Amor Moda y Belleza
Estás leyendo:
Mujer Natural 5 razones para no tener coche
¿Te gustó la nota?
Comparte este contenido
SUSCRÍBETE
Revista Impresa
Queremos complementar lo que más te gusta de tu revista digital.
SUSCRIBIRME A LA REVISTA No, gracias.

MUJER NATURAL

5 razones para no tener coche

Aunque suene a broma, la movilidad en la Ciudad de México puede convertirse en un tema de acalorado debate que puede terminar en gritos y […]


Escrito por: Ximena Morales
5 razones para no tener coche

Aunque suene a broma, la movilidad en la Ciudad de México puede convertirse en un tema de acalorado debate que puede terminar en gritos y sombrerazos. ¿Tú de qué lado estás, con o sin coche?

Si estás pensando en comprar un auto, antes de tomar cualquier decisión lee estas cinco razones para no tener coche y ¡convéncete!

Tráfico

No necesitamos darte muchos datos y porcentajes porque estoy segura de que lo has vivido mucho a lo largo de tu vida: el tráfico en la Ciudad de México es insoportable. Y pues sí, somos 8.8 millones de habitantes (más todos los que vienen de la Zona Metropolitana) que intentan moverse por esta ciudad en  más o menos 4 millones de coches todos los días. La congestión no debería ser sorpresa, sobre todo si pensamos que cada coche transporta, en promedio, 1.2 personas por viaje (porque no estamos acostumbrados a compartirlo). Eso sólo se traduce en horas pico con traslados cortos en, por lo menos, 1 hora y media. ¿Quieres vivir atascada en el tráfico?

via GIPHY

 

Contaminación

Con tantos coches parados durante tanto tiempo, la contaminación es el pan nuestro de cada día. Las últimas contingencias ambientales lo demuestran: nos estamos ahogando. Yo sé que los coches particulares no son la única razón, sé que los camiones de carga, algunos autobuses de transporte público, las industrias y hasta el clima son factores importantes, pero no se puede dejar de lado que los coches, por tantos que son, también son un factor importante para lo que respiramos.

coche-contamina

Estrés

Después de tres horas de embotellamiento, hasta la más zen de tus amigas estalla, ¿o no? ¿Recuerdas esa escena de Un día de furia donde Michael Douglas se vuelve loco? Te prometo que no quieres terminar así…

coche-estres

Estacionamiento

Nunca hay en dónde estacionarse: los lugares en el súper o en el centro comercial están todos llenos y en las calles no hay un solo espacio libre. Y si lo llegas a encontrar está en zona de parquímetro o tienes que lidiar con las mafias de los viene-viene, que si bien te va te pedirán «pa’l chesco», pero lo más seguro es que su tarifa por «cuidarle el coche, güerita», sea de por lo menos $50. Lo que me lleva al último punto…

coche-viene-viene

¡Es carísimo!

Primero, el enganche, luego las mensualidades; después, si te atrasas con uno de los pagos, los intereses. Cuando ya lo terminaste de pagar, el seguro, la tenencia (o su equivalente), la gasolina (cada vez más cara), el estacionamiento, la pensión, las multas… ¿No prefieres evitarte ese dolor de cabeza?

coche-caro

¡Hay más opciones para transportarse por la ciudad! Aquí ya te contamos de algunas otras recomendaciones:

¿QUÉ TEMA TE INTERESA?