Compartir
Suscríbete al NEWSLETTER

Rosácea: te ayudamos a saber más de esta afección

Por: Alejandra S. Reynoso 08 de Septiembre
Rosácea: te ayudamos a saber más de esta afección
Comparte éste artículo

La rosácea es una enfermedad crónica de la piel que afecta principalmente la cara. Se caracteriza por enrojecimiento facial persistente, vasos sanguíneos dilatados visibles, y en algunos casos, pápulas y pústulas similares a las del acné.

La rosácea es una enfermedad crónica de la piel que afecta principalmente la cara. Se caracteriza por enrojecimiento facial persistente, vasos sanguíneos dilatados visibles (telangiectasias), y en algunos casos, pápulas y pústulas similares a las del acné. Esta afección suele manifestarse en las mejillas, la nariz, la frente y el mentón, y a menudo se confunde con el enrojecimiento ocasional causado por el calor, la vergüenza o el ejercicio.

Los síntomas de la rosácea pueden variar de leves a graves e incluyen:

1. Enrojecimiento facial crónico.
2. Telangiectasias (vasos sanguíneos dilatados).
3. Pápulas y pústulas enrojecidas, similares a las del acné.
4. Sensación de ardor o picazón en la piel afectada.
5. Sensibilidad extrema a productos para el cuidado de la piel y a la luz solar.
6. Engrosamiento de la piel y desarrollo de una nariz bulbosa en casos graves (rinofima).

rosace

Foto: Pinterest @health

Rutina de skincare para mantener una piel hidratada en otoño

La causa exacta de la rosácea no se comprende completamente, pero se cree que involucra una combinación de factores genéticos y ambientales. Algunos factores desencadenantes comunes incluyen la exposición al sol, el calor, el viento, el estrés, el alcohol y ciertos alimentos picantes o calientes.

El diagnóstico de la rosácea se basa en la evaluación clínica de un dermatólogo. No existe una cura definitiva para la rosácea, pero existen tratamientos que pueden ayudar a controlar los síntomas y reducir los brotes. Estos pueden incluir:

1. Medicamentos tópicos: Como geles o cremas que contienen ingredientes como metronidazol o ácido azelaico para reducir el enrojecimiento y la inflamación.

2. Medicamentos orales: Como antibióticos orales o isotretinoína en casos graves.

3. Terapia con láser y luz pulsada intensa (IPL): Para tratar las telangiectasias y reducir el enrojecimiento.

4. Cambios en el estilo de vida: Evitar los desencadenantes conocidos y usar protector solar para proteger la piel del sol.

Rosácea: te ayudamos a saber más de esta afección 1

Algunas vitaminas y suplementos pueden ser beneficiosos para algunas personas con rosácea, en función de sus necesidades individuales. Siempre es importante consultar a un médico o dermatólogo antes de tomar cualquier suplemento.

Aquí hay algunas vitaminas y minerales que se han estudiado en relación con la rosácea.

Vitamina D: Algunas investigaciones sugieren que la vitamina D podría estar relacionada con la rosácea, y se ha observado que la deficiencia de vitamina D es más común en personas con esta afección. Sin embargo, la evidencia es limitada y se necesita más investigación.

El zinc es un mineral que se ha investigado en relación con la rosácea, ya que se cree que podría tener propiedades antiinflamatorias. Algunos estudios han sugerido que la suplementación con zinc podría ayudar a reducir los síntomas de la rosácea en algunas personas.

Los ácidos grasos omega-3, que se encuentran en pescados grasos como el salmón y en suplementos de aceite de pescado, tienen propiedades antiinflamatorias y podrían ayudar a reducir la inflamación en la piel de algunas personas con rosácea.

Es importante recordar que la eficacia de los suplementos vitamínicos y minerales puede variar según la persona. No todos los casos de rosácea responderán de la misma manera.

Es esencial consultar a un profesional de la salud antes de tomar cualquier suplemento para tratar la rosácea, ya que el tratamiento debe ser individualizado y supervisado por un médico o dermatólogo.

tratamiento rosácea

¿Que no debe hacer una persona con rosácea?

Aunque no existe una cura definitiva para la rosácea, hay varias cosas que una persona con esta afección debe evitar hacer para ayudar a controlar los síntomas y prevenir brotes. Aquí hay algunas recomendaciones sobre lo que no debe hacer una persona con rosácea:

Evitar la exposición al sol sin protección: La luz solar directa puede desencadenar brotes de rosácea, por lo que es importante usar protector solar de amplio espectro con un factor de protección alto y evitar la exposición prolongada al sol, especialmente durante las horas pico de radiación ultravioleta.

No utilizar productos irritantes para la piel:  productos que contienen alcohol, fragancias, base de aceite y otros ingredientes irritantes. Es importante leer las etiquetas de los productos para el cuidado de la piel y elegir productos suaves y libres de irritantes.

No exfoliar en exceso

Te recomendamos
Alejandra S. Reynoso
Alejandra S. Reynoso Colaboradora ¡Hola! Soy Alejandra, gastrónoma por profesión, creadora de contenido por pasión. Tengo un blog que puedes encontrar como @foodandbooze en todas las redes.
Comparte éste artículo
Este video te puede interesar

¿Qué tema te interesa?

Suscríbete al Newsletter
¡SUSCRÍBETE!
Descargable Mujer de 10
Descarga GRATIS nuestro especial del mes Angie Taddei: La tentación hecha talento