Amor Moda y Belleza
Estás leyendo:
Reflexión 10 razones por las que cumplir 26 años cambiará tu vida
¿Te gustó la nota?
Comparte este contenido
SUSCRÍBETE
Revista Impresa
Queremos complementar lo que más te gusta de tu revista digital.
SUSCRIBIRME A LA REVISTA No, gracias.

REFLEXIóN

10 razones por las que cumplir 26 años cambiará tu vida

Cumplir 26 años puede ser que suene fácil, al fin y al cabo ya superaste la desgracia de cumplir 25 años de edad. Pero aunque […]


Escrito por: Valeria Ávila
val_avila
10 razones por las que cumplir 26 años cambiará tu vida

Cumplir 26 años puede ser que suene fácil, al fin y al cabo ya superaste la desgracia de cumplir 25 años de edad. Pero aunque no lo creas, los 26 años son una etapa sumamente importante en la vidd de muchas mujeres, nos vamos dado cuenta de lo que realmente queremos en la vida, de lo que queremos fuera de ella, de lo que nos apasiona y de todo lo que tenemos que hacer para lograr nuestros objetivos. Cumplir 26 años cambiará tu vida, y continuación te doy 10 razones que te harán creer lo mismo. 

1. En esta etapa buscarás más independencia y libertad.
Al menos así me pasó a mi. Lo único que quería era salirme de casa de mis padres para volverme una persona independiente, hasta que te das cuenta del trabajo que cuesta lograrlo. Te recomiendo que lo hagas, vive experiencias que nunca has vivido, ahorita puedes ajustarte un poco y retarte a ti misma, te prometo que lograrás una estabilidad poco a poco.

2. Si no tienes una relación, comenzarás a sentir mucha presión.
Por que ya estás a punto de cumplir 30 y tus amigas ya se están casando. ¡Relájate!, el momento llegará si dejas de buscar. Aprovecha tu dinero en viajes y en aventuras que no puedes hacer cuenco tienes a alguien aperando en casa, disfruta cada momento de tu vida y no te detengas.

26-años-cambiara-tu-vida

Foto: @hernandesvitoria35

3. Y si estás en una relación, sentirás mucha más presión. 
Y no por parte de tus amigas aunque todas se estén casando. Comenzarás a pensar qué tan seria es tu relación y si realmente quieres eso en el futuro, hasta probablemente pongas más de una vez en duda cada actitud de tu pareja. Te recomiendo que no te compares con otras relaciones ni mucho menos, pero sí analízalo bien y no seas tan dura contigo misma cuando lo hagas.

4. Para tus papás “ya eres adulta”
Y comienzan a darte más responsabilidades. De los 18 a lo 25 eres una bebé, pero mágicamente a los 26 todo cambia (para lo que les conviene) y ya tienes que pagar tus antojitos, tus salidas, tus idas al cine y hasta ellos se sienten con el derecho de pedirte dinero sin que te lo regresen. Es feo al principio pero luego te cae el veinte de que ellos lo hicieron por ti durante toda su vida y se te pasa… a veces.

5.  Eres responsable de tus propios gastos.
Ahora sí, ni siquiera es válido pedirle a tu mamá 10 pesos para el estacionamiento. Debes asumir al menos la responsabilidad de mantener tu trabajo, cuidar tus gastos y tenerlos en orden por tu bien. ¿Quieres esa blusa para ir a una junta con los directores de tu empresa? ¡trabaja por conseguirla!, ¿quieres viaja con tus padres? ¡paga tus propios gastos!… así es esto querida. Comenzarás a llorar cuando veas que no sabes manejar una tarjeta de crédito, pero poco a poco tendrás que hacerlo.

6. Haces un cambio drástico de amistades.
No quiere decir que te alejes de tus mejores amigas de toda la vida, pero la verdad es que empiezas a valorar a la gente por quien realmente es. Dejas a un lado la regla de ser enemiga de l@a nuev@s novi@s de tus amigos, por más que quieras odiarlos sabes que son buenas personas. Alejas a la gente tóxica de tu vida por que ¡ya no están en secundaria! y te da lo mismo que hayan sido amigas durante 20 años si los últimos 6 años te trataron mal. Ya nada es igual, al final tienes cerca a las personas que realmente te importan y aprecias.

7. Luchas por encontrar un balance entre tu vida laboral y tu vida fuera del trabajo.
Es una parte dificilísima, te lo digo por experiencia. Quieres viajar por que ya tienes mucho dinero, pero no tienes tiempo por que tienes mucho trabajo. Tu novio quiere ir al cine, pero sales tan cansada que sólo quieres estar en cama. Quieres disfrutar del cumpleaños de tus familiares, pero salen viajes de negocios justo en esas fechas. Es algo sumamente complicado, pero poco a poco encontrarás ese balance y aprenderás a dividir tus tiempos.

8. Aprendes a ser responsable.
Ya debes estar enterada que cada acción que hagas tendrá una reacción, ya sea positiva o negativa y en cada ámbito de tu vida. Por más que haya gente apoyándote, sabes que al final debes solucionar tus propios problemas, y créeme ¡no hay nada más satisfactorio que saber que puedes hacerlo sola!

9. Te interesa mucho más tu salud.
Y no sólo por tu físico, realmente cambia mucho tu forma de pensar y cuidar tu cuerpo. Automáticamente comienzas a tomar más agua, dejas el cigarro (o al menos le bajas), vas más seguido al ginecólogo y por un dolor de estómago prefieres dejar de tomar dos semanas a que se vuelva algo más grave.

10. Tienes más confianza en ti misma.
Te das cuenta de lo mucho que vales, y no por que antes no lo hayas hecho, pero tienes mucha más seguridad en ti. Si alguien no te valora, sin problema le das vuelta a la página y alejas a esa persona de tu vida. Si alguien te lastima, sales adelante por que sabes lo mucho que vales. Te vuelves menos celosa con tu pareja por que confías en la gran persona que eres y en lo afortunado que es de tener a alguien como tú a su lado. Nunca pierdas ese amor por ti.

¡Felices 26 años!, disfruta cada momento y cada reto de este año.
Lee: 

http://www.mujerde10.com/2015/12/relax/ocio/25-cosas-que-aprendi-despues-de-los-25/

http://www.mujerde10.com/2016/08/estar-bien/reflexion/8-cosas-importantes-que-tienes-que-hacer-sin-falta-en-tus-20s/