Amor Moda y Belleza
Estás leyendo:
Mascotas 10 errores que cometes con tu mascota
¿Te gustó la nota?
Comparte este contenido
SUSCRÍBETE
Revista Impresa
Queremos complementar lo que más te gusta de tu revista digital.
SUSCRIBIRME A LA REVISTA No, gracias.

MASCOTAS

10 errores que cometes con tu mascota

Todos tenemos las mejores intenciones al momento de cuidar a nuestros animalitos, pero a veces la regamos por ignorancia o, claro, porque queremos consentirlos al […]


Escrito por: Mujer de 10
10 errores que cometes con tu mascota

Todos tenemos las mejores intenciones al momento de cuidar a nuestros animalitos, pero a veces la regamos por ignorancia o, claro, porque queremos consentirlos al máximo. Descubre estos 10 errores que cometes con tu mascota.

Consentir a tu perro o gato demasiado puede ocasionar que lleves a cabo acciones no tan benéficas para ellos. Si no me crees, mira los errores que cometes con tu mascota. Ojo, yo también los cometo, ¡es tan fácil olvidar que no son pequeños humanitos! 🙂

1.- Le das de comer comida humana sin control. Siempre he dicho que comer croquetas toda la vida debe ser lo más aburrido del mundo, ¡pobres animalitos! Por eso, les doy probaditas de que queso, zanahoria, jicama, manzana… y en ocasiones especiales medio sandwich o hasta tacos. ¡Deberías ver su cara, jaja! El problema es que muchos alimentos pueden hacerles daño o incluso, ser letales. Además, si les das de comer sin control van a engordar y, si lo haces mientras tú comes, ¡olvídate de disfrutar una comida en paz! Por eso, sí, se vale darles comida rica de vez en cuando para que no se aburran, pero siempre sabiendo que no les haga daño y bajo un régimen para evitar que engorden. Descubre cuáles son los alimentos tóxicos para tu mascota.

2.- No la dejas convivir. ¿Has visto esos pobres perritos que tratan de acercarse a otros y el dueño los jala para evitado? ¿Has visto su carita de frustración? ¿Te gustaría que te hicieran eso a ti? No, ¿verdad? Entonces, dejemos que nuestras mascotas convivan con otros de su especie. No les va a pasar nada, no temas, al contrario, ellas necesitan convivir y socializar para estar mental y emocionalmente sanos, ¡al igual que los humanos! Permíteselos, no las frustres.

3.- Tampoco la dejas correr. Yo sé que hay perros más o menos educados, que hay peligros en la calle, que se pueden perder… Pero si tu perro no corre libre y no tiene ocasión para oler y descubrir el mundo a su manera, se frustrará y no sacará toda la energía que trae. Es por esto que existen muchos problemas e conducta que se pueden remediar con un buen paseo libre. Por supuesto, llévala a un lugar cercado y seguro. ¡Verás cómo se vuelve una mascota feliz!

4.- No la sacas a pasear. Ya no hablemos de dejarla correr, si no la sacas a pasear y no puede desfogarse, será una mascota infeliz. Punto. No importa que tanto jardín tenga o qué tan grande sea el patio. Simple: imagínate tú encerrada toda la vida en tu casa. ¿Te gustaría? ¿Es algo saludable? No. Lo que cuenta para ti, cuenta para tus animalitos.

5.- No la limpias llegando de la calle. Caso contrario, tus perros y gatos, como los míos, salen, juegan, pasean y se meten donde quieren. Y claro, llegan hechos un asco, sobre todo en lluvias cuando entran a la casa con las patas llenas de lodo y empapados. ¿Imagínate si los dejara subirse así a mis muebles o caminar por lam alfombra? Aunque no se note la suciedad, considera que traen muchas bacterias de la calle en las patas. Así que límpialas con una toallita húmeda o una toalla de tela al llegar.

6.- La dejas sola todo el día. Sé que tener un perro o gato es increíble, o un hurón o un conejo. Pero, especialmente si es un perro, lo mejor es que si vas a trabajar se quede acompañado por un humano o que alguien lo vaya a atender y a pasear un rato. Los perros desatendidos, olvidados largas jornadas en casa, sufren. No les va a pasar nada, pero tampoco se la van a pasar bien. Créeme, los oigo aullar todos los días de tristeza. Si no puedes atenderlo o pagarle a alguien que lo haga, mejor no lo tengas.

7.- La tienes olvidada en una azotea o patio. No tengo que explicar lo inhumano y desgarrador que es hacer eso, ¿cierto? De verdad, si es tu caso, ¡da en adopción a tu mascota! No merece ese sufrimiento.

8.- La cruzas porque si no se enferma. Es una de las creencias que más daño le han hecho a los perros y gatos como especie. No es verdad que si no se cruzan se enferman, tampoco es verdad que si las esterilizas dejan de ser como son y que es antinatural. Lo que sí es verdad es que por esas ideas sin fundamento hay decenas de miles de perros y gatos sufriendo en las calles o abandonados en casas porque ya nadie los quiere. No cruzarlos y operarlos es lo que mejor que puedes hacer por todos los gatos y perros del mundo, evitando que terminen en la calle o amarrados en la azotea de alguien que, un día, pensó que sería buena idea tener una mascota y al mes se aburrió.

9.- La tratas como humano. Educar a una mascota es un asunto delicado. Por supuesto que tienes que darle amor, cariño y cuidados, pero sin extralimitarte y tratarla como un niño, porque entonces la confundes y es cuando empiezan los problemas de conducta. Lo ideal es tratarla como el animal que es, considerando su fisionomía, sus necesidades, la forma en que percibe el mundo, cómo se comunica contigo y sus características. No es un niño, es un perro. Sí, ámalo, quiérelo, pero no te confundas ni lo confundas.

10.- No la llevas al vet ni cuidas su salud. Me impresiona la cantidad de enfermedades y padecimientos que tienen hoy día los perros y gatos. Es increíble, se la pasan en el veterinario. No todos, claro, pero muchos sí. ¿Será por la comida, los malos hábitos, las cruzas indiscriminadas? No lo sé, pero si tienes una mascota tienes que considerar los gastos en médicos, medicinas y demás que deberás solventar para asegurar su bienestar. En serio, si no puedes cubrirlos, no tengas una mascota. Es espantoso ver perritos enfermos olvidados por sus dueños que no tienen dinero o no quieren pagar un veterinario. Conozco tantos casos que así, que por eso menciono ese error.

Estos errores que cometes con tu mascota quizá te parezcan obvios, pero veo y oigo tantas historias terribles que siento necesario volver a lo básico que, para mí, es el bienestar del animal. De ahí que el error número uno es: si no tienes los medios ni la disposición para atender ub cuidar a una mascota, ¡no la tengas! Punto.

Considera también estos cuidados básicos para tener un perro sano y feliz

http://www.mujerde10.com/2015/08/mi-espacio/cuidados-basicos-para-tu-perro-que-quiza-no-aplicas/