Conoce nuestros sitios
Estás leyendo:
Disfraces: el aderezo del sexo
Comparte
SUSCRÍBETE
Revista Impresa
Queremos complementar lo que más te gusta de tu revista digital.
SUSCRIBIRME A LA REVISTA No, gracias.
¡Mantente alerta! Todo lo que debes saber sobre COVID-19

SEXUALIDAD

Disfraces: el aderezo del sexo

Actuar las propias fantasías requiere un poco de práctica, pero ciertamente reanimará una aburrida tarde. Primero métete en la cama y háblale a tu pareja con palabras “sucias”. […]


Escrito por: Valeria Ávila
val_avila
Disfraces: el aderezo del sexo

Actuar las propias fantasías requiere un poco de práctica, pero ciertamente reanimará una aburrida tarde. 

Primero métete en la cama y háblale a tu pareja con palabras “sucias”. Lee un libro ligeramente pornográfico (u obseno, si así lo prefieres). Comparte algunas escenas que te hayan exaltado y hablo de lo que desearías hacer.

Algunas personas consideran que los disfraces son liberadores y que ayudan a entrar en carácter; pero hay quienes se sienten inhibidos con ellos, por no decir ridículos. Sin embargo, no hay que rendirse tan rápido porque pueden resultar útiles. Antes de que te des cuenta, estarás en la tienda de los disfraces comprando un traje de Robin Hood o de enfermera, que los clichés (porque realmente funcionan) de roles de juegos de fantasías.

El doctor y la enfermera:

Este video te puede interesar

Es el fin de otro día agotador en el hospital. La enfermera se ve agotada. El doctor la llama y le dice: “Se ve cansada. ¿Me permite que le haga un reconocimiento médico exhaustivo?” El doctor prepara la mesa para auscultar y le pide que se acueste. Al término de la revisión, el doctor diagnostica “tensión nerviosa” y propone un tratamiento controvertido. La enfermera decide someterse al experimento para dar testimonio de los resultados y ayudar al doctor a demostrar su técnica…

Amo y esclavo:

Uno de ustedes será el cruel amo; el otro será el afortunado esclavo. El amo está evaluando si compra o no un esclavo, lo que implica un examen. Para ello, el cautivo aparece con muy poca ropa (o se le ordena quitársela) para corroborar que esté en buenas condiciones físicas. Luego, por supuesto, también pone a prueba la capacidad del prisionero para acatar sus órdenes…

tumblr_lxpi6fAzG71r3ty02o1_500

El jefe y la entrevistada:

Después de una larga espera, la aspirante entra a la oficina en que tendrá lugar la entrevista para el trabajo de sus sueños. Todo se desarrolla normalmente; la aspirante está ansiosa por complacer al entrevistador. Sin embargo, cuando empiezan a hablar de las condiciones, algunas de ellas resultan insultantes: ¿trabajar hasta muy tarde durante la noche?, ¿una entrevista con el jefe de recursos humanos y el jefe inmediato? Finalmente, se realiza el examen de iniciativa: ¿qué tan bien se desempeña la entrevistada?

tumblr_n13ee8Kfim1rpryxxo1_500

El plomero y el ama de casa:

El plomero está listo para ponerse a trabajar, pero la señora de la casa insiste en ofrecerle una taza de té. Luego, para enseñarle el problema con la tubería, adopta una postura que evidencia la ausencia de ropa interior…

dc839ce6395ec4a7bff4b329e62369dd

La traviesa empleada doméstica y el señor de la casa:

En vez de limpiar, la empleada doméstica está descansando. En ese momento llega el señor de la casa, la descubre in fraganti, se pone furioso y amenaza con despedirla. Ella tiene que convencerlo de que despedirla es una mala idea.

tumblr_m6c1ylyaau1r3e3sco1_500

Sugerencia: Abre una botella. Como con todos los juegos de fantasías, el alcohol ayuda mucho a desinhibirse.

¿QUÉ TEMA TE INTERESA?