Compartir
Suscríbete al NEWSLETTER

Síntomas poco comunes del cáncer de mama

Por: Eloísa Carmona 04 de Febrero
Síntomas poco comunes del cáncer de mama
Comparte éste artículo

La detección temprana es clave.

Entre los síntomas más comunes del cáncer de mama encontramos las formaciones de bultos o masas y cambios en el tamaño de las mamas, pero también hay algunos síntomas raros del cáncer de mama a los que hay que prestar atención 

Estar atentas a los síntomas relacionados con el cáncer de mama es fundamental, porque la detección temprana juega un papel fundamental en el tratamiento exitoso. Aquí reunimos algunos no tan comunes.

Recuerda que estos síntomas raros no garantizan la presencia de cáncer, pero pueden ser señales de alerta que justifican una evaluación médica. 

6 síntomas raros del cáncer de mama a los que hay que prestar atención

1. Cambios en la piel

Algunos tipos de cáncer de mama pueden causar cambios en la piel; esto incluye enrojecimiento, engrosamiento, hendiduras, o aspecto similar a la cáscara de naranja en la piel.

2. Cambios en la textura del pecho o la areola

Variaciones como protuberancias, hoyuelos o cambios notorios en la textura de la piel del pecho o la areola pueden ser signos a tener en cuenta.

3. Secreción mamaria inusual

Mientras que la secreción mamaria no suele ser un síntoma de cáncer de mama, una secreción que es clara, sanguinolenta o de color oscuro podría requerir atención médica.

4. Cambios en la forma o tamaño de la mama

Además de los bultos, cambios notorios en la forma o tamaño de la mama pueden indicar la presencia de tejido canceroso.

5. Dolor en la mama

Aunque el dolor no es típicamente un síntoma de cáncer de mama, algunas mujeres pueden experimentar molestias o dolor persistente en la mama afectada.

6. Cambios en los ganglios linfáticos axilares

A veces, la presencia de cáncer de mama puede provocar cambios en los ganglios linfáticos cercanos, que pueden inflamarse y volverse sensibles al tacto.

Estos síntomas no son exclusivos del cáncer de mama y pueden tener otras explicaciones benignas. Sin embargo, si se experimentas alguno, es vital buscar la opinión de un profesional de la salud para realizar una evaluación adecuada. 

Recuerda que la autoexploración regular y las mamografías periódicas desde los 20 años de edad siguen siendo prácticas esenciales para la detección temprana y el cuidado de la salud mamaria.

Te recomendamos
Eloísa Carmona
Eloísa Carmona eloisa.carmona Amateur de la moda, amante de las uñas y apasionada por los temas que tocan a las mujeres.
Comparte éste artículo
Este video te puede interesar

¿Qué tema te interesa?

Suscríbete al Newsletter
¡SUSCRÍBETE!
Descargable Mujer de 10
Descarga GRATIS nuestro especial del mes Sylwia Graff: La inspiración multifacética