Nuestros sitios
Compartir

8 peleas de pareja que no vale la pena tener

Por: Valeria Ávila 30 Nov 2015

Es inevitable tener peleas de pareja, pero podemos elegir cuáles batallas sí valen la pena y aquellas en las que es mejor ceder y buscar la paz. […]


8 peleas de pareja que no vale la pena tener

Es inevitable tener peleas de pareja, pero podemos elegir cuáles batallas sí valen la pena y aquellas en las que es mejor ceder y buscar la paz. Estas son algunas de ellas.

Dentro de las cosas que son necesarias en una relación están las peleas de pareja, es una de las partes más difíciles al estar con alguien, pero es inevitable, sin importar lo similares que sean o lo complacientes que sean uno con el otro. Pero bien dicen que en el amor como en la vida, debes elegir tus batallas. Está bien apegarte a lo que quieres cuando se trata un plan de vida, pero en otras cosas, lo mejor es encontrar un balance y ceder un poco. Estas son algunas de las que debes evadir y guardar tus mejores argumentos para otras peleas.

1. “Elegir un lado” en una discusión

Suponiendo que están con un grupo de amigos, donde tu y otra persona discuten sobre un tema al azar. Tu pareja llega de casualidad y le pides que tome un lado en la discusión. Esto en verdad puede dividir amistades y crear aún más problemas y lo peor de todo, es que quizá no te guste el lado que escoja, peor si esto se trata de algo entre tu y algún miembro de su familia.

Este video te puede interesar

Foto: Giphy

Foto: Giphy

2. La pelea por los celos

A menos de que tengas una causa para creer que tu pareja te está engañando, trata de mantener los celos a raya. Es difícil mantenerte en calma cuando piensas que la persona a la que quieres está rodeada de otras tentaciones, pero dale el beneficio de la duda y la confianza de que tu pareja está contigo porque quiere y no caerá ante las provocaciones de alguien más, en lugar de tener una pelea cada vez que platica con una chica o pase tiempo con una amiga.

Foto: Giphy

Foto: Giphy

3. Cuando comete un pequeño error

Y aquí me refiero a errores muy pequeños, como que accidentalmente dejó a tapa del baño arriba o que rompió tu taza de café favorita. No te conviertas en un ogro enojón, sobre todo si se disculpó. Tu pareja puede ser perfecta casi todo el tiempo, pero sigue siendo humano y puede cometer errores. No te ahogues en un vaso de agua. Toma la disculpa y supéralo.

Foto: Giphy

Foto: Giphy

4. La pelea por decoración

Si estás viviendo con tu pareja, debes tener en cuenta que tu tienes ciertos hábitos que él puede no tener. Vivir juntos puede traer un sinnúmero de desacuerdos sobre cómo decorar o hábitos de limpieza. Lo mejor es compartir el trabajo entre ambos. Si vas a colgar tu cuadro favorito, deja que él ponga sus videojuegos en la sala o si tu vas a lavar los platos, a él le toca sacar la basura. El trabajo es de los dos, así como la casa y los espacios.

Foto: Giphy

Foto: Giphy

5. Diferencias de opinión

Puede ser que tu seas vegetariana y tu pareja un carnívoro empedernido. Esto no tiene porqué convertirse en una pelea campal donde uno luche por la superioridad de su argumento como si se trataran de dos dinosaurios en la época jurásica. A pesar de sus diferencias de opiniones, pueden construir algo mágico si cada uno respeta la autonomía del otro. No caigas en la trampa de querer que piense como tu y menos si cuando lo conociste ya era así.

Foto: Giphy

Foto: Giphy

6. La pelea por alguien más

Clásico que van por la calle y tu pareja mira a alguien más. Tu lo notas y te enojas. Calma. Antes de que arda Troya, mejor analiza el porqué te molesta esta situación: ¿Te sientes insegura? ¿Estás insegura de tu relación? En muchos casos esta pelea es más un síntoma de otra cosa que no está andando del todo bien. Es difícil que tu pareja cambie estos hábitos y será a fruto de peleas y discusiones. No vale la pena desgastarse por ello, te lo digo por experiencia.

Foto: Giphy

Foto: Giphy

7. Sacar tus frustraciones con él

Muchos de nosotros cometemos este error casi todo el tiempo, pero debemos evitarlo siempre que podamos. Si tuviste un día pesado en la oficina o tu familia te está haciendo perder la calma, lo que menos debes hacer es que toda esta mala vibra salga con tu pareja, especialmente si él no hizo nada malo. Tómate un momento para tranquilizarte y concientizar que él no tiene la culpa de lo que a ti te sucede. Mejor aún, comparte con él lo que sucede y dile que necesitas algo de espacio, de ese modo él estará en sobre aviso en caso de que explotes después.

Foto: Giphy

Foto: Giphy

8. La clásica pelea navideña

Esta temporada de fiestas y celebraciones puede acarrear problemas, sobre todo para ponerse de acuerdo sobre dónde pasar las fiestas. Si las van a pasar juntos, discutan un plan para no terminar peleados después. Quizá con sus papás pasen navidad y con tu familia año nuevo. O un año y otro año, pero el chiste es que puedan llegar a un acuerdo justo para los dos.

Foto: Giphy

Foto: Giphy

Si tienes bastantes peleas de pareja, entonces tienes que leer esto:

¿Qué otras peleas de pareja crees que vale la pena evitar?

Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descargable Mujer de 10
Descarga AQUÍ nuestro especial DESPÍDETE DE LA VISTA CANSADA Y MEJORA TU VISIÓN ¡Descárgalo GRATIS!
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?