Compartir
Suscríbete al NEWSLETTER

¿Cuál es la diferencia entre deudas buenas y deudas malas?

Por: Eloísa Carmona 12 de Enero
¿Cuál es la diferencia entre deudas buenas y deudas malas?
Comparte éste artículo

Algunas deudas pueden ser herramientas útiles, mientras que otras sólo generan dificultades financieras.

Sí, hasta en las deudas hay niveles, o diferencias, para más precisión. Y la diferencia principal entre «deudas buenas» y «deudas malas» tiene que ver con su propósito y potencial beneficio.

La deuda buena suele tener el potencial de aumentar tu patrimonio neto o mejorar significativamente tu vida, como un crédito para estudiar si este nuevo conocimiento te ayudará en tu carrera profesional.

Por otro lado, la deuda mala es dinero prestado y usado para comprar activos que se deprecian rápidamente o activos para consumo. Este tipo de deuda puede incluir altos niveles de deuda de tarjetas de crédito, por ejemplo.

Las 5 compras más inteligentes que puedes hacer a tus 30s

Diferencias principales entre los tipos de deudas

Es importante señalar que la clasificación de una deuda dependerá de diversos factores y contextos individuales.

Aquí te dejamos algunas de las diferencias principales, para que puedas identificarlas:

Las buenas suelen incluir:

  • Inversiones en activos productivos. Es decir, una deuda que se utiliza para invertir en activos que pueden generar ingresos o aumentar su valor con el tiempo. Ejemplos incluyen un préstamo para comprar una casa (hipoteca) o poner un negocio.
  • Préstamo para financiar el desarrollo profesional. Pedir un préstamo para la educación o capacitación que mejore tus habilidades e incremente potencialmente tus ingresos a largo plazo podría encajar como una deuda beneficiosa.

Mientras que las malas se caracterizan por:

  • Gastos innecesarios. Las deudas de consumo no productivas son aquellas contraídas para financiar gastos de consumo que no generan valor o ingresos a largo plazo. Esto incluye préstamos para compras impulsivas, vacaciones, o gastos innecesarios.
  • Altas tasas de interés y pagos difíciles. Las deudas con tasas de interés elevadas, como las asociadas con tarjetas de crédito tienen un riesgo de acumulación rápida de intereses y a pagos difíciles de manejar.

Para evitar caer en endeudamiento, es fundamental evaluar cuidadosamente la necesidad, el propósito y los términos de cualquier deuda antes de contraerla.

Algunas deudas pueden ser herramientas útiles para alcanzar metas financieras a largo plazo, mientras que otras pueden generar dificultades financieras si no se manejan adecuadamente.

La clave es un endeudamiento informado y equilibrado: comprende las condiciones del préstamo, planifica un presupuesto y asegúrate de que la deuda mejore tu situación financiera en lugar de empeorarla.

Secretos financieros que todo millenial debe saber para hacer rendir el dinero

Te recomendamos
Eloísa Carmona
Eloísa Carmona eloisa.carmona Amateur de la moda, amante de las uñas y apasionada por los temas que tocan a las mujeres.
Comparte éste artículo
Este video te puede interesar
Suscríbete al Newsletter
¡SUSCRÍBETE!
Descargable Mujer de 10
Descarga GRATIS nuestro especial del mes Angie Taddei: La tentación hecha talento