¿Qué estás buscando?


¿Qué estás buscando?


Comparte esta nota
Agregado a favoritos
Regístrate con tu correo electrónico






Inicia Sesión


Inicia Sesión con
Tu horóscopo diario

Tu horóscopo diario

¡GUARDA TU CONTENIDO FAVORITO! CREA TU PERFIL REGÍSTRATE / INICIA SESIÓN

DIY: Frasco de la calma para niños con estrés

No te desesperes, usa esta sencilla técnica y ayúdalos a pasar de un estado de estrés a otro de relajación y calma El método Montessori se caracteriza por proveer un ambiente ordenado, simple, estético , real y de calma, donde cada elemento tiene una razón específica en el desarrollo de los niños, y promueve el […]


PUBLICIDAD

No te desesperes, usa esta sencilla técnica y ayúdalos a pasar de un estado de estrés a otro de relajación y calma

El método Montessori se caracteriza por proveer un ambiente ordenado, simple, estético , real y de calma, donde cada elemento tiene una razón específica en el desarrollo de los niños, y promueve el respeto, la socialización y la solidaridad.

El frasco de la calma proviene del método Montessori y es ideal para calmar, sobre todo en niños, estrés a tope, que generan sus rabietas o berrinches las cuales pueden convertirse en un círculo vicioso que enferma no sólo a los niños sino a la familia entera. Está pensado en calmar de manera sencilla el llanto y el estado de ira de los más pequeños. Es cosa de unos minutos y tendrás un estado de calma y contemplación en tus hijos. ¡Aplícalo!

Para los interesados, es muy fácil de hacer en casa, sólo necesitas:

– 1 frasco de plástico transparente con tapa
– 1 o 2 cucharadas de pegamento con brillo
– 3 o 4 cucharaditas de brillo del color que quieras (puede ser brillantina, lentejuelas, cuentas, o cualquier material con colores vistosos y brillantes)
– 1 gota de colorante
– Agua caliente

PUBLICIDAD

how-to-make-calm-down-bottle

Cómo hacer:

Mezcla el agua caliente con el pegamento de cristal y el  brillo.

glitter-glue-bottle

Deja un espacio vacío en la parte superior del frasco para que el niño pueda agitar su contenido. ¡Cerrar bien el frasco y listo para agitar!

Calm-down-bottles-5

El frasco de la calma no es más que una botella con pegamento líquida y brillo. Simplemente con agitarlo se genera sus beneficios contra el estrés, y si les acompañamos con enseñarles a los pequeños a tomar unas respiraciones profundas mientras se concentran en lo que sucede con el frasco, mucho mejor.

Según algunos estudios, mientras que el niño observa la caída de brillo, puede organizar y centralizar el sistema nervioso. Cuando el niño está estresado, su ritmo cardíaco se acelera junto a su respiración y al ver la lenta caída del brillo, genera un modelo visual para inconscientemente entregar una señal al cerebro que disminuya la agitación. Además, mientras sucede esto, el adulto puede proporcionar un espacio para que el menor  trate de explicar las razones de la tristeza, la ira o la frustración.

Hay que considerar que cada niño responde de una manera diferente y que habrá que probar el interés que tenga frente a este pote de la calma. Asimismo, que éste funciona mejor con niños de dos a cinco años, y es importante que el tamaño del pote sea el apropiado al tamaño del niño.

No dejes de ver:

Castigos en los niños, lo que sí y no debes hacer

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
¿Qué te pareció el artículo?