Compartir
Suscríbete al NEWSLETTER

Síndrome del impostor: qué es y cómo tratarlo

Por: Roxana Soler 25 de Marzo
Síndrome del impostor: qué es y cómo tratarlo
Comparte éste artículo

El síndrome del impostor es más común de lo que crees.

¿Te sientes como un fraude? ¿Crees que no mereces tus éxitos? ¿Te da miedo que alguien descubra que en realidad no eres tan buena como aparentas? Si es así, es posible que estés sufriendo el síndrome del impostor.

¿Qué es el síndrome del impostor?

Es un fenómeno psicológico en el que las personas, a pesar de tener logros y reconocimientos evidentes, dudan de su propia competencia y tienen la sensación de no merecer sus éxitos. Este sentimiento de inseguridad puede ser tan intenso que las personas que lo sufren creen que en cualquier momento serán descubiertas como un fraude.

¿Cuáles son los síntomas del síndrome del impostor?

Los síntomas pueden variar de persona a persona, pero algunos de los más comunes son:

– Atribuir el éxito a la suerte o a factores externos: Las personas que sufren este síndrome no creen que sus logros sean producto de su propio esfuerzo y talento, sino que los consideran fruto de la casualidad o de la ayuda de otros.

– Compararse constantemente con los demás: Las comparaciones suelen ser desfavorables para la persona que sufre el síndrome, ya que se enfocan en los aspectos positivos de los demás y en los negativos de sí mismos.

– Miedo a ser descubierto: Las personas con este síndrome temen que en cualquier momento alguien descubra que en realidad no son tan inteligentes o competentes como aparentan.

– Dificultad para aceptar cumplidos: Las personas que sufren este síndrome no se creen los cumplidos que reciben y los minimizan o los rechazan.

– Perfeccionismo: El perfeccionismo puede ser un síntoma del síndrome del impostor, ya que las personas que lo sufren se exigen demasiado a sí mismas y nunca se sienten satisfechas con su trabajo.

¿Cuáles son las causas del síndrome del impostor?

Las causas del síndrome del impostor no son completamente conocidas, pero se cree que pueden estar relacionadas con una serie de factores, como:

– Mensajes internalizados: Los mensajes negativos que recibimos de nuestros padres, profesores o compañeros de trabajo pueden contribuir a que desarrollemos el síndrome del impostor.

– Falta de autoestima: Las personas con baja autoestima son más propensas a sufrir el síndrome del impostor.

– Experiencias de fracaso: Las experiencias de fracaso en el pasado pueden hacer que las personas duden de sus propias capacidades.

– Comparaciones sociales: La comparación constante con los demás puede alimentar el sentimiento de inferioridad que caracteriza al síndrome del impostor.

¿Cómo tratarlo?

El síndrome del impostor puede ser un problema difícil de superar, pero existen algunas estrategias que pueden ayudar a tratarlo:

– Retomar tus pensamientos: Cuando tengas un pensamiento negativo sobre ti misma, pregúntate si es realmente cierto. Busca evidencia que apoye o refute ese pensamiento.

– Hablar con alguien de confianza: Hablar con un amigo, familiar o terapeuta puede ayudarte a comprender mejor tus sentimientos y a desarrollar estrategias para afrontar el síndrome del impostor.

– Celebrar tus logros: Es importante reconocer y celebrar tus éxitos, por pequeños que sean. Esto te ayudará a aumentar tu confianza en ti misma.

– Practicar la autocompasión: Sé amable contigo misma y acepta que no eres perfecta. Todos cometemos errores y eso no significa que no seamos valiosos.

– Desarrollar nuevas habilidades: Aprender nuevas habilidades puede ayudarte a sentirte más competente y seguro de ti misma.

El síndrome del impostor es un problema común que afecta a muchas personas. No estás sola. Con el tratamiento adecuado, puedes superar este síndrome y aprender a confiar en tus propias capacidades.

Te recomendamos
Roxana Soler
Roxana Soler Redactora
Comparte éste artículo
Este video te puede interesar

¿Qué tema te interesa?

Suscríbete al Newsletter
¡SUSCRÍBETE!
Descargable Mujer de 10
Descarga GRATIS nuestro especial del mes Sofía Castro: Nuestra chick girl 2024