Nuestros sitios
Compartir

¿Tengo un perrhijo? Señales innegables de que tienes uno en casa

Por: Valeria Ávila 01 Feb 2017

Un perrhijo puede ser el mejor compañero que una mujer puede tener, descubre si tienes uno en casa a través de estas señales que indican que tu […]


¿Tengo un perrhijo? Señales innegables de que tienes uno en casa

Un perrhijo puede ser el mejor compañero que una mujer puede tener, descubre si tienes uno en casa a través de estas señales que indican que tu perro más que una mascota, es un hijo adoptivo.

Quien tiene una mascota sabe que puede ser el compañero ideal. No sólo son fieles, también son tiernos, saben cuándo estamos tristes y se acercan con su naricita y sus ojitos de perro triste para que los abracemos y nos hagan sentir mejor. Pueden ser tan buenos integrantes de la familia que incluso pueden llegar a sustituir la presencia de un hijo, en lo que nos decidimos por tenerlo o simplemente no nos queremos aventar una responsabilidad tan grande y decidimos que somos bastante felices con un perro. Pero ¿tu perro se ha convertido en ti perrhijo? Te compartimos 10 señales que en efecto ese perrito se ha vuelto en tu bebé.

Foto: Tumblr

Foto: Tumblr

1. Tu mascota es de tus temas favoritos

Este video te puede interesar

Todo mundo sabe de la vida de Scooby, porque te la pasas hablando de él. Saben que ama el helado de vainilla, que mordió tus tacones hace dos semanas y te enojaste con él, por eso le quitaste su pelota favorita. Cualquiera que te conozca te relaciona con tu mascota.

 

Foto: Tumblr

Foto: Tumblr

2. Donde estés tu, ahí está el.

Si estás en el sofá viendo la tele, él está acostado contigo, si estás en la cama con tu computadora, él está dormido a un lado tuyo acompañándote. Tu mascota tiene acceso a toda la casa, duerme contigo, come contigo e incluso pasa más tiempo en tu cama que tú.

 

Foto: Tumblr

Foto: Tumblr

3. No le puedes decir que no a un capricho

Estás comiendo un pedazo de pizza, pero se acerca con su carita tierna y te pide una mordidita, chiquita, minúscula. Y al ver cuánto sufre ese pobre perro, le terminas dando, prometiendo que no le darás otra vez. Cosa que ni tu, ni él se la creen.

 

Foto: Tumblr

Foto: Tumblr

4. Se han ido de vacaciones juntos

¿Dejar al gordo cuando son vacaciones? ¡Ni loca! ¿Cómo se va a quedar solo el pobre angelito? Tiene su transportadora y su outfit para viajar. Y si acaso el mundo se revelara contra tí y Fido, optarías por llevarlo a un hotel para perros cinco estrellas.

 

¿Tengo un perrhijo? Señales innegables de que tienes uno en casa 4

Foto: Tumblr

5. Crees que se merece lo mejor

Desde una casa con diseño ultra vanguardista, unas croquetas carísimas pero muy buenas para su pelito, un shampoo especial para que le brille el pelo y hasta un perfume especial para él, es lo mínimo que le puedes dar, ah si, y lo llevas al spa, porque también él se merece que lo mimen.

 

Foto: Tumblr

Foto: Tumblr

6. Le has hecho una fiesta de cumpleaños

¡Pues si él también cumple años! Y le has comprado un trajecito especial, un pastel de cumpleaños hecho de croquetas y carne y hasta has invitado a tus amigos y a todos sus perritos para que convivan y celebren un año más de Firulais en esta tierra.

 

Foto: Tumblr

Foto: Tumblr

7. Come mejor que tú

Mientras que a él lo tienes a dieta a base de pechuga de pollo sin grasa, arroz cocido y verduras, porque las croquetas y lo demás le caen mal al gordo, tu te comes una hamburguesa con carne de dudosa procedencia y unos tacos de quién sabe qué sea, pero no es res.

 

Foto: Tumblr

Foto: Tumblr

8. Tu celular, tu iPad, tu computadora, tu instagram y tu face están abarrotados de sus fotos

Tus amigos saben que si publicas algo en tu Instagram es de tu mascota ¿acaso para otra cosa sirve el instagram? Tus fotos de perfil salen tu y tu mascota y no puedes dejar de grabar la última gracia de tu perrito, es taaan fotogénico que es imposible no fotografiarlo. ¡Es el rey de la cámara!

 

Foto: Tumblr

Foto: Tumblr

9. No te puedes resistir a vestirlo

Es tan tierno y adorable que es imposible no comprarle un trajecito, una corbatita, una camisa, o mejor aún, un disfraz, un traje de marinerito o un vestido de princesa. Sólo porque se ve tan tierno, que te lo comerías a besos.

 

Foto: Tumblr

Foto: Tumblr

10. Has llegado a decirle “mi bebé”, “mi chiquito”, “mi vida”

Tu perro no es solo tu mascota, es parte de tu familia, que lo amas y que incluso has llegado a darle besos porque a veces sientes que él te entiende mejor que nadie y no lo cambiarías por nadie. Porque él es sencillamente irremplazable. ❤️

¿Te identificaste con alguno de los puntos? ¿Qué otras señales te delatan que tienes un perrhijo? ¡Compártelas con nosotros!

Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descargable Mujer de 10
Descarga AQUÍ nuestro ESPECIAL: MUJERES TRANSFORMANDO NEGOCIOS. y entérate. ¡Descárgalo GRATIS!
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?