Conoce nuestros sitios
Estás leyendo:
Come adecuadamente, vive sano y feliz todo el año: biotipos
Comparte
SUSCRÍBETE
Revista Impresa
Queremos complementar lo que más te gusta de tu revista digital.
SUSCRIBIRME A LA REVISTA No, gracias.

SALUD

Come adecuadamente, vive sano y feliz todo el año: biotipos

Aprende a alimentarte de la manera más adecuada para ti ¿cómo? entendiendo lo que tu cuerpo necesita y alimentándote de acuerdo con tu biotipo, así lograrás estar sano, […]


Escrito por: Ximena Morales
Come adecuadamente, vive sano y feliz todo el año: biotipos

Aprende a alimentarte de la manera más adecuada para ti ¿cómo? entendiendo lo que tu cuerpo necesita y alimentándote de acuerdo con tu biotipo, así lograrás estar sano, en buena forma y contento todo el año.

Un biotipo es la tendencia en la que actúa el metabolismo y que hace que las personas tengamos una morfología (forma física) determinada. El cuerpo humano tiende a corregir todo desequilibrio para restablecer el bienestar cuando por diversos motivos llega a perderse. La medicina UNANI hace uso de dos herramientas para ayudar a la “inteligencia viva” del cuerpo a recobrar y/o mantener la salud: medicamentos vegetales obtenidos por métodos espagíricos (alquimia vegetal) y la correcta alimentación.

Este video te puede interesar

Así pues, si entiendes cómo funciona tu metabolismo será más fácil alimentarte adecuadamente y realizar algunas actividades favorables para ti.

Las  personas que tienen la suerte de tener un cuerpo bien proporcionado y musculoso aún sin hacer mucho ejercicio, con dedos de manos y pies medianos y fuertes, pertenecen al biotipo Colérico. A ellas  les conviene comer verduras verdes crudas sobre todo pepino así como calcios y agua destilada. Recomiendo evitar picante en exceso (incluye especias), aceites refinados y de mala calidad, carne de cerdo, mariscos y destilados blancos, dormir menos de 8, comer 2 veces al día (solamente 1 fuerte), tomar entre 1 y 2 litros diarios de agua con limón, hacer ejercicio suave y hacerse masajes.

Las personas de complexión robusta de huesos pesados, con estructura firme pero con pocas curvas son del biotipo Sanguíneo; deben comer  verduras verdes crudas, evitar aceites, carne de cerdo y mariscos así como destilados blancos. A diferencia del Colérico, a las apersonas del tipo Sanguíneo le sienta bien el picante y los alimentos de sabor agrio pero la cantidad de alimentos a ingerir debe ser menor. Les conviene hacer sólo dos alimentos al día, dormir menos de 8 horas diarias y disfrutar de baños de sauna o vapor tan seguido como le sea posible (hasta 12 al mes).

Quienes tienen un cuerpo más bien “llenito” de forma redonda, regido por curvas tanto en la cara como en el cuerpo con articulaciones que casi no se notan con los ángulos de apertura de las rodillas y codos a abiertos, con manos y pies gordos como de niño pequeño pertenecen al biotipo Flemático. A estas personas les conviene comer poco muchas veces al día, ingerir  picante (jengibre, pimienta, chile, mostaza, canela, ajo, etc.)  y alimentos de sabor agrio, deben  evitar la carne de cerdo pero no dejar de consumir cárnicos, incluir en su dieta  coloides, sales de schussler, algas marinas KELP, evitar consumir pan, pastas, lácteos y alimentos refinados así como sabores dulces, no comer fruta después de las 2:00 pm y evitar fruta muy dulce, no dormir menos de 6 horas, no saltarse el desayuno , realizar ejercicio moderado y tomar baños de sauna 2 a 8 veces al mes (sudar es bueno).

Por último, aquellos  que son delgados, ágiles, esbeltos, con caderas delgadas pero que frecuentemente  tienden a la desproporción (por ejemplo los  miembros son  más cortos de lo normal)  se les notan las articulaciones que crujen al moverse y que tienen manos y  pies largos y finos son del temperamento o biotipo Melancólico. A ellos les conviene incluir en su alimentación diaria cereales integrales, aceites de buena calidad, carne (no deben ser vegetarianos) y pescado, germinados de cualquier tipo, frutas, hacer varias comidas al día incluso con carbohidratos complejos, no comer verduras crudas, evitar leguminosas, tomar agua destilada con mucha miel, dormir  cuando menos 8 horas  diarias y tomar siestas,  realizar ejercicio suave como Tai Chi o Aikido y si están fuertes nadar un poco así como  realizarse masajes frecuentes.

Aprendamos a observarnos y conocernos y tomar las medidas adecuadas para nosotros como entes individuales más allá de las generalidades. Aprendamos a conocernos y a vivir felices y sanos haciendo de la buena alimentación una rutina cotidiana.

¿QUÉ TEMA TE INTERESA?