Nuestros sitios
Comparte
Compartir

La vida después de los 25: Cosas que nos dan pena admitir

Por: Valeria Ávila 08 May 2015

Si ya te está pegando la edad, después de los 25 hay una clase de cosas que nos dan pena admitir que se han vuelto parte de nuestra […]


La vida después de los 25: Cosas que nos dan pena admitir

Si ya te está pegando la edad, después de los 25 hay una clase de cosas que nos dan pena admitir que se han vuelto parte de nuestra rutina diaria. 

Después de los 25, la edad nos va diciendo qué sí y qué no y a veces hay ciertas cosas que vamos dejando de hacer mientras crecemos. No por sentirnos viejos ni porque no podamos, pero poco a poco vamos viendo que nuestra rutina deja de ser tan movida por enfocarse en otros aspectos. Aquí ennumeramos 15 cosas que nos da pena admitir en el camino hacia el tercer piso.

1. Desvelarte una noche, tu cuerpo te lo cobra como si tuvieras un año sin dormir.

Mientras que antes de los 25 podías desvelarte casi a diario, ahora que ya estás más hacia los 30 te desvelas un jueves hasta las 2:00 am y a la mañana siguiente parece que te atropelló un camión.

Este video te puede interesar

Foto: Tumblr

Foto: Tumblr

 

2. Te gusta levantarte temprano los fines de semana para aprovechar el día

Si te levantas después de las 11 de la mañana sientes que ya perdiste el día, cuando a los 18 a las 11 de la mañana apenas ibas regresando a casa después de la fiesta.

Foto: Tumblr

Foto: Tumblr

 

3. Las conversaciones de cómo quitar una mancha y de qué manera puedes lavar la ropa sin que se haga fea te parecen más interesantes.

Los temas de conversación se amplían y te interesas más por la forma de limpiar una mancha, cómo hacer que el arroz quede blanco y esponjosito, entre otros temas de señoras.

Foto: Tumblr

Foto: Tumblr

 

4. La idea de pasar el viernes en tu casa te suena el mejor plan ever.

Una tarde de pizza, pijamas y netflix es todo lo que añoras en un viernes. Oh si.

Foto: Tumblr

Foto: Tumblr

 

5. Sufres de una enfermedad que poco a poco te va matando lentamente.

Ya sea una gastritis perrona, una colitis infernal o una migraña del demonios, tienes una enfermedad que te va destruyendo levemente y de la que tienes que andarte cuidando.

Foto: Tumblr

Foto: Tumblr

 

6. Comienza esa tierna edad en la que ya te empiezan a decir señora con más frecuencia

Para los niños ya eres una señora y bien dicen que ellos, los borrachos y los leggins no mienten.

Foto: Tumblr

Foto: Tumblr

 

7. Usar lentes no es una opción, es un alivio

Ya te dijo el oculista que debes usar lentes y eso te alivia, ya que en la noche estás más ciega que un topo.

Foto: Tumblr

Foto: Tumblr

 

8. La piensas más para ir a conciertos

Ese relajito de estar parada toda la noche, la cerveza cara, la gente, los amontonamientos y demás comienzan a darte algo de flojera. Y peor tantito si se trata de un Vive Latino o un Corona Capital. Si es en VIP la piensas menos.

Foto: Tumblr

Foto: Tumblr

 

9. Las crudas te duran tres días

Si decidiste irte de fiesta el viernes, andas con cruda sábado, domingo y hasta lunes, por lo que tratas de bajarle a la fiesta y sobre todo a las bebidukis.

Foto: Tumblr

Foto: Tumblr

 

10. No conoces a los artistas de moda y te da igual

¿Quién rayos es Zayn Malik? ¿Austin Mahone y Becky G hicieron qué en video? Y la neta es que no te interesa, porque esas son cosas de chaviza púbere. Guácala.

Foto: Tumblr

Foto: Tumblr

 

11. No puedes empezar el día sin un café y escuchar las noticias

Oh si, aquello por lo que reconocías a tu papá y te quejabas, ahora lo haces y entiendes lo útil que es.

Foto: Tumblr

Foto: Tumblr

 

12. Estás más interesado en un estilo de vida “saludable”

Pero esta decisión es más porque tu cuerpo te lo exige que porque estés convencido de ello.

Foto: Tumblr

Foto: Tumblr

 

13. Te asustas un poco al darte cuenta lo parecida que eres a tus papás

Cada vez que te miras al espejo comienzas a darte cuenta que tus ojos cada vez se parecen más a los de tu mamá y tu nariz a la de tu papá y te da un escalofrío al verte tan parecida.

Foto: Tumblr

Foto: Tumblr

 

14. No entiendes la onda de la chaviza

Recuerdas con nostalgia cuando MTV pasaba vídeos y no puro reality, no entiendes eso de twerking y ni te animas a hacerlo, Kylie Jenner y sus labios te valen un cacahuate y Skrillex y el dubstep se te hacen algo que jamás escucharías.

Foto: Tumblr

Foto: Tumblr

 

15. Comienzas a entender más los reclamos de tus papás

Ese “apaga la luz, que está bien cara” o “cuando pagues tu renta, entenderás” los entiendes mejor porque ya viste que no son quejas de viejito, sino una realidad.

Foto: Tumblr

Foto: Tumblr

Checa también:

¿A poco no? ¿Qué otra cosa se te hace más difícil después de los 25? ¡Cuéntanos!

Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descargable Mujer de 10
Descarga AQUÍ nuestro ESPECIAL: MUJERES TRANSFORMANDO NEGOCIOS. y entérate. ¡Descárgalo GRATIS!
NOTAS RELACIONADAS