Nuestros sitios
Compartir

7 tips para ser más paciente

Por: Mujer de 10 13 Sep 2015

 Si tú como yo eres impaciente, quizá te funcionen estos siete tips para ser más paciente que estoy probando para trabajar este aspecto de mi vida. Te animo a […]


7 tips para ser más paciente

 

Si tú como yo eres impaciente, quizá te funcionen estos siete tips para ser más paciente que estoy probando para trabajar este aspecto de mi vida. Te animo a que tú también los pruebes.

Lo acepto: soy impaciente por naturaleza. ¡Muy! Pero no me gusta serlo, me choca cómo me comporto cuando pierdo la paciencia. Me doy vergüenza ajena, jaja. Y estoy hablando de la impaciencia sana, porque a hay de la buena, cuando se mezcla con ilusión por algo increíble que va a suceder. o hablo de la impaciencia mala, la que viene de la desilusión o las malditas prisas. Por eso, intento trabajar esta área de oportunidad cada vez que comienzo a ponerme “malita”, y aplico siete tips para ser más paciente que me han ayudado. Te los comparto.

tips-para-ser-mas-paciente

Foto: Shutterstock

Este video te puede interesar

Antes, déjame contarte un poco de mi problema. No soporto hacer cola en el súper. En cuanto empiezo a ver que se tardan más de lo habitual, el cajero o el cliente, empiezo a sentir que me hierve la sangre, me tiemblan las piernas, aprieto la mandíbula y comienzo a refunfuñar para mis adentros, y luego cada vez más alto hasta que exploto y comienzo a hacer gestos. ¡Qué horror!

Enseñarle a mi mamá a manejar la computadora es un suplicio para mí. Y me siento fatal por ello, pero no lo puedo evitar. ¡Es que no hay manera!

Detrás del volante soy un horror. No hago tonterías, pero la impaciencia me mata. Si eres una conductora lenta e indecisa, no querrás ir adelante de mí.

El elevador que tarda siglos, mi pobre perrita a la que le cuesta caminar, todo es eterno, lento… En realidad, no hago escenas ni nada por el estilo, ¡me moriría de pena! Pero no me gusta cómo me hace sentir la impaciencia. No me gusta estar tan acelerada, todo el día. ¡Es demasiado!

Por eso, desde hace unas semanas decidí trabajar en la paciencia, porque no me gusta en lo que me convierte. Comencé a aplicar siete tips para ser más paciente que me están funcionando. A veces los olvido por completo, pero las veces que los he aplicado funcionan y siento que me están ayudando. Los comparto contigo para ver si te son útiles.

1. Evita hacer exageraciones. ¡Es tan difícil! Y la cosa es hacerlos desde el pensamiento y el lenguaje. Hay que ser objetivas y no hacer dramas por nada. Exagerar es una de las causas de la impaciencia, así que veamos las cosas como son.

2. Hay que asumir la responsabilidad. Debemos darnos cuenta de que lo que nos pone mal, ansiosas e impacientes somos nosotras mismas, no los demás. Uno es el que le da el valor a lo que sucede y quien centra su atención en los otros. Cuando te sientas impaciente, desvía tu atención de lo que lo origina y enfócate en otra cosa. Si no lo ves, no te afecta. Tú decides, recuérdalo. Tu eres responsable de generar la impaciencia.

3. Aprende a respirar. Inhalar y exhalar por la nariz en cinco tiempos, con calma, ayuda a relajar el sistema nervioso y todo el cuerpo, calmando también la mente. Esta y la respiración se afectan una a la otra, y puedes modificar tu patrón mental con tu respiración.

tips-para-ser-mas-paciente

4. Disminuye las expectativas. No pienses que todo debe salir como deseas ni que todos deben actuar como tú pretendes. Esa es otra causa importante de la impaciencia, y yo la conozco bien porque me sucede mucho. Pero me he dado cuenta de que tener expectativas todo el tiempo es frustrante y, además, innecesario. Cuida bien la forma en que idealizas todo y a todos, identifícala y ponle un alto.

5. Sé coherente. Si te enojas porque alguien llega tarde a una cita pero tú siempre tarde, estás mandado un mensaje equivocado. Si algo te impacienta, fíjate si no haces tú también eso mismo y más bien tu falta de paciencia eres tú misma proyectándote.

6. Enfócate en las soluciones. Cuando algún proceso a toda miras incorrecto e ineficiente te impacienta, como una fila en un lugar o un alto que dura siglos, piensa cómo podría solucionarse ese mal funcionamiento y si puedes, manda un mail o haz una llamada y propón esa solución. Muchas veces nos impacientamos por un proceso ineficiente que resulta evidente, la propuesta es que, en vez de enojarnos, tomemos acción y tratemos de solucionarlo para que se vuelva eficiente. Distraer así ka ente evitará la impaciencia y, además, estaremos contribuyendo en algo positivo.

7. Aprende a esperar. Ni modo, a veces hay que esperar, hay que ser tolerantes, hay que acompañar a alguien más lento, lo que sea, ni modo. Así es la vida y tenemos que vivirla de la mejor manera por nosotras mismas y por nuestros seres queridos. Así que aprendamos a ser pacientes, acompañando de corazón y estando en el momento presente, en el aquí y ahora. Sin prisas, sin querer hacer lo que sigue, sin mirar el reloj. Solo estando en cuerpo y mente al cien por ciento.

Estoy aplicando estos siete tips para ser más flexible poco a poco, y ahí la llevo. Sobre todo, me han ayudado a darme cuenta de donde viene mi impaciencia y a bajarle al acelere de mi vida. Espero que a ti te funcionen.

Otras notas que te interesan:

¿Sabías que existen cinco sentimientos básicos?

¿Eres tóxica o nutricia?

Libera tus emociones con tapping

Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descargable Mujer de 10
Descarga AQUÍ nuestro ESPECIAL: GUÍA DEL BEBÉ. ¡Descárgalo GRATIS!
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?