Compartir
Suscríbete al NEWSLETTER

Hacks para mantener tu cama calientita durante las heladas

Por: Alejandra S. Reynoso 29 de Noviembre
Hacks para mantener tu cama calientita durante las heladas
Comparte éste artículo

Estos son los hacks para tener tu cama calientita durante las noches heladas.

Es horrible acostarte y tener que esperar a que tu cama se caliente un poquito en lo que comienzas a quedarte dormida. Te duelen los pies y te la pasas temblando.

Pues para evitar este problema, te compartimos estos hacks que te ayudarán a estar calientita y dormir a gusto sin pasar frío.

Lo más obvio es echarse encima cobijas adicionales. Ya sabemos que mientras más capas, más aislamiento térmico habrá dentro de ellas. El problema es cuando apenas entras a tu cama y el colchón está helado.

cama con sábanas calientitas

Bolsa de agua caliente en cama

El primer consejo que te doy para tener tu colchón caliente y llegues a acostarte a algo cómodo, es usar una bolsa de agua caliente.

Sí, de esas hechas de goma que veíamos en las caricaturas de color rosa. Solamente llénala con agua caliente y métela entre tus cobijas unos 10 minutos antes de dormir.

bolsas de agua
Foto: Amazon

Te recomendamos envolverla en una toalla o sacarla cuando ya estés acostada, pues pueden abrirse y provocarte un accidente con el agua caliente.

Mantas eléctricas

Esta es una gran opción si quieres calor constante durante la noche. A muchas personas les causa inseguridad usarlas, por temor a un accidente con la electricidad, pero en realidad el caso es buscar una de buena marca y seguir las instrucciones del empaque.

Temperatura de ambiente

Aunque esto no hará que tu cama esté calientita, disminuirá el frío en el ambiente y por lo tanto, en tu colchón y cobijas.

Puedes colocar un calentador eléctrico cerca de tu cama, ya sea a un costado o al pie de ésta, procurando que no toque las cobijas ni algún otro objeto.

Outfits ideales para enfrentar el frente frío con estilo

Aísla el frío de tu cama

El suelo suele ser uno de los conductores y almacenes de frío en las habitaciones, sobre todo si son de materiales como cerámica, losetas y demás. Para cortar el flujo de baja temperatura, puedes poner tapetes o alfombras debajo o cerca de tu cama.

tapetes para recámara

De igual manera, unas cortinas gruesas en tus ventanas pueden prevenir que el calor se pierda a través de los cristales durante la noche.

Durante el día, asegúrate de dejar entrar lo más que puedas de luz solar, para calentar la habitación de forma natural a lo largo del día, y que al llegar la noche, no sea tanta la temperatura que pierda.

¿Ya hiciste todo esto? Para mantener el calor en tu camita, te recomendamos complementar tu rutina de noche usando estos tips.

Utiliza sábanas térmicas o de materiales que son más gruesos y retienen mejor el calor, manteniendo la cama más cálida.
También hay sábanas y fundas de edredón más gruesas. Como ya mencionamos arriba, las telas más pesadas ayudarán a retener el calor.

pijama térmica

Aprovecha y busca la pijama más pachona y cálida que encuentres, hay muchas opciones muy accesibles hasta en el supermercado.

Asegúrate de cubrir bien tus pies y brazos para evitar la pérdida de calor. Muchas personas deben cubrirse la cabeza con un gorrito también, pues pierden calor a través de ella.

¿Ya estás lista para pasar noches calientitas en tu cama durante el invierno helado? Asegúrate de leer las instrucciones de cualquier gadget que adquieras para evitar accidentes, y dulces sueños.

Te recomendamos
Alejandra S. Reynoso
Alejandra S. Reynoso Colaboradora ¡Hola! Soy Alejandra, gastrónoma por profesión, creadora de contenido por pasión. Tengo un blog que puedes encontrar como @foodandbooze en todas las redes.
Comparte éste artículo
Este video te puede interesar
Suscríbete al Newsletter
¡SUSCRÍBETE!
Descargable Mujer de 10
Descarga GRATIS nuestro especial del mes Sylwia Graff: La inspiración multifacética