Nuestros sitios
Compartir

Cómo formar niños responsables

Por: Valeria Ávila 22 Abr 2015

La responsabilidad es el principal cimiento de una vida digna, honorable y con consciencia social, por lo que, de no educarlos con este valor, lo que estás […]


Cómo formar niños responsables

La responsabilidad es el principal cimiento de una vida digna, honorable y con consciencia social, por lo que, de no educarlos con este valor, lo que estás enseñándoles es la raíz de la impunidad…

De acuerdo a la terapeuta familiar y conferencista Rosario Busquets, es necesario que entendamos la responsabilidad como la capacidad para asumir las consecuencias de nuestros actos. Esta óptica da libertad y pone el acento educativo en la presencia de consecuencias.

Por ello, al buscar formar niños responsables, es importante que entiendan las siguientes tres máximas:

    Este video te puede interesar

  • Lo que me sucede es consecuencia de las decisiones que tomo, no hay culpables.

  • Mis acciones tienen un efecto en mi entorno, por tanto en los que me rodean.

  • Formo parte de un todo mayor que yo (familia, comunidad escolar, equipo deportivo, sociedad, etc.) y me corresponde contribuir a su buen funcionamiento.

niña_haciendo_tarea

Una manera de fomentar la responsabilidad en los niños es a través de la asignación de obligaciones de acuerdo a su edad.

Éstas son las 5 áreas fundamentales en que debe ser reponsable un pequeño:

La productividad. Involucra lo académico.

La alimentación. Todo lo que sea capaz de lograr, permítelo. Que se siente y se involucre con la actividad.

El orden. De su cuarto y de las áreas que comparte en familia. Todo lo que prende, apaga; lo que saca, guarda y ayuda levantando sus trastes (mayores de 7 años pueden ayudar a lavarlos)

Higiene. Debe cooperar a la hora del baño, al lavarse los dientes, etc.

Arreglo personal. Aunque los padres le ayuden porque es pequeño, debe involucrarse. Nada de vestirlo mientras él ve tele. Si el niño se involucra, genera responsabilidad en forma natural.

También te funcionará motivarlo a colaborar en el cuidado de la mascota de casa o comprar una plantita para que se ocupe de atenderla.

 

Sobre las consecuencias y sus efectos

Cuando Busquets habla de consecuencias, no está considerando la violencia o el maltrato, sino el escenario en el que el niño se da cuenta que su conducta tiene un efecto positivo o negativo en su entorno, ante lo que el chico se pregunta (no a grandes niveles de conciencia) “¿me conviene o no me conviene volver a actuar igual?”.

Si no hay efecto, si hacer “lo que se le pega la gana” le sale gratis, tu hijo no se va a preocupar por modificar la mala conducta, pues no se topa con un malestar.

Recuerda que si el niño tiene edad para cometer un comportamiento inadecuado, tiene edad para pagar una consecuencia al respecto. Eso es lo que lo hace entender, no los sermones de los papás.

 

Con información de: Revista Fernanda, escrito por Gloria Aguiar

 

Lee también

 

 

Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descargable Mujer de 10
Descarga AQUÍ nuestro especial DESPÍDETE DE LA VISTA CANSADA Y MEJORA TU VISIÓN ¡Descárgalo GRATIS!
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?