Amor Moda y Belleza
Estás leyendo:
Tips para tu vida y el hogar Objetos personales que debes cambiar continuamente y seguro no sabías
¿Te gustó la nota?
Comparte este contenido
SUSCRÍBETE
Revista Impresa
Queremos complementar lo que más te gusta de tu revista digital.
SUSCRIBIRME A LA REVISTA No, gracias.

TRUCOS

Objetos personales que debes cambiar continuamente y seguro no sabías

Están los objetos que no debes compartir, los que vencen y los que debes cambiar con regularidad; estos son los objetos para el cuidado personal que seguro has manejado erróneamente y no tenías ni idea. Regálate un momento y toma nota.


Escrito por: Mujer de 10
Objetos personales que debes cambiar continuamente y seguro no sabías

Las mujeres podemos tener en nuestra habitación mil objetos para el cuidado personal. Está comprobado que podemos tener cualquier objeto y en gran cantidad, pero no sabemos con qué frecuencia lavarlo o cambiarlo.

Existen ciertos productos u objetos que tienen fecha de caducidad y hay otros que deben tener un cambio forzoso por higiene. Renovarlos servirá para que realmente valga la pena cuando decimos que son para nuestro cuidado. Tomarse un día a la semana no está mal, mucho menos si vas a remediar lo que estuviste haciendo por error todo este tiempo.

1.- Ropa de cama

Siempre se ha dicho que tu cama es el único lugar de paz, por ende, es importante que lo mantengas limpio. Cambiar tus sábanas, cobijas, edredones y almohadas es esencial que lo hagas una vez por semana. Si duermes con poca ropa, no sueles bañarte antes de dormir o duermes con tus mascotas, debes cambiar estos objetos con mayor frecuencia. El sudor y algunos bichos se acumulan en tu cama y traen grandes consecuencias. E incluso, sería mucho mejor si aspiras tu colchón de vez en cuando.

2.- Pantuflas

Por el calor que éstas generan y los hongos que pueden almacenarse, lo ideal es que las laves una vez a la semana y dejes secar al sol. Ocúpalas hasta que estén realmente secas, no si aún están húmedas. Debes cambiarlas en un periodo aproximado de seis meses.

3.- Toalla de baño

En verdad es indispensable que después de secarte, debes dejarla colgando en un lugar fresco para que logre orearse. Según especialistas, en tu toalla se quedan células muertas y mucha humedad. Debes lavarla mínimo cada 4 días, máximo 7.

4.- Esponja de baño

No importa el tipo de esponja que utilices; marina, luffas o las de flor. Con el paso del tiempo se convierten en un nido de bacterias. Dermatólogos recomiendan, en primera instancia, jamás compartirla, secarla a diario después de ducharte, no utilizarla para tu cara o zona íntima, lavarla cada tercer día y sustituirla cada dos meses.

5.- Rastrillo

Si eres una chica que utiliza esta herramienta para depilarse debes tomar nota. Cada que ocupas éste, va recogiendo células muertas y en las paredes de la navaja se van acumulando microbios. Si tu rastrillo es desechable, lo mejor que puedes hacer es cambiarlo después de 4 o 5 usos. Si la navaja es de repuesto, después de 10 usos máximo. Nunca lo cambies hasta que la navaja pierda filo.

TIP: Si usas un rastrillo para depilar la zona vaginal, es mucho más saludable que tengas uno exclusivo para el área y cambiarlo al segundo uso. 

6.- Sandalias de baño

Este objeto es de gran utilidad, nos ayuda a prevenir alguna infección cada que entramos a la ducha. Si quieres que esto sea súper efectivo, debes dejarlas secar después de cada baño y cambiarlas cada 6 meses. ¡Sí, aunque no lo creas! Las sandalias de espuma son las que más humedad acumulan. ¡Ya sabes qué hacer!

7.- Toalla de manos

¿Te ha pasado que en ocasiones cuando te secas las manos, se impregna a tu piel un olor horrible? Bueno, esa es la señal de que pasaste el límite. La toalla de manos debe lavarse y cambiarse cada tercer día, con mayor razón si vives acompañada. Médicos recomiendan que la mejor manera de cuidar tus manos es utilizando toallas de papel.

8.- El bra

Un sostén muy bien cuidado puede durarte hasta 1 año, no más, al menos no es nada higiénico. Se estima que la limpieza ideal de tu bra debe ser constante, máximo cada tercer día. El busto es una de las partes de nuestro cuerpo que más sudor genera, las varillas del brasier tienden a habitar bacterias y no está padre cargar con ellas a todos lados. Si usas sostén con almohadillas y éstas se pueden quitar, lávalas a parte.

9.- Cepillo y peine para el cabello

El periodo para cambiar tu cepillo o peine es de 6 meses a 1 año. Para que puedas conservarlo en buen estado, es necesario que lo laves una vez por semana y después de cada uso debes quitarle los restos de cabello.

10.- Cepillo dental; objetos de mayor cuidado

Para mantener tu cavidad bucal saludable, los odontólogos recomiendan cambiar tu cepillo cada 3 meses sin importar qué tan gastadas estén las cerdas. Obviamente, enjugarlo muy bien después de usarlo.

¿Te gustó? Anímate a leer esto:

8 cosas que no sabías que tienen caducidad