Compartir
Suscríbete al NEWSLETTER

Pet sitting: Viaja, cuida perritos y consigue hospedajes gratis

Por: Magnolia Ramírez 22 de Agosto
Pet sitting:  Viaja, cuida perritos y consigue hospedajes gratis
Comparte éste artículo

Si eres un amante incondicional de los perritos y sueñas con viajar mientras cuidas de ellos, ¡esta nota es tu pasaporte a una experiencia única!

En un mundo donde las mascotas son parte de nuestra familia, surgió una tendencia creada por una necesidad que combina el amor por los perritos y los viajes.

TAMBIÉN TE RECOMENDAMOS LEER:  Wendy Guevara, estos son los detalles su contrato de exclusividad

Si eres de esas personas que ama estar rodeado de ellos y busca un ingreso extra, esta nota es para ti.

Amo a los perritos, ¿qué es pet sitting?

Es un servicio que conecta a los amantes de los perritos con dueños que necesitan apoyo para el cuidado de sus mascotas. Ya sea por trabajo, viaje de negocios, vacaciones o imprevistos.

via GIPHY

 

Un pet sitter se encarga de darles cariño, atención y satisfacer todas sus necesidades, como salir a pasear, darles de comer y jugar con ellos.

La dinámica para convertirte en cuidador es realmente es muy sencilla.  Aquí te dejamos los pasos para que te registres y logres crear un buen perfil:

 

  1. Investigación: Explora las plataformas en línea dedicadas al Pet Sitting. Lee reseñas, términos y condiciones para elegir la que mejor se adapte a ti.
  2. Perfil Atractivo: Crea un perfil atractivo con tus datos, experiencia con mascotas y una descripción personal. Agrega fotos tuyas con animales para generar confianza.
  3. Validación: Algunas plataformas requieren verificación de antecedentes o validación de identidad para asegurar la seguridad de las mascotas y dueños.
  4. Establece Tarifas: Define tus tarifas de acuerdo a la duración del cuidado, número de mascotas y tus servicios adicionales.
  5. Comunicación: Mantén una comunicación abierta y honesta con los dueños. Aclara expectativas y detalles del cuidado.

 

Una vez registrado tu perfil aparecerá cuando un dueño active su búsqueda. Él será el encargado de escoger a un pet sitter de acuerdo a su ubicación, preferencias y experiencia.

 

Hay dos formas de hacer pet sitting:

Cuidarlos desde tu casa: Generalmente el dueño se encarga de llevarte todas sus pertenencias, desde su camita hasta su alimento y juguetes.

Trasladarte hasta su hogar:  Si prefieres que las mascotas se queden en su casa, deberás asistir diario, poner horarios o incluso hospedarte ahí el tiempo que sea necesario.

Lo mejor de este trabajo es que puedes realizarlo desde cualquier parte del mundo.  Como plus, muchos dueños ofrecen hospedaje gratuito a cambio de los cuidados para su mascota.

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por PAME & DAMI (@pameydami)


Si tienes pensado viajar y este modelo de negocio petfriendly te resulta atractivo, aquí te comparto 5 consejos para que te conviertas en un gran pet sitting:

  • Ama lo que Haces: El Pet Sitting tiene como base brindar amor y cuidados. Disfruta de la experiencia y crea lazos con las mascotas a tu cuidado.
  • Sé Responsable: Cumple con los compromisos que aceptes. Los dueños confían en ti.
  • Actualiza tu Perfil: Mantén tu perfil actualizado con información relevante y nuevas experiencias. Agrega fotografías de las mascotas que vas cuidando, eso generará confianza.
  • Feedback: Al finalizar un cuidado, pide a los dueños que te dejen una reseña en tu perfil. Esto aumentará tu reputación y credibilidad y más personas querrán contratar tus servicios.

Si alguna vez deseaste tener un perro o gato, pero no puedes comprometerte a tener uno de tiempo completo, como pet sitter tendrás la oportunidad de disfrutar la compañía de diferentes mascotas sin tener una responsabilidad permanente.

¿Qué piensas de este trabajo? ¿Te animarías a realizarlo?

Te recomendamos
Foto perfil de Magnolia Ramírez
Magnolia Ramírez Editora Web
Comparte éste artículo
Este video te puede interesar
Suscríbete al Newsletter
¡SUSCRÍBETE!
Descargable Mujer de 10
Descarga GRATIS nuestro especial del mes Sylwia Graff: La inspiración multifacética