Compartir
Suscríbete al NEWSLETTER

Estas son las compras impulsivas que más afectan tu economía

Por: Eloísa Carmona 05 de Enero
Estas son las compras impulsivas que más afectan tu economía
Comparte éste artículo

Conoce los riesgos que conlleva este tipo de compras.

«Vi la rebaja y no pude evitar comprar ese vestido increíble que probablemente usaré una vez en todo el año». Las compras impulsivas son decisiones de compra repentinas, no planificadas, en las que no reflexionamos si necesitamos el producto o servicio.

Aunque podría parecer inofensivo, este comportamiento puede tener un impacto significativo en las finanzas personales, ya que conduce a gastos innecesarios y, en algunos casos, podría conllevar a problemas financieros a largo plazo.

¿Por qué compramos de manera impulsiva?

Las compras impulsivas por lo general están impulsadas por factores emocionales, motivadas por el deseo momentáneo de satisfacer un capricho o incluso aliviar el estrés.

Además, los vendedores utilizan estrategias de marketing para fomentar estas compras, con ofertas irresistibles o promociones llamativas que incitan a tomar decisiones rápidas, sin pensar en las consecuencias financieras.

Las consecuencias de no reflexionar antes de comprar

El problema principal de caer en las compras impulsivas radica en que pueden llevar a un aumento en el endeudamiento. También pueden ser un obstáculo para el ahorro a largo plazo o la construcción de un patrimonio financiero sólido.

Estas son algunas de las compras impulsivas más comunes y que más afectan tus finanzas:

  • Ropa, sobre todo en la temporada de ofertas
  • Comida, relacionada a los factores emocionales
  • Cosas para el hogar
  • Zapatos
  • Libros
  • Juguetes

Para evitar los efectos negativos de las compras impulsivas, es fundamental desarrollar una conciencia financiera sólida, establecer un presupuesto, y practicar hábitos de compra más reflexivos.

La Procuraduría Federal del Consumidor recomienda las siguientes acciones para aprender a controlar las compras por impulso:

  1. Define reglas y límites, por ejemplo, no comprar el súper cuando tienes hambre o evita ir cuando estés cansada, triste o estresada.
  2. Cuando salgas de compras, haz una lista con las cosas que de verdad necesitas y apégate a ella.
  3. Define metas y planes específicos para tu dinero.
  4. Tómate 10 minutos para pensar una compra antes de realizarla.
  5. Hazte la pregunta clave: ¿lo quiero o lo necesito?

Identificar las motivaciones detrás de este tipo de compras y aprender a resistir la presión impulsiva puede contribuir significativamente a mantener tus finanzas personales saludables y sostenibles.

Qué evitar comprar en la cuesta de enero

Te recomendamos
Eloísa Carmona
Eloísa Carmona eloisa.carmona Amateur de la moda, amante de las uñas y apasionada por los temas que tocan a las mujeres.
Comparte éste artículo
Este video te puede interesar
Suscríbete al Newsletter
¡SUSCRÍBETE!
Descargable Mujer de 10
Descarga GRATIS nuestro especial del mes Sylwia Graff: La inspiración multifacética