Compartir
Suscríbete al NEWSLETTER

La teoría del apego: cómo entenderla para vincularte mejor

Por: Eloísa Carmona 07 de Marzo
La teoría del apego: cómo entenderla para vincularte mejor
Comparte éste artículo

Conocerla puede ser una gran herramienta para tu vida amorosa.

Apego ansioso, apego evitativo… seguro que has escuchado de ellos, te has preguntado cómo sé qué tipo de apego tengo y quizá hasta identifiques uno en tu forma de relacionarte, pero ¿conoces bien en qué consiste la teoría del apego y cómo esta afecta en tus relaciones adultas?

Los hábitos y comportamientos que las personas desarrollan tanto en su vida sexual como en sus citas pueden ser influenciados por una variedad de factores, pero de acuerdo con la teoría del apego, la vida temprana podría ser uno de los más importantes.

Si bien la teoría del apego está bien establecida e investigada en el mundo de la psicología, hasta ahora es un tema popular en el mundo de las citas y los vínculos. Conocerla te puede permitir obtener una visión útil de tus patrones y comportamientos, y aprender más sobre tu estilo de apego puede ser una gran herramienta para reiniciar tu vida amorosa.

¿En qué consiste cada uno de los 4 tipos de apego?

Cuando somos niños, establecemos un vínculo con nuestros cuidadores, ya que nos proveen y nos nutren para que podamos desarrollarnos. Esta base fundamental y necesaria por lo general continúa repitiéndose a lo largo de nuestras vidas en diversas formas, en múltiples contextos sociales, como amistades, compañeros de trabajo y nuestras parejas románticas. De eso se trata la teoría del apego.

La teoría del apego tiene su origen en el libro Attachment and Loss, del psicólogo británico John Bowlby, publicado en 1969. A partir de él, el tema ha sido investigado por muchos otros psicólogos y expertos, que han seguido desarrollando y mejorando su trabajo desde entonces. De esta continuidad surgen los tipos de apego.

Hay cuatro tipos de apego fundamentales generalmente aceptados en el mundo de la psicología. Según las características y comportamientos típicos de cada estilo de apego que identifiques en ti y en tu forma de vincularte, puedes determinar cuál podría ser relevante para ti.

La teoría del apego: cómo entenderla para vincularte mejor 0

¿Cómo sé qué tipo de apego tengo?

El apego ansioso suele caracterizarse por sentimientos de inseguridad y baja autoestima, miedo al rechazo o al abandono, y una incertidumbre general sobre qué tan segura es la conexión con la pareja.

Entre los rasgos comunes de una persona con este tipo de apego podemos tener una tendencia a preocuparse de ser abandonado, sentir ansiedad cuando no responden a un mensaje de texto o llamada en poco tiempo, o experimentar sentimientos de que no ser «suficiente» para tus vínculos.

Las personas con un apego evitativo tienden a ser muy autosuficientes y a menudo tienen miedo a la intimidad o al compromiso. Algunas de las actitudes constantes de este tipo de apego es que la persona se retira de una pareja o relación una vez que se vuelve demasiado íntima, o practican el ghosting o la negativa a la comunicación.

Un estilo de apego desorganizado es una mezcla de los apegos ansioso y evitativo. Así, cuando alguien con un estilo de apego desorganizado busca cercanía y seguridad en una relación, también puede tener un miedo subyacente a la intimidad.

Para saber si te identificas con el apego desorganizado, revisa si confías en ti mismo o en los demás, tienes baja autoestima o te encuentras yendo de un lado a otro en la toma de decisiones cuando se trata de tus relaciones.

Por último, el estilo de apego seguro indica inteligencia emocional, la capacidad de regular las propias emociones y un sentido de equilibrio entre la independencia y la intimidad con los demás.

Para deducir si tienes un estilo de apego seguro, identifica si tiendes a mantener relaciones saludables y a largo plazo, te sientes segura y confiada tanto dentro de ti misma como en tus conexiones con los demás, y puedes manejar bien los conflictos interpersonales.

¿Cómo ayuda en las relaciones conocer qué tipo de apego tengo?

Reconocer cómo tu estilo de apego afecta la forma en la que vinculas sexoafectivamente y tus comportamientos en las relaciones románticas puede ser útil porque te ayuda a entender las relaciones pasadas e incluso por qué atraes o te sientes atraída a cierto tipo de persona.

También puede ser un punto de partida para hacer mejores preguntas desde el principio, al comenzar a salir con alguien y así descubrir pronto si la persona con la que estás saliendo tiende más hacia un estilo seguro, es decir, a un vínculo saludable a largo plazo.

Aunque alcanzar un estilo de apego seguro es, por supuesto, el deseo de muchas personas, no siempre es necesario tener una vida amorosa saludable y satisfactoria.

De hecho, incluso identificarse con un estilo de apego ansioso, pero conocer a una pareja que tenga un apego seguro puede ayudar a sanar algunos de los rasgos ansiosos y a sentirte más cómoda en tu relación.

Por último, la terapia psicológica también puede ser una gran herramienta para comprender tu estilo de apego y aprender habilidades para afrontarlo de manera saludable. Buscar a un profesional de la salud mental es una excelente manera de ver cómo tus hábitos de citas se derivan de tu apego, pero aún mejor, para saber qué hacer cuando comienzan a afectarte negativamente a ti o a tu pareja.

Te recomendamos
Eloísa Carmona
Eloísa Carmona eloisa.carmona Amateur de la moda, amante de las uñas y apasionada por los temas que tocan a las mujeres.
Comparte éste artículo
Este video te puede interesar
Suscríbete al Newsletter
¡SUSCRÍBETE!
Descargable Mujer de 10
Descarga GRATIS nuestro especial del mes Sofía Castro: Nuestra chick girl 2024