Amor Moda y Belleza
Estás leyendo:
Salud 7 errores de higiene que estás cometiendo con tu vagina
¿Te gustó la nota?
Comparte este contenido
SUSCRÍBETE
Revista Impresa
Queremos complementar lo que más te gusta de tu revista digital.
SUSCRIBIRME A LA REVISTA No, gracias.

SALUD

7 errores de higiene que estás cometiendo con tu vagina

A veces creemos que somos súper cuidadosas cuando de higiene íntima se trata, pero tal vez hay algunos aspectos que no tomamos en cuenta y que […]


Escrito por: Valeria Ávila
val_avila
7 errores de higiene que estás cometiendo con tu vagina

A veces creemos que somos súper cuidadosas cuando de higiene íntima se trata, pero tal vez hay algunos aspectos que no tomamos en cuenta y que quizá sean el motivo de recurrentes infecciones vaginales. Pon atención porque esta información te funcionará más de lo que imaginas, son 7 errores de higiene que estás cometiendo con tu vagina

1. Te estás limpiando de atrás hacia adelante:
Tu vagina y ano tienen bacterias que viven en ellos, las cuales son importantes para el funcionamiento general de las áreas, pero por separado. Las bacterias en la vagina no son las mismas que las que hay en el ano. Esto puede causar todo tipo de infecciones, lo mismo ocurre si tienes relaciones sexuales por ambos lugares, sin enjuagar la zona cada que cambias de área.

cc5e0f10-1d59-0133-467f-0a2ca390b447

2. Estás usando jabón perfumado:
Aunque las vaginas se limpian técnicamente por si solas, a veces quieres darle un poco de ayuda extra. Es totalmente correcto hacerlo con jabón en la vulva y los labios (las partes externas) cuando te estás limpiando el resto de su cuerpo. Sin embargo, asegúrate de estar usando jabón sin perfume. Los jabones o limpiadores con perfumes pueden alterar el equilibrio normal y saludable de la vagina. Y lo mismo pasa con las toallitas vaginales perfumadas y desodorantes vaginales.

1d48a5a0-226b-0133-46a6-0a2ca390b447

3. Duchas vaginales:
No uses duchas vaginales. En serio, no lo hagas. Las duchas vaginales se supone que “limpian”  tu canal vaginal, pero ahora sabemos que tu vagina ya lo hace por su propia cuenta. Todas las duchas vaginales lo que hacen es meterse con el equilibrio natural del pH de la vagina, y el lavado de las bacterias buenas que viven en ese país cuyo trabajo es mantener tu salud vaginal. Si estás experimentando olores vaginales desagradables y deseas deshacerse de ellos, acude a un médico para averiguar la causa subyacente. Lo que hacen las duchas es enmascarar el olor y probablemente empeore algo más serio.

4. No estás cambiando los condones:
Tener relaciones sexuales con penetración puede traer bacterias y los virus del mundo exterior y del cuerpo de tu pareja dentro de ti. Y una protección o barrera son los preservativos, que te protegen de infecciones de transmisión sexual, como la clamidia, la gonorrea, la sífilis y el VIH, e incluso pueden ayudar contra las infecciones que se transmiten a través del contacto de piel con piel (como el herpes genital y verrugas genitales). Pero también es absolutamente fundamental cambiar condones si estás teniendo sexo vaginal y anal – recuerda que quieres asegurarte que las bacterias que viven en tu ano no se mezclen con las de tu vagina.

5. Tu dieta no está balanceada:
Si deseas mantener un equilibrio vaginal, asegúrate de mantenerte hidratada y comer una dieta equilibrada de alimentos nutritivos. Además, hay ciertos alimentos que se puedes consumir para ayudar a los problemas vaginales. Por ejemplo, el jugo de arándano sin azúcar, yogur, ajo crudo y el vinagre de sidra de manzana, son excelentes para combatir o incluso prevenir una infección por hongos, y la soya puede ayudar con la resequedad vaginal.
d2b60df0-1d57-0133-4683-0a2ca390b447

6. Tu ropa interior te queda demasiado justa o está húmeda:
A tu vagina le gusta estar seca (cuando no está activada, por supuesto), y necesita espacio para respirar. Puedes ayudar usando ropa interior de algodón y evitar cualquiera que esté justa. También es importante cambiarte la ropa interior cuando la sientas sudada, y en la playa, no te dejes mucho tiempo el traje de baño húmedo.

7. No cambias las toallas sanitarias o los tampones cuando es debido:
Hablando de mantener las cosas secas, cambia tus toallas y tampones regularmente para que no se conviertan en una zona de alimentación para las bacterias. Mantener almohadillas empapadas cerca de tu vagina hace un efecto cálido y húmedo – clima que a las bacterias les encanta. Y no uses protectores cuando no estás en tu periodo, ya que elevan también la temperatura regular.

7e0d0d80-1d59-0133-08ee-0e76e5725d9d

 

Encontrado en bustle.com

También te puede interesar leer:
Comida para la salud de tu vagina
¿Cómo prevenir infecciones vaginales?

¿QUÉ TEMA TE INTERESA?