Nuestros sitios
Comparte
Compartir

¿Eres una adultescente?

Por: Valeria Ávila 11 Ene 2016

Si tienes más de 25 años, sigues en casa de tus papás y crees que no puedes independizarte, no eres la única; formas parte del creciente fenómeno […]


¿Eres una adultescente?

Si tienes más de 25 años, sigues en casa de tus papás y crees que no puedes independizarte, no eres la única; formas parte del creciente fenómeno adultescente. Conoce más de este tema.

Este video te puede interesar


Hace unos meses se dio a conocer la noticia en Estados Unidos que el porcentaje de mujeres entre 18 a 34 años que aún viven con sus papás o familiares, ha alcanzado el más alto nivel (36.4%) desde 1940 que era del 36.2%. Esa cifra había bajado a casi el 20% en 1960, pero en los últimos quince años, se elevó rápidamente hasta llegar a la cifra citada. Los especialistas lo adjudican, en primer lugar, a la crisis económica, pero también advierten que la situación va más allá y que no debe ignorarse.

Al investigar más sobre el tema encontré que esta problemática es una tendencia mundial.  Se habla del síndrome de Peter Pan en España, kidults en Estados Unidos, mammoni en Italia, nidícolas en Alemania, e incluso solteros parásitos en Taiwán. En América Latina se denominan adultescentes. La situación económica es un factor que propicia este fenómeno, pero también lo es la resistencia de muchos de estos jóvenes a madurar y cambiar su situación.

adultescente1

¿Qué los distingue?

1) Tienen entre  23 y 40 años y en la mayoría de los casos son económicamente activos.

2) Continúan viviendo con sus padres. (Por cuestión económica, comodidad, miedos u sentimiento de obligación para con los padres)

3) Dependen económicamente y emocionalmente de los  padres o se da el caso contrario de que los padres son los que dependen del hijo.

4) Postergan decisiones como tener una relación formal, casarse o tener hijos.

5) En muchos casos existe un deseo a seguir viviendo sin las responsabilidades que se tienen en la adolescencia

Por qué se van y por qué se quedan

Según los datos más recientes de la Encuesta Nacional de Juventud realizada por el IMJUVE en 2014, los jóvenes aseguran que estas son las causas que les animan o detienen para dejar de vivir en la casa de los padres:

mujer

Uno de los puntos claves de los adultescentes es que siguen viviendo con sus papás. No es malo vivir con ellos, el problema es cuando la razón que hay detrás de esto es no querer madurar y dejar que los miedos, prejuicios y comodidad nos impida seguir creciendo como personas.

mujer3

¿No puedes, no quieres o tienes miedo de madurar?

Bertha Vasconcelos nos sugiere plantearnos estas preguntas para identificar si las limitaciones para salir de casa de los padres son causas reales o excusas para no cambiar la situación de comodidad o apego:

¿Por qué sigo con mis papás?

¿Me gustaría vivir sola?

¿Qué puede pasar si me salgo?

¿En verdad no gano suficiente o no quiero renunciar a mi estilo de vida?

¿Me siento cómoda con mi situación actual?

¿Me saldría de casa de mis papás si no me caso?

¿Mis papás quieren que me vaya de la casa?

¿Dependo de la aprobación de mis papás para tomar decisiones?

Quiero independizarme, ¿cuáles son los pasos que estoy dando para que suceda?

¿Qué tiene que pasar para que me pueda salir de casa de mis papás?

¿Qué tengo que hacer yo para independizarme?

Te recomendamos leer también:

Vivir sola por primera vez:35 objetos imprescindibles para mudarte

10 cosas que tienes que saber antes de vivir sola

Encuentra más contenido como este en la edición de enero de tu revista Fernanda

_Dominika FER144 (1)

Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descargable Mujer de 10
Descarga AQUÍ nuestro ESPECIAL: GUÍA DEL BEBÉ. ¡Descárgalo GRATIS!
NOTAS RELACIONADAS