Compartir
Suscríbete al NEWSLETTER

Los mejores hacks para evitar vellos enterrados

Por: Roxana Soler 20 de Febrero
Los mejores hacks para evitar vellos enterrados
Comparte éste artículo

Los vellos enterrados son molestos e incluso pueden llegar a infectarse.

Los vellos enterrados son súper molestos y, desafortunadamente, todas hemos pasado por una situación en donde nos tuvimos que depilar de cierta manera y terminamos con comezón, picazón, enrojecimiento e hinchazón.

Son más comunes cuando te depilas con rastrillo, pero también tiene mucho que ver qué tan grueso sea tu vello corporal. 

¿Por qué se generan los vellos enterrados?

Después de la depilación, el vello cortado puede enchinarse hacia la piel y crecer bajo la superficie de ésta. El vello genera una protuberancia que a menudo confundimos con un granito. Estos vellos enterrados causan comezón, enrojecimiento, hinchazón y hasta dolor. 

Este tipo de cosas suceden más en las partes del cuerpo que rasures donde haya vello grueso, como las axilas y el pubis. 

La recomendación es que, si ya tienes uno, evites a toda costa rascarte para no irritarte y que provoques que tarde más tiempo en sanar. 

¿Qué puedo hacer para evitarlos?

Sigue las siguientes recomendaciones para que no sufras más con los vellos enterrados.

  1. Evita rasurarte como opción para la depilación del área del bikini y las axilas. Si esto no es posible, entonces cambia de rastrillo frecuentemente ya que las navajas sin filo causan mayor irritación.
  2. Antes de rasurarte, lava la piel con agua tibia durante al menos 3 minutos.
  3. Aplica una crema para rasurar o gel lubricante para suavizar el vello.
  4. Opta por cremas depilatorias o cera para depilarte.
  5. Rasúrate en la dirección del crecimiento del vello.
  6. No estires la piel al rasurarte.
  7. Si te depilas con pinzas, arranca el vello en el sentido de su crecimiento; dolerá menos y evitará que se entierre el vello.
  8. Enjuaga el rastrillo después de cada pasada.
  9. Exfolia tu piel un día antes de depilarte con cualquier método.
  10. NUNCA te rasures en seco, sólo causarás irritación y hasta cortaduras, que son peores que los vellos enterrados.
  11. Después de rasurarte ponte una abundante cantidad de crema humectante, te ayudará a mantener tu piel suave e hidratada.

Con estos tips estarás lista para tu siguiente depilación. Recuerda que si un vello enterrado se te llega a infectar o después de dos semanas no cede, deberás acudir al dermatólogo para que te revisen y te den el tratamiento adecuado.

Te recomendamos
Roxana Soler
Roxana Soler Redactora
Comparte éste artículo
Este video te puede interesar
Suscríbete al Newsletter
¡SUSCRÍBETE!
Descargable Mujer de 10
Descarga GRATIS nuestro especial del mes Sofía Castro: Nuestra chick girl 2024