Nuestros sitios
Compartir

¿Cómo vives la responsabilidad?

Por: Valeria Ávila 29 Ene 2020

Libertad y responsabilidad: dos palabras que se complementan mutuamente, que van de la mano, que se acompañan. Cuando empecé el posgrado en Psicoterapia Gestalt, no hubo un solo […]


¿Cómo vives la responsabilidad?

Libertad y responsabilidad: dos palabras que se complementan mutuamente, que van de la mano, que se acompañan. Cuando empecé el posgrado en Psicoterapia Gestalt, no hubo un solo momento en que nos dejaran de insistir la importancia de hacernos responsables de nuestra propia vida y nuestros actos. 

Esto aparentemente es algo intrascendente, incluso sin lógica, siempre pensamos que somos responsables, pero ¿realmente lo somos? No idealmente, y te voy a decir por qué.

La responsabilidad ha sido un valor deseado por toda sociedad civilizada, pero ¿para qué serlo? ¿de qué es valioso responsabilizarnos? ¿de dónde emana esta conducta responsable?

Nace de los deberes impuestos por la sociedad y sus instituciones: familia, estado, iglesia, escuela, etcétera. Sin embargo, si analizamos esto con todo detenimiento, nos daremos cuenta que de que estas responsabilidades que tratamos de cumplir muchas veces son obligaciones no deseadas. Entonces pueden suceder dos cosas, y seguramente alguna de las dos te ha ocurrido: te sobresponsabilizas para obtener desde reconocimiento hasta posiciones de control sobre otros o te des-responsabilizas, ¿cómo? Mostrando una actitud de apatía, falta de interés o incluso rebeldía.

Este video te puede interesar

responsabilidad

Foto: Shutterstock

Pero yo les quiero hablar de la responsabilidad que hace que la mujer se desarrolle y que promueve su libertad. Aquella que no se basa en deberías sino en el aprendizaje a partir de la experiencia de la persona que la ayuda a detectar cuáles son sus verdaderas necesidades.

Carl Rogers, el padre del Humanismo, habla de cinco condiciones que facilitan la responsabilización: Respeto, consideración positiva incondicional, congruencia en la relación, empatía y límites. Honestamente, bien sabemos los que trabajamos en el campo de la Psicoterapia, lo difícil que es para cualquier persona vivir en estas condiciones.

Lo que es un hecho es que la responsabilidad sólo se da si existe conciencia, si eres capaz de contactar con tus necesidades reales, con lo que verdaderamente te interesa, lo que es significativo en tu vida. Esta es la única manera que encuentro de poder vivir la responsabilidad en la propia experiencia: en libertad.

Si eres consciente de lo anterior aprenderás a priorizar, le darás importancia a lo que es verdaderamente importante y dejarás de lado lo que no lo es. Y lo más importante de todo: por fin dejarás de culpar a los demás por los sinsabores de tu vida, por los errores cometidos, por los padres que tuviste, por los maestros que te educaron y hasta a Dios a quien seguramente le has reclamado el haber nacido en esa familia y en esas circunstancias.

Pero te tengo una buena noticia: cuando te responsabilices de tus actos elegirás lo que realmente desées y siempre con la conciencia de que eres tú y nadie más que tú quien decide por ti. Este es el significado más grande y bello de la libertad.

Rosi Azcárate Velasco es Psicoterapeuta Humanista. Contáctala al teléfono 555434- 2640 o al mail razcarate@grupomedios.com

Otras notas que pueden interesarte:

El poder de la gratitud para ser feliz

5 pasos para perdonar

Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descargable Mujer de 10
Descarga AQUÍ nuestro especial DESPÍDETE DE LA VISTA CANSADA Y MEJORA TU VISIÓN ¡Descárgalo GRATIS!
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?