Compartir
Suscríbete al NEWSLETTER

¿Cuándo es momento de dormir a tu perro?

Por: Mujer de 10 01 de Febrero
¿Cuándo es momento de dormir a tu perro?
Comparte éste artículo

Quienes tenemos una mascota, sabemos que algún día llegará ese doloroso y terrible momento en que partirá. En muchos casos, nosotros debemos ayudarles a dar ese paso, […]

Quienes tenemos una mascota, sabemos que algún día llegará ese doloroso y terrible momento en que partirá. En muchos casos, nosotros debemos ayudarles a dar ese paso, para evitar que sufran. Es difícil, por muchas razones, decidir cuándo es momento de dormir a tu perro. Yo he estado en esa situación, te comparto mi experiencia.

Amo a los perros -y a todos los animales- muy cañón. Mis perros han sido como mis hijos, los considero parte de mi familia. Por eso, tomar la difícil decisión de dormirlos ha sido terrible. Si has estado ahí, sabes a lo que me refiero. Por un lado no quieres verlos sufrir más, pero por otro no quieres perderlos, además de que tener su vida en tus manos es realmente duro. ¿Cómo estar segura de que el animalito ya se quiere ir o de que estás haciendo lo mejor para él? ¿No será que más bien, estás tomando una decisión que te conviene nada más a ti?  ¡Uff, estas preguntas te quitan el sueño por noches enteras!

Yo he pasado por esa experiencia dos veces y veo una tercera algo próxima. ¡Me muero de tristeza! La primera vez decidimos dormir a Magoo, un shar pei de 7 años que era realmente bravo. Desde chiquito fue agresivo con los perros y peor aún, con la gente: mordió a media colonia, amigos, parientes e incluso a nosotros. Hicimos todo lo posible por educarlo y bajarle la agresividad: lo llevamos con entrenadores que no sirvieron de nada, lo castramos ya grande, adoptamos a otra shar pei (esterilizada) para que tuviera compañía (la mordió a los dos minutos de que llegó a la casa), lo sacábamos diario a socializar sin éxito, lo llevamos con veinte especialistas y etólogos… Nada funcionó, el pobre Magoo tenía todos los problemas del mundo y no había manera de ayudarlo. Cuando me dijeron que la única opción era quitarle los dientes o tenerlo empastillado, me di por vencida con los especialistas. ¡Nunca le haría eso a mi perro!

Pasaron como dos años más tras esos diagnósticos, y fuimos llevando la situación lo mejor que pudimos. Pero cuando nos cambiamos a un departamento (antes vivíamos en casa) y mordió a la mitad del edificio, supe que habría problemas. Y luego, una tarde, mordió a un niño en la calle y llegó la policía para llevárselo. Por fortuna fue solo un pellizco -no hubo sangre ni nada- y pudimos librarla en esa ocasión, pero sabía que no podía seguir así. Iba a acabar mal la historia para Magoo. No podía exponerme a que se lo llevaran: iba a acabar golpeado y torturado. ¡No! Me costó mucho aceptar que no era un perrito feliz que no iba a cambiar y que representaba un peligro para la gente.

cuándo-es-momento-de-dormir-a-tu-perro

Darlo en adopción no era una opción, desde luego, así que decidimos dormirlo. Fue sumamente doloroso y sé que le fallé a mi Magoocito, por no haberlo sabido educar. Mucha gente me dijo que debí de haberlo dormido antes, que era un peligro… Lo que he aprendido en estos casos es que es muy fácil opinar, pero nunca sabes qué está viviendo la persona con su perro. En ese sentido, mi consejo es que no des nunca consejos. Decidir cuándo es momento de dormir a tu mascota es una decisión muy personal y nadie debe meterse. 

La segunda vez, me acuerdo y me dan ganas de llorar, dormí a mi otra perrita shar pei Pia. También tenía siete años, ella se quedó totalmente ciega en cuestión de tres meses. Nunca supimos a ciencia cierta qué le pasó, tenemos varias teorías pero eso no importa. El proceso de decidir entre dormirla o no duró demasiado, dos meses más, y fue terrible. Yo tenía la esperanza de que se acostumbrara, pero la pobrecita cada vez estaba más estresada, deprimida y deshecha. Era espantoso verla en la madrugada parada a la mitad del pasillo perdida, o golpeando la puerta del clóset donde guardábamos sus croquetas porque lo único que quería hacer era comer y comer para llenar su vacío. ¡Terrible! Sobre todo considerando que era la perra más traviesa, alegre y curiosa del mundo. Tuve que aceptar dormirla, no quería, pero era injusto paz ella tenerla así. Todos los días me acuerdo de mi Pia.

También recuerdo cómo la gente, después de contestarle lo que había pasado, inmediatamente opinaba. Que si se acostumbran, que si habían tenido un perro ciego y había vivido bien, que si fue lo mejor que hicimos… Literal, hubo un par de personas que me dijeron algo como: «si tú no querías cuidarla, me la hubieras dado a mí, yo sí la hubiera cuidado». Hubo tantas opiniones que me hicieron sentir tan miserable, que en verdad lo repito: no digamos nada.

cuándo-es-momento-de-dormir-a-tu-perro

Mi querida Pia, ¡no hay día que no me acuerde de ella!

Hoy me enfrento a la enfermedad y la vejez de mi otra shar pei, Shiva, de doce años. Ella está bien ahorita, pero cada vez le cuesta más trabajo caminar y cada vez le salen más tumores en la piel, a pesar de su tratamiento. No quiero pensarlo, pero sé que pronto deberé tomar la decisión de dormirla. ¿Cómo sabré cuándo es el momento? Cuando Shiva me lo diga, cuando vea que ya no puede más, que ya se quiere ir…

Para finalizar, y ayudarte a responder la pregunta de cuándo es momento de dormir a tu perro -o a tu gato, tortuga, hámster, caballo-, lo único que te puedo decir es que debes tomar en cuenta a tu animalito, antes que a nadie. Pensar si se siente todavía bien o ya no, si quiere seguir viviendo, si está sufriendo, si no corre peligro, si va a tener una calidad de vida apropiada… Hay muchos factures a tomar en cuenta, pero sólo te recomiendo que sean factores relacionados con tu mascota, y no con tu comodidad o la opinión de los demás. Es algo que solo tu animal y tú deben decidir. El mejor momento es cuando estés segura de ello. Puedes tardarte en decidirte o quizá lo decidas al primer instante y no dudes más. No importa cuándo sino que estés segura y que te quedes tranquila con tu decisión, aunque tengas un hueco en el corazón.

Que todos nuestros perritos, gatos, hámsters, tortugas, peces y demás mascotas estén en el cielo de los animales… ¡Siempre los recordaremos con cariño!

Otras notas que te recomiendo leer:
Tips para adoptar a un perro
Manualidades para tu mascota: 10 formas de consentirla

Te recomendamos
Mujer de 10
Mujer de 10 ¡Lo probamos por ti! Te damos consejos prácticos y fáciles para resolver tus dudas en moda, belleza, bienestar, finanzas, estilo de vida y decoración.
Comparte éste artículo
Este video te puede interesar

¿Qué tema te interesa?

Suscríbete al Newsletter
¡SUSCRÍBETE!
Descargable Mujer de 10
Descarga GRATIS nuestro especial del mes Sylwia Graff: La inspiración multifacética