Compartir
Suscríbete al NEWSLETTER

Acné quístico, cómo tratarlo física y emocionalmente

Por: Eloísa Carmona 27 de Febrero
Acné quístico, cómo tratarlo física y emocionalmente
Comparte éste artículo

Tanto un dermatólogo como un psicólogo pueden ayudarte a tratarlo

A diferencia de los puntos blancos y negros, que con el paso de los días emergen de la superficie de la piel, el acné quístico permanece enterrado, forma una pequeña montaña y luego permanece, obstinadamente, durante días o semanas debajo de la piel. Este tipo de granos suelen ser dolorosos, lo cual los hace imposibles de ignorar. Y lo peor de todo, intentas exprimir uno y verás consecuencias en toda tu cara.

El acné es el problema dermatológico más común en los adolescentes mexicanos, y está comprobado que puede tener un impacto en la salud emocional de las personas. Saber cómo tratarlo en ambos aspectos es necesario para salir victorioso de este combate.

¿Qué es el acné quístico y por qué sale?

El acné quístico ocurre cuando los folículos pilosos se tapan con grasa y células cutáneas muertas. Es considerado el tipo de acné más grave y aunque afecta a personas de varias edades, es mucho más común en los adolescentes.

Las causas por las que sale pueden ser diversas, pero con frecuencia factores como la alimentación, las hormonas o el estrés pueden desencadenarlo. Y aunque la dieta por sí sola no es la única que lo provoca, sí hay alimentos que lo empeoran, como los alimentos altos en azúcar o algunos lácteos.

Cómo tratar el acné físicamente

Por lo general, la gente acude con un dermatólogo y si tienen el tiempo y el dinero, pueden tratar el acné quístico con inyecciones de cortisona que secan los granos enquistados. Los especialistas también suelen recetar tratamientos tópicos y cambios en el estilo de vida antes de recetar medicamentos para tratar este problema de la piel.

Pero también puedes seguir recomendaciones generales, como usar un limpiador sin aceite y que contengan altas concentraciones de ácido salicílico, un beta hidroxiácido (BHA) que ayuda a reducir los granos quísticos al eliminar el exceso de grasa, erradicar las células muertas de la piel, y secarlos.

También es importante hidratar con una crema hidratante sin aceite y no comedogénica para mantener la barrera de la piel saludable. Procura elegir una crema hidratante que contenga ceramidas, niacinamida o ácido hialurónico, pues estos ingredientes ayudan a reducir el enrojecimiento y la inflamación y restaurar la barrera protectora de la piel.

Por último, usa un tratamiento local medicado para matar las bacterias con peróxido de benzoilo, el cual también ayude, por consecuencia, a reducir la inflamación. 

Cómo tratar el acné mentalmente

Existen varios estudios que refieren una relación entre tener depresión y acné quístico, por lo que otro aspecto a tratar sobre este problema es el psicológico. Aunque la terapia no resolverá directamente los problemas dermatológicos, sin duda abonará de manera positiva a tu bienestar mental. 

Cuando te encuentres atrapada y obsesionada por los brotes, la terapia puede ser una herramienta efectiva para salir de los pensamientos negativos y ansiosos, y comenzar un nuevo ciclo más saludable. Aunque tu piel no llegue a tener la perfección que vemos con frecuencia en los filtros de Instagram, tu salud mental sí puede alcanzar un equilibrio satisfactorio. Tan sólo darle atención y tratar este aspecto puede hacer que el impacto del acné quístico sea menos traumático.

Te recomendamos
Eloísa Carmona
Eloísa Carmona eloisa.carmona Amateur de la moda, amante de las uñas y apasionada por los temas que tocan a las mujeres.
Comparte éste artículo
Este video te puede interesar
Suscríbete al Newsletter
¡SUSCRÍBETE!
Descargable Mujer de 10
Descarga GRATIS nuestro especial del mes Sofía Castro: Nuestra chick girl 2024