Nuestros sitios
Compartir

¿Qué comer y qué no comer en el embarazo?

Por: Mujer de 10 27 Abr 2015

Existen muchas dudas y preocupaciones respecto a qué comer y qué no comer en el embarazo. Despéjalas con esta información muy puntual e interesante, que seguro encontrarás […]


¿Qué comer y qué no comer en el embarazo?

Existen muchas dudas y preocupaciones respecto a qué comer y qué no comer en el embarazo. Despéjalas con esta información muy puntual e interesante, que seguro encontrarás útil.

Lo primero de lo que hay que hablar sobre alimentación en el embarazo es respecto a “comer por dos”. esto es un mito, ¡no tienes que comer por dos! Si tienes un peso adecuado al inicio de tu embarazo, no necesitarás calorías extras durante el primer trimestre. Durante el segundo trimestre, tu bebé sólo necesita que añadas 300 calorías más por día y alrededor de 450 calorías adicionales por día durante el tercer trimestre. Si tienes sobrepeso o de lo contrario, estás baja de peso, no te bases en el número de calorías arriba indicadas. Lo mejor es que, en este caso, consultes a tu médico para que te dé indicaciones específicas. ¡Pero nada de comer por dos!

qué-comer-y-qué-no-comer-en-el-embarazo

Foto: HuffingtonPost

Más que la cantidad, lo importante es la calidad y el tipo de alimentos que ingieres. Aquí te decimos qué comer y que no comer en el embarazo:

Este video te puede interesar

QUÉ SI COMER

-Proteínas. Es necesario que las mujeres embarazadas incrementen los niveles de proteína, especialmente de origen animal, aunque si eres vegetariana incrementa las semillas y legumbres. La proteína, tanto animal como vegetal, es rica en minerales como hierro, necesario para que tus células cumplan con sus funciones y procesos. Además, la proteína te da saciedad y contribuye a mantener tus músculos saludables.

-Vitaminas y minerales necesarios. Asegúrate de que las vitaminas que estás tomando contengan ácido fólico. Necesitarás 400 mcg de ácido fólico todos los días antes de quedar embarazada y una vez que descubras que estás esperando, aumenta tu consumo diario a un mínimo de 600 mcg. La falta de ácido fólico se ha relacionado con defectos del tubo neutral, como la espina bífida. Otro nutrimento importante es la colina, que también puede prevenir defectos del tubo neutral en el embrión. Necesitarás tomar 450 mcg diarios. La gran mayoría de vitaminas prenatales no contienen este nutriente así que lo tendrás que obtener por medio de alimentos (huevos, cacahuates, germen de trigo, betabel, garbanzos, lentejas y arroz). También consume hierro suficiente (carne roja, frijoles, espinacas, hígado); calcio (col rizada, lácteos) o suplementos con calcio y vitamina D.

Ojo, más cantidad de vitaminas no quiere decir mejor: evita las megadosis de todo tipo de vitaminas o minerales ya que podrían hacerle daño al bebé. Tampoco tomes suplementos a base de hierbas sin antes consultarlo con tu médico, porque puede haber interacciones importantes con otros medicamentos o con el proceso mismo del embarazo. Recuerda que lo natural no siempre es saludable necesariamente. 

-Vegetales y frutas frescas. Son fuentes ricas en vitaminas, minerales, antoxidantes y fibra, además de que ayudan a regular los niveles de glucosa en sangre, aportan líquido a tu organismo y cada variedad o tipo te brinda beneficios exclusivos, tanto para tu bebé como para ti. Consume mucha espinaca, col rizada, col morada, zanahoria, betabel, pepino, jitomate, pera, manzana, naranja, sandía, piña, plátano, nopal, papaya… ¡Una ensalada variada y rica en colores diario!

qué-comer-y-qué-no-comer-en-el-embarazo

QUÉ NO COMER

-Comida chatarra. No aporta nada de nutrientes; por el contrario, lo único que consumes son calorías vacías que nada más te dan grasa y azúcar pero nada de minerales, proteínas ni vitaminas. Peor aún, están llenas de peligrosos aditivos químicos que debes evitar a toda costa si estas embarazada. Si tienes algún antojo, prefiere snacks saludables, orgánicos y de confección más artesanal. La verdad es que ya hay muchas opciones.

-Pescado crudo y lácteos frescos. Las bacterias crecen con mucha facilidad en este tipo de alimentos. Entre ellas, hay una, la Listeria monocytogenes, que te puede causar una infección llamada listeriosis o listeria que puede causar infecciones sanguíneas, meningitis y otras complicaciones serias, que pueden ser incluso, mortales. El principal peligro para una mujer embarazada es el devastador efecto que esta enfermedad puede tener en su embarazo y en su bebé. Así que evita el pescado y los mariscos crudos (ceviche, sushi, carpaccio) así como los quesos frescos (panela, canasto) y blandos (camembert, brie).

-Pescado en general. Esto debido a los altos niveles de mercurio, un nivel tóxico que van acumulando en la grasa los peces, a lo largo de su vida, y que ingerimos cuando los comemos. Hay pescados más contaminados que otros, pero en general, te recomendamos no consumir más de 300 gr de pescado a la semana. Eso incluye atún y salmón.

-Cafeína y alcohol. Son un no rotundo. Ambas sustancias causan efectos en el desarrollo del feto, los cuales pueden traducirse en defectos físicos y trastornos de aprendizaje, así como bajo peso al nacer o, incluso, la pérdida del bebé. Algunos estudios sugieren que las mujeres que consumen más de 200 miligramos de cafeína al día tienen más probabilidad de tener un aborto que una mujer que no consume cafeína. Recuerda que ésta última no sólo se encuentra en el café, sino también en el té, las bebidas de cola y las bebidas energéticas.

¿Sabes de algún otro alimento que puedas o no comer en el embarazo? Platícanos.

También te puede interesar saber cómo viajar en avión estando embarazada.

Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descargable Mujer de 10
Descarga AQUÍ nuestro ESPECIAL: MUJERES TRANSFORMANDO NEGOCIOS. y entérate. ¡Descárgalo GRATIS!
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?