Nuestros sitios
Compartir

Los riesgos cardiovasculares de las bebidas energéticas

Por: Mujer de 10 28 Ene 2020

Tomar bebidas energéticas no es tan simple como beber jugo o refresco, existen riesgos que debes tomar en cuenta antes. Conócelos.  Este video te puede interesar Las […]


Los riesgos cardiovasculares de las bebidas energéticas

Tomar bebidas energéticas no es tan simple como beber jugo o refresco, existen riesgos que debes tomar en cuenta antes. Conócelos. 

1184390_72579423

Este video te puede interesar

Las bebidas energéticas no se deben tomar a la ligera, porque implican riesgos reales para los consumidores, los cuales deben ser alertados para que las consuman con responsabilidad.

La doctora Anna Svatikova, cardióloga de la Clínica Mayo, reveló en un estudio reciente, auspiciado por mismo centro, que ingerir una bebida energética de 16 onzas (casi medio litro) puede aumentar mucho la presión arterial y las reacciones hormonales al estrés., esto se dio a conocer durante las sesiones científicas de 2015 de la Asociación Estadounidense del Corazón, y publicados también en la  Revista de la Asociación Médica Americana.

Aumentan la presión arterial

En estudios anteriores se descubrió que el consumo de bebidas energéticas aumenta la presión arterial en jóvenes sanos, explica Svatikova, sin embargo, en este nuevo estudio se demostró que “el aumento en la presión arterial viene acompañado por incrementos en la norepinefrina u hormona química del estrés, lo que puede predisponer a mayor riesgo de eventos cardiacos, incluso en gente sana”.

Los científicos de la Clínica mayo llevaron acabo un estudio donde 25 voluntarios sanos con una edad promedio de 29 años, consumieron una bebida energética de 16 onzas y un placebo en orden aleatorio. Éste se desarrolló dentro de un periodo de cinco minutos y en dos días diferentes, separados por un lapso máximo de dos semanas. La bebida del placebo tenía sabor, consistencia y colores similares a los de la bebida energética, pero carecía de cafeína y otros estimulates como taurina, guaraná o gingseng.

Despues, de consumir la bebida energizante no solamente aumentó la presión arterial de los voluntarios, aclara el comunicado de la Clínica Mayo, sino que los niveles de la norepinefrina subieron casi 74 %, comparado frente a un aumento de 31% después de beber el placebo.

“Estos resultados plantean que las bebidas energéticas deben consumirse con cuidado debido a los posibles riesgos a la salud. Preguntar a los pacientes si consumen bebidas energéticas debe convertirse en algo habitual para los médicos, especialmente al interpretar signos vitales dentro de un un cuadro agudo cardaico”, agrega la Dra. Svatikova.

También te puede interesar leer 9 cosas que debes saber sobre la cafeína

10 cosas que no sabías de las enfermedades del corazón en mujeres

Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descargable Mujer de 10
Descarga AQUÍ nuestro especial DESPÍDETE DE LA VISTA CANSADA Y MEJORA TU VISIÓN ¡Descárgalo GRATIS!
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?