Nuestros sitios
Compartir

Elimina el mal olor de armarios y roperos

Por: Valeria Ávila 23 Nov 2015

Las bolsitas de lavanda y los enrejados permiten perfumar la ropa y tienen la ventaja de que ahuyentan las polillas. Puedes comprarlas, aunque también puedes hacerlas tú […]


Elimina el mal olor de armarios y roperos

Las bolsitas de lavanda y los enrejados permiten perfumar la ropa y tienen la ventaja de que ahuyentan las polillas. Puedes comprarlas, aunque también puedes hacerlas tú misma fácilmente.

Realiza un huso de lavanda:

Material

    Este video te puede interesar

  • 1 m de cinta de satén (1 cm de anchura)
  • 30 flores de lavanda recién cortadas con un tallo de uns 30 cm
  • tijeras

Corta 30 flores de lavanda con su tallo, Hazlo en el último minuto para que no se sequen. Deben ser flexibles para que no se rompan mientras confeccionas el enrejado. Coloca el ramo cabeza abajo. Con la cinta, sujeta los tallos juntos, justo por debajo de las flores. Da tres vueltas a su alrededor y haz un nudo apretándola bien.

Al nivel de la cinta anudada, dobla con cuidado cada tallo de lavanda para formar una especie de jaula, procurando no romper los tallos. Deja el extremo de la cinta más corto en medio los tallos, en el interior del enrejado. Trenza el extremo de la cinta con los tallos, pasando la cinta por encima de un tallo y luego por debajo del siguiente tallo. Procura repartir bien los tallos y que la cinta siempre quede plana.

Al final de la primera pasada, aprieta bien; luego da una segunda pasada y las siguientes. Da una vuelta a otra, la cinta debe quedar intercalada respecto a la pasada anterior, a fin de formar un trenzado a cuadros. En las últimas vueltas, tensa bien la cinta.

Termina con un nudo sencillo, Da varias vueltas sobre los tallos y luego haz dos nudos pasando por las dos últimas vueltas de la cinta. Para terminar, corta las puntas de los tallos.

lavender wands and lavender

Confecciona una bolsa de lavanda:

Material

  • 1 ramo de lavanda
  • 1 cinta de satén o de terciopelo
  • 1 retal o retazo de tela de algodón
  • 1 hilo a juego con la tela
  • 1 tijeras dentadas

Cuando termine la floración, recoge la lavanda y déjala secar boca abajo sobre un periódico en un lugar fresco y aireado. Una vez la lavanda esté del todo seca, desmenúzala sobre una bolsa de papel kraft. Cose varias bolsitas de tela. Corta un rectángulo de 50 x 25 cm. Dobla este rectángulo por la mitad a lo largo. Cose a mano o a máquina por el revés de la tela para dorma una bolsita. Dale vuelta. Corta la parte superior de la bolsa con las tijeras dentadas. Rellena tres cuartas partes de cada bolsa con la lavanda desmenuzada. Cierra cada bolsita con una cinta bonita de satén o terciopelo, a juego con la tela. Renueva la fragancia presionando la bolsita de vez en cuando.

organic-lavender-bags

Estas bolsitas de lavanda son unos antipolillas formidables. Puedes acompañar las hojas de lavanda con hijas de menta piperita y granos de pimienta. Colócalas dentro de los armarios y cajones de las cómodas. ¡A las polillas no les gusta en absoluto esta mezcla! También puedes poner sobre unas bolas u hojuelas de madera una mezcla de 10 gotas de aceite esencia de espliego. 15 hotas de aceite de lavanda y 5 gotas de aceite esencial de laurel.

¿Qué te parece?, además de oler muy rico, ¡se ven padrísimas!

Lee también:

Para mudarse sola: 10 muebles que no te deben faltar

15 ideas para reciclar tu máquina de coser

Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descargable Mujer de 10
Descarga AQUÍ nuestro especial DESPÍDETE DE LA VISTA CANSADA Y MEJORA TU VISIÓN ¡Descárgalo GRATIS!
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?