al trabajo es algo positivo para tu imagen y tu vida profesional, además es bueno porque te vuelve más pulcro y disciplinado.

8. Amor Godín

Las estadísticas dicen que más de la mitad de las personas se casan con alguien que conocieron en el trabajo, lo cual quiere decir que trabajar de Godínez aumenta tus probabilidades de encontrar pareja. Un freelance o emprendedor difícilmente tendrá acceso a la cantidad de personas en su vida diaria, que un Godín sociable y simpático.

Estar enamorada de alguno de tus colegas puede ser una gran motivación para ir a trabajar.

Estar enamorada de alguno de tus colegas puede ser una gran motivación para ir a trabajar.

9. Fines de semana

Los Godínez somos fans de los sábados y los domingos porque ese par de días nos pertenecen por completo. Ya trabajamos arduamente de lunes a viernes, así que merecemos nuestro justo descanso y por eso es casi un pecado abrir el correo electrónico corporativo los fines de semana o dedicarnos un minuto del sábado a terminar la presentación pendiente. Todo puede esperar al lunes y eso es bastante sano. Un freelance o emprendedor, en cambio, no para de trabajar al ritmo que sus clientes le marquen, no importa si es sábado, domingo, madrugada o Día de las Madres.

10. Momentos emocionantes

Siempre he pensado que ser Godín es como ser estudiante de primaria. La misma emoción que sentías de niña cuando se aproximaban las vacaciones es la que siente el Godínez en momentos especiales como ese viernes en el que sales temprano. ¿Te acuerdas cuando te pagaban tu parte de las ganancias de la cooperativa? Algo similar experimenta el corazón cuando recibe el reparto de utilidades en el mes de mayo o cualquier otro incentivo económico inesperado.

 

También lee:

Claves prácticas para conseguir trabajo

¿Qué ropa debo usar en una entrevista de trabajo?

Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descargable Mujer de 10
Descarga AQUÍ nuestro ESPECIAL: MUJERES TRANSFORMANDO NEGOCIOS. y entérate. ¡Descárgalo GRATIS!
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?