Nuestros sitios
Compartir

¿Tienes celulitis? Identifícala

Por: Valeria Ávila 25 Mar 2015

Si eres del 15% de mujeres que podría responder “no”, ¡enhorabuena! De lo contrario, eres la candidata perfecta para realizar este autodiagnóstico y descubrir qué tipo de […]


¿Tienes celulitis? Identifícala

Si eres del 15% de mujeres que podría responder “no”, ¡enhorabuena! De lo contrario, eres la candidata perfecta para realizar este autodiagnóstico y descubrir qué tipo de celulitis padeces

1. Ponte ropa interior negra (de preferencia una tanga o hilo dental), porque este color intensifica las irregularidades de la piel, mientras que los tonos pastel la disimulan.

Este video te puede interesar

2. Párate frente a un espejo en un sitio con una iluminación pareja. Separa las piernas a lo ancho de la cadera, obsérvalas de frente. Busca hoyuelos, protuberancias o la clásica “piel de naranja”. Evita agacharte o inclinar el torso porque esto hace que la celulitis empeore, una condición que el Doctor Bissoon bautizó como “funcional”. Únicamente mueve la cabeza si lo necesitas. ¿Ves algo? Entonces tienes celulitis frontal.

3. Párate de perfil, analízate de un lado y luego del otro. No gires el torso para registrarte, sólo rota la cabeza. Si logras ver alguna protuberancia… ¡adivinaste!

4. Ahora haz lo mismo parándote de espaldas al espejo, y utilizando un espejo de mano para revisar tu imagen. De nuevo, si giras tu torso y la cadera, la celulitis “funcional” aparecerá, dándote un diagnóstico erróneo.

5. Si en ninguna de las pruebas observaste signos de celulitis, es momento de pasar a otro test: toma una zona de piel del costado de tus muslos de aproximadamente 4 centímetros y pellízcala. ¿Se forman hoyuelos o irregularidades? Tienes un poco de celulitis.

6. Por último, acuéstate en el piso. Levantando únicamente la cabeza y utilizando el espejo de mano, observa si tienes celulitis en los muslos, los glúteos y las caderas. Hazlo boca arriba y boca abajo.

¿Lista? Es momento de diagnosticarte, utilizando la puntuación de Nurenberg, llamada así por el fisiólogo alemán que la inventó en 1972.

Grado 0: No existe celulitis visible de pie, ni al pellizcarte. Este diagnóstico es sumamente raro. No necesitas ningún tratamiento, pero no está de más seguir las recomendaciones para reducirla como prevención.

Grado 1: No alcanzas a ver celulitis parada, pero sí aparece la “piel de naranja” cuando te pellizcas el muslo. Este diagnóstico es muy deseable y positivo.

Grado 2: Notas signos de celulitis cuando estás de pie, mas no acostada. El 65% de las mujeres entramos en esta categoría.

Grado 3: Existe celulitis notoria de pie y acostada. Éste es el nivel más severo y difícil de tratar.

Ahora que lo sabes acábala con estos tratamientos 

Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descargable Mujer de 10
Descarga AQUÍ el especial 10 recetas con jamón, salchicha y pechuga ¡Descárgalo GRATIS!
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?