Nuestros sitios
Compartir

10 hábitos cotidianos que te hacen ser una mujer fuerte y empoderada

Por: Carolina Verde 29 Sep 2021

Conviértete en tu mejor versión


10 hábitos cotidianos que te hacen ser una mujer fuerte y empoderada

¿Qué significa ser una mujer empoderada? Esta pregunta puede responderse con muchísimas opciones, pero para nosotras la mejor respuesta es esta: un mujer que trabaja constante en sí misma y desarrolla hábitos que la fortalecen. Rescatamos aquí los mejores hábitos cotidianos que consideramos que hacen que una sea una mujer fuerte y empoderada. Checa cuáles son.

10 tips para verte siempre elegante y empoderada en el trabajo

10 hábitos cotidianos que te hacen ser una mujer fuerte y empoderada

1. Luchar por tus intereses sin perder la empatía en el proceso

Este video te puede interesar

Una de las grandes características de las mujeres fuertes y empoderadas es que tienen claro cuáles son sus objetivos y que darán lo mejor de ellas por conseguirla. Sin embargo, en medio de toda esta atmósfera capitalista en que vivimos, es fácil perder la noción de que nos desenvolvemos en entornos sociales con otros seres humanos. Por ello mismo, a pesar de tener claridad acerca de tus intereses y lo que quieres hacer para conseguirlos, es importante no perder ese rasgo de humanidad tan distintivo en las personas auténticamente seguras de sí mismas. Ser fuerte y comprometida no significa dejar de lado la amabilidad y la empatía.

hábitos cotidianos para ser una mujer y empoderada

2. Desarrollar tu propio estilo de liderazgo

Nos queda claro que las mujeres con facilidad de comunicación y seguras de sí mismas y de su trabajo suelen ser líderes por naturaleza. Aún así, una nota distintiva que las hace brillar aún más es el hecho de que desarrollan su propio estilo de liderazgo. Es decir, que no dejan que los patrones o formas de conducta usualmente aceptados por los hombres mermen su manera de tomar el control. En lugar de alienarse a estas estructuras ajenas y anticuadas, las mujeres fuertes y empoderadas desarrollan herramientas propias para así encontrar su único estilo de liderazgo, uno que sea compatible con ellas mismas.

hábitos cotidianos para ser una mujer y empoderada

3. Aprender a crear lazos de comunidad con otras mujeres para avanzar hacia delante con ellas

Algo que ha de quedar muy claro es que como seres sociales que somos, en la individualidad extrema no encontraremos más que soledad y la réplica de patrones dañinos. Por el contrario, aprender a construir lazos y comunidad con quienes nos rodean, especialmente con otras mujeres, es doblemente beneficioso. Una auténtica mujer empoderada busca sí, su bienestar, pero también se preocupa por ayudar a otras mujeres a crecer y avanzar.

hábitos cotidianos para ser una mujer y empoderada

4. Mantener una capacitación constante

Sólo aquellos que saben reconocer sus fallas y deficiencias son quienes encontrarán el camino correcto para avanzar hacia el éxito. Por ello es tan importante la introspección y reflexión. Una vez que tomes consciencia de aquellas cosas en las que podrías mejorar, asegúrate de tener una capacidad constante de modo que siempre sigas creciendo y aprendiendo.

hábitos cotidianos para ser una mujer y empoderada

5. Tomar responsabilidad de tus acciones y emociones

Otro gran rasgo característico de las mujeres fuertes y empoderadas es que han trabajo lo suficiente en su inteligencia emocional. Sí, es inevitable sentirse de tal o cual manera, pero podemos controlar la manera en que actuamos conforme a ellas. Tomar responsabilidad de tus acciones y emociones implica saber reconocer por qué te sientes como te sientes, comunicarlo de forma asertiva de ser necesario y, sobre todo, hallar la mejor manera de manejar la situación de modo que no se vuelva algo perjudicial para ti o quienes te rodean.

hábitos cotidianos para ser una mujer y empoderada

6. Salir de tu zona de comfort

Enfrentarse a nuevos retos y responsabilidades es agotador, pero la satisfacción de ver cómo verdaderamente cuentas con los elementos necesarios para salir victoriosa de estas situaciones es inigualable. Por ello, trabaja arduamente en tu confianza y autoestima de modo que ninguna de estas dos jamás te haga falta para atreverte a salir de tu zona de comfort y conquistar nuevas tierras desconocidas.

hábitos cotidianos para ser una mujer y empoderada

7. Ser congruente contigo misma

Bien decían que pensar es fácil, decir lo que se piensa es complicado, pero lo verdaderamente difícil es actuar conforme se habla y piensa. Así pues, uno de los hábitos cotidianos más importantes que toda mujer fuerte y empoderada debe aprender a desarrollar es el de la congruencia. ¿De qué sirve que prediques amor y paz si en la práctica eres cruel? o ¿por qué hablar de valentía y fortaleza si en los momentos difíciles te acobardas? Aprender a ser congruente con una misma es esencial para hallar la fuerza interior que nos mueve con seguridad por la vida.

hábitos cotidianos para ser una mujer y empoderada

8. Desarrollar resiliencia

Luego de esta pandemia que dejó el mundo de cabeza, hemos aprendido que las cosas no siempre salen como las planeamos y hay que aprender a sobreponernos a ello. La resiliencia es una característica básica de las personas exitosas puesto que las ayuda a mantener el ánimo ante la adversidad y se muestran abiertas a explorar nuevos caminos cuando el principal se ve cerrado.

hábitos cotidianos para ser una mujer y empoderada

9. Aprender a identificar los momentos en que hay que luchar y en los que hay que ceder

No todo en la vida es pedir, pelear, ganar y obtener. En ocasiones también es importante que aprendamos a ceder. Ya sea porque a todas luces es una batalla que no vale la pena luchar o bien porque la ganancia no supera el daño que podrías ocasionar. Por eso, entre los hábitos cotidianos de mayor importancia que una como mujer fuerte y empoderada debe desarrollar la agudeza necesaria para aprender a distinguir estos momentos.

hábitos cotidianos para ser una mujer y empoderada

10. Avanzar a tu propio ritmo sin dejarte vencer por la presión externa

Finalmente, convertirse verdaderamente en una mujer fuerte y empoderada significa también que la presión y expectativas externas te resbalan. No hay necesidad de correr ni de apresurarse a llegar primero a ningún lado. Siempre y cuando mantengas la marcha y entiendas hacia dónde se dirigen tus pasos estarás bien.

hábitos cotidianos para ser una mujer y empoderada

Cuéntanos qué opinas de estos hábitos cotidianos para ser una mujer fuerte y empoderada y qué entiendes tú por empoderamiento.

10 hábitos que debes enseñarle a tu hija para que sea una mujer fuerte e independiente

Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descargable Mujer de 10
Descarga AQUÍ nuestro especial INTERCERAMIC: ¡Libera tu imaginación y remodela tu casa! ¡Descárgalo GRATIS!
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?