Nuestros sitios
Compartir

¿Es posible resignificar el pasado?

Por: Mujer de 10 02 Oct 2015

¿Es posible resignificar el pasado? Todas y cada una de nosotras creemos que somos quienes somos por las diferentes situaciones que nos ha tocado vivir. Algunas tenemos […]


¿Es posible resignificar el pasado?

¿Es posible resignificar el pasado? Todas y cada una de nosotras creemos que somos quienes somos por las diferentes situaciones que nos ha tocado vivir. Algunas tenemos pasados dolorosos, infancias difíciles, matrimonios deshechos, divorcios de nuestros padres, muertes, necesidades económicas… Normalmente pensamos que lo que nos ocurre en la actualidad es consecuencia de lo que vivimos en nuestro pasado. Pero, 

Les tengo una noticia: lo que somos es el resultado de lo que decidimos hacer con las situaciones por las que atravesamos en el momento actual o por las que atravesamos en el pasado. Lo que les quiero decir es que no podemos modificar las situaciones dolorosas de nuestra vida, pero lo que sí podemos hacer es elegir la manera de enfrentarlas. Es decir, resignificar el pasado.

Habrá mujeres que ante un evento fuerte o doloroso se tiren en una cama a contemplar el techo, habrá las que dejan de comer o las que comen en exceso, habrá las que sigan viviendo como si nada hubiera pasado y habrá las que tomarán el toro por los cuernos y enfrentarán su situación con toda la lucha y entereza posible y transitarán la angustia y el miedo hasta dar a esa situación difícil, otra cara, otra posibilidad.

Resignificar-el-pasado

Foto: Shutterstock

Este video te puede interesar

Y es que somos posibilidades, continuamente tenemos diferentes opciones para responder ante cualquier situación. Pensarlo de otra manera es limitarnos, es continuar con los mismos patrones viejos de conducta, que por cierto no nos han llevado a nada. Es vivir atado.

Continuamente escuchamos diferentes historias y no me dejarán mentir que la mayoría de las veces ponemos la respuesta en el pasado: Que si fulanita es depresiva se debe a que su madre murió cuando era muy pequeña, que si sutanita no se ha casado es porque la pobre vivió reprimida por sus padres, y así vamos por la vida, culpando al pasado y a los seres de nuestro pasado por lo que hoy somos.

¿Qué pasaría si lo pensáramos diferente? El pasado es lo que hoy recordamos de ciertos eventos que nos sucedieron, pero no puede ser evocado con la perfección que creemos porque recordar NO es volver a vivir. Lo que tú recuerdas hoy está influido por el contexto actual, y en el pasado fue influido por su contexto pasado. Entonces lo que importa es el presente y lo que hagamos en el presente, que si lo piensas, inmediatamente pasa a ser futuro. Por lo tanto, el pasado, al ser recordado en el presente no tiene por qué ser tan doloroso, trágico o injusto y sobre todo no nos tiene por qué marcar como un estigma imborrable: el pasado se quedó donde sucedió y hoy tenemos todo el potencial y una enorme gama de posibilidades para recordarlo como algo terrible que hoy nos tiene abatidos o como algo terrible que hoy miro de otra manera porque hoy soy otra persona muy diferente a aquella niña sola y desprotegida que no tenía recursos para defenderse. A esto le llamo resignificar el pasado.

El problema es que estamos acostumbrados a ver el tiempo de manera lineal: existe un pasado que hoy determina mi presente y es mi presente el que determinará mi futuro.

Resignificar-el-pasado

Foto: Shutterstock

Pero si coinciden conmigo en que somos posibilidades, entonces aquello que verdaderamente somos es algo siempre por crear. Es el futuro el que determina al pasado y no viceversa. El pasado ya no puede cambiarse porque no existe, lo único que existe son los significados que hoy le estamos dando y que están siendo influidos por el momento actual. Del mismo modo los significados del presente están determinados por lo que no es aún, por el futuro, por aquello que nos jala a construir nuestro proyecto. Ya lo dijo Jean Paul Sartre, “cada vez que tomamos una decisión o elección, lo hacemos deseando alcanzar un futuro en el que nos hemos proyectado.

Coincido con él: el futuro construye el presente al aportarle proyectos, deseos y anhelos por construir, el futuro proyectado crea un conjunto de significados que utilizamos para comprender e incluso construir nuestros recuerdos y memoria del pasado.

Te invito a que lo pienses por un momento, NO eres hoy una consecuencia de ese pasado desdichado y cruel, eres libre para construirte una nueva vida, para fijarte metas, para realizar proyectos, para emprender un camino diferente. Tu pasado no te determina, sí es posible resignificar el pasado, date la oportunidad de volar.

Rosi Azcárate Velasco es Psicoterapeuta Humanista. Contáctala al teléfono 555434- 2640 o al mail razcarate@grupomedios.com

Otras notas que te interesan:

¿Eres tóxica o nutricia?

¿Cómo vives la responsabilidad?

Mujer de 10

Mujer de 10

¡Lo probamos por ti! Te damos consejos prácticos y fáciles para resolver tus dudas en moda, belleza, bienestar, finanzas, estilo de vida y decoración.
Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descargable Mujer de 10
Descarga AQUÍ el especial Recetario Navideño FUD ¡Descárgalo GRATIS!
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?