Nuestros sitios
Compartir

¿Por qué una separación duele tanto?

Por: Valeria Ávila 11 Dic 2015

Desprenderse de un ser amado es una experiencia generalmente triste y dolorosa, es una pérdida que nos afecta en varios niveles. Descubre ¿por qué una separación duele tanto? Una de […]


¿Por qué una separación duele tanto?

Desprenderse de un ser amado es una experiencia generalmente triste y dolorosa, es una pérdida que nos afecta en varios niveles. Descubre ¿por qué una separación duele tanto?

Una de las experiencias más difíciles y dolorosas por las que todas atravesamos, es el vernos separadas de aquellos a quienes amamos y que inevitablemente se han ido. Sin embargo el sentimiento es mucho más duro y penoso cuando aquél al que amamos sigue vivo y no podemos hacer nada para recuperarlo. Pero, ¿por qué una separación duele tanto?

duele separación

Ya lo decía Igor Caruso, en La separación de los amantes: “Perder al amado equivale casi a una pequeña muerte”. Ésta  se ve acompañada por una serie de cuestionamientos y de culpas y en nuestra desesperación nos preguntamos incesantemente, ¿por qué a mí? Al no encontrar respuestas, la frustración se vuelve más grande y dolorosa. Aunque te suene exagerado, estudiar la separación amorosa significa estudiar la presencia de la muerte en nuestra vida. Separarse del amado es terrible de soportar, no importa que todo el mundo nos diga que no nos convenía, que somos mucho mejores que él, que no nos preocupemos porque el dolor pasará y porque el destino nos tendrá deparado a alguien mejor, puede bajar Cristo en la cruz y nuestro sufrimiento es el mismo, y nuestra capacidad para comprender la realidad, nula.

Este video te puede interesar

Estas separaciones dolorosas son tan frecuentes, que me atrevo a decir que el 80% de mis pacientes acuden a terapia por haber roto con la pareja y también he aprendido que es inútil pretender ayudar, acompañando al paciente con ideas racionales, con consejos “útiles”, o con promesas de que todo lo verá diferente y hasta se reirá de haber invertido tanto tiempo en tanto sufrimiento.

Las cosas no son así, cada ser humano es único e irrepetible, no se pueden generalizar este tipo de emociones, cada persona lo vive de acuerdo a su experiencia, sus creencias, sus valores, su cultura, su historia personal. Además no nos podemos olvidar de que cada quien tiene un temperamento diferente que también coadyuva a entrar en la desesperación o a tomar todo con un poco más de calma.

Así que hoy comprendo que cuando una mujer llega a terapia con este dolor lo mejor que puedo hacer es tratar de acercarme lo más que pueda a su experiencia, demostrarle que estoy aquí para ella, preguntarle qué siente, cómo lo vive, que espera, qué quiere y cómo cree ella que la puedo ayudar, o si lo cree…

duele separación

Fotolia

Por lo tanto, queridas mujeres, no tengo ni sugerencias ni consejos, sólo decirles que si se encuentran en esta situación se arriesguen a vivirla con todo el dolor que les esté causando. Transiten la angustia, traten de darse cuenta cómo la viven y cómo la sienten, a veces hay que vivir el dolor para volver a encontrar la dicha. Aunque parezca increíble, este dolor y esta desesperación que puedes estar sintiendo por haber roto con tu pareja, te dará muchas más armas en la vida y te ayudará a darte cuenta de quién eres, de lo que ya no quieres y de lo que no vas a volver a permitir, así sabrás actuar de mejor manera en un futuro cercano.

Sólo te puedo invitar a que no entres en la desesperación, respira y después vuelve a respirar hasta que tu cuerpo pueda entrar de nuevo en calma. Si tienes la oportunidad de hacer yoga, sería maravilloso.

También me atrevo a sugerirte que te cuides y no te lastimes, recuerda que un clavo no saca a otro clavo y aunque tengas los mayores deseos de sustituir tu pérdida a la brevedad, los sentimientos no se modifican tan rápido, así que date tu tiempo, sal, diviértete, platica, baila, pero no te involucres de nuevo hasta que sientas que tu corazón está sanado. Y si por ahí de pronto aparece también el sentimiento de culpa, dale una patada, que la culpa no sirve para nada y permitir sentirla sólo complica los sentimientos.

Ya sabes por qué una separación duele tanto. Si estás enfrentando una, sobre todo trata de pensar que ningún dolor es eterno y que el día menos pensado volverás a sonreír. Hoy quizá veas las cosas negras pero no te olvides que mañana sale el sol y junto con él una nueva esperanza…

Rosi Azcárate Velasco es Psicoterapeuta Humanista. Contáctala al teléfono 555434- 2640 o al mail razcarate@grupomedios.com

Otras notas que te interesan:

¿Es posible resignificar el pasado?

Las seis etapas del duelo

Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descargable Mujer de 10
Descarga AQUÍ nuestro ESPECIAL: MUJERES TRANSFORMANDO NEGOCIOS. y entérate. ¡Descárgalo GRATIS!
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?