Nuestros sitios
Compartir

Una tarde rica en… Chilis, probando su nuevo menú

Por: Valeria Ávila 30 Jun 2015

Era sábado a las 3 de la tarde y el hambre nos atacó. “¿Por qué no vamos a Chilis?”, sugirió mi hermano, el tragón. Así fue como […]


Una tarde rica en… Chilis, probando su nuevo menú

Era sábado a las 3 de la tarde y el hambre nos atacó. “¿Por qué no vamos a Chilis?”, sugirió mi hermano, el tragón. Así fue como llegamos a la sucursal de Insurgentes y nos enteramos de que tenían nuevo menú…

A Chilis vamos con frecuencia porque es una opción rica y accesible, pero la verdad es que después de tantas veces, ya nos conocíamos la carta de arriba a abajo. Por eso me emocioné revisando los platillos nuevos y me llamó la atención el hincapié que hacían en el guacamole. “Preparado en tu mesa”, se leía en la descripción.

Me dejé llevar por la mercadotecnia y sugerí a mi acompañante: “¿pedimos el guacamolín?”. Sabía que diría que sí porque como entrada siempre cae bien…

Foto: Pitichelo / Lo pedimos sin chile verde porque somos medio coyones...

Foto: Pitichelo / Lo pedimos sin chile verde porque somos medio coyones…

Este video te puede interesar

 

Ya con la pancita motivada por los totopos guacamoleros, decidí ir más a fondo en las novedades del menú y me encontré con un apartado que decía: Fresh Mex Bowls. Básicamente se trataba de un plato hondo de grandes dimensiones en el que coexistían arroz, frijoles, verduras, pollo (o camarones) y tiritas de tortilla frita.

“What the hell?”, pensé para mis adentros. Y como la vida se trata de probar cosas nuevas, le dije a nuestro amable mesero: “el bowl de chipotle, por favor”. Sin duda, ordenar ese platillo ha sido una de las mejores decisiones que he tomado últimamente…

Foto: Pitichelo / Cuando vayas a Chilis, ordena este platillo. Es llenador, delicioso y diferente.

Foto: Pitichelo / Cuando vayas a Chilis, ordena este platillo. Es llenador, delicioso y diferente.

 

Y claro, mi hermano que es bastante tragoncito no se iba a conformar con un platillo incierto, así que pidió su clásica y siempre abundante hamburguesota, acompañada con papas a la francesa bien sazonadas. Yo creo que se comió más de 1000 calorías en ese platillo… lo bueno que hace ejercicio. Específicamente ordenó la BBQ Ranch, que trae harto tocino.

Foto: Hermano de Pitichelo / Como mide 1.85, mi hermanito piensa que puede devorarse una de éstas cada que le dé la gana... pero ya tiene lonja.

Foto: Hermano de Pitichelo / Como mide 1.85, mi hermanito piensa que puede devorarse una de éstas cada que le dé la gana…

 

Como siempre, terminados nuestros alimentos ya no teníamos nada de hambre, pero ¿qué es una comida fuera sin el postrecito? Para ese momento ya nos habían alcanzado nuestros respectivos novios, así que nos dimos chance de ordenar un mega postre para los cuatro.

La elección de mi cuñada fue bastante acertada, nos sonsacó con un atascadísimo Molten Chocolate Cake que sabía glorioso. Ya sabes, trae helado de vainilla, pan de chocolate y adentro creo que viene relleno de caramelo o algo así… podría comerlo ahora mismo.

Foto: Pitichelo / Vale la pena ir a Chilis solo para comerte este buenísimo volcán de chocolate.

Foto: Pitichelo / Vale la pena ir a Chilis solo para comerte este buenísimo postre.

 

La verdad comimos muy rico y nos gustó conocer los nuevos platillos de Chilis. Nos quedaron ganas de probar unas costillitas del nuevo menú que se veían bastante buenas, pero ya nos apretaba el pantalón… A la siguiente las pedimos y te platico qué tal están.

volveremos-chilis

 

Tal vez quieras leer: Una tarde rica en… Le Pain Quotidien de Palmas

Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descargable Mujer de 10
Descarga AQUÍ nuestro especial DESPÍDETE DE LA VISTA CANSADA Y MEJORA TU VISIÓN ¡Descárgalo GRATIS!
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?