Nuestros sitios
Comparte
Compartir

Ayuda a tus hijos a manejar sus emociones

Por: Valeria Ávila 10 Jul 2015

Como mamá puedes ayudarle a tus hijos a entender y manejar sus emociones, toma en cuenta nuestras recomendaciones.Muchos niños tienen dificultad para entender sus emociones y las […]


Ayuda a tus hijos a manejar sus emociones

Como mamá puedes ayudarle a tus hijos a entender y manejar sus emociones, toma en cuenta nuestras recomendaciones.

Muchos niños tienen dificultad para entender sus emociones y las expresan a través de conductas poco adecuadas que irritan a sus padres, quienes comienzan a rechazarlos y con ello se genera un círculo vicioso. La psicóloga Ruth González, experta en niños y adolescentes nos da recomendaciones útiles para ayudarlos a manejar sus emociones.

Este video te puede interesar

1. Enséñale a identificar sus emociones.

Ayúdalo a que amplíe su vocabulario. Es diferente preguntarle ¿cómo te fue hoy? a ¿cómo te sientes hoy? Habla en casa de cada una de las emociones básicas: miedo, felicidad, amor, tristeza, celos, orgullo, ansiedad y platica a través de ejemplos: ¿cuándo sientes felicidad o qué te pone triste? Cuando el niño llora, hay que ayudarlo a entender qué está generando su llanto…¿Estás enojado? ¿Te duele algo? ¿Estás triste?

Cuando ponemos nombre a las emociones, el niño empieza a llenar huecos y a entender lo que le pasa, así se ordena y estructura. Si por el contrario, sigue confundido, comienza la incertidumbre y el problema se incrementa.

15

2. Ayúdalo a que acepte sus emociones, sin juzgarlo

Una vez identificadas y nombradas las emociones, es importante que el niño sepa que tiene derecho a sentir toda la gama de sensaciones sin que lo juzguen como buena o mala persona. A veces tenemos una serie de prejuicios por cultura o por legado familiar sobre ciertas emociones. Pensar que un niño no debe llorar o que las niñas lindas no se enojan son pensamientos equivocados.

Las emociones de los niños son tan valiosas como las de un adulto. “A mis pacientes les digo: ‘Aquí se vale llorar’. Entonces dejan correr sus lágrimas y me cuentan: ‘Es que fíjate que mi perrito se fue de la casa’. Y después de platicar, confiesan: “Me siento mejor, descansé”. Comenta González.

Los niños que aprenden a expresar sus sentimientos se convierten en adultos que no dejarán que nadie les prohiba expresarse, ni siquiera sus parejas.

3 . Dale recursos

Una vez que se han aceptado las emociones es importante que el niño tenga herramientas para manejarlas. Entre ellas se encuentra la relajación, la respiración lenta, la comunicación, ayudarlo a que resuelva sus problemas y enseñarle que también es válido pedir auxilio. Por esto es necesario que aprendas a escuchar al niño y que colabores con él en la toma de sus decisiones, dejándolo que él piense sus alternativas de solución.

Los humanos actuamos de acuerdo con como nos sentimos y existen conductas heredadas y muchas aprendidas; en gran medida la forma como actúan los niños tiene que ver con la forma como los hacen los adultos en casa. El ejemplo que los padres ponen a sus hijos es vital, un padre ansioso tendrá un hijo ansioso, si el papá es intolerable o perfeccionista, el niño lo aprenderá.

17

4. Enséñalo a enfrentar la consecuencia de sus actos

El castigo no es la mejor forma de ayudarlo cuando actúa de forma negativa. González advierte que el castigo sanciona al niño pero no lo ayuda a reconocer su responsabilidad. Recomienda utilizar una técnica conocida como consecuencias naturales y lógicas, la cual puede aplicarse desde los dos años y busca que el niño asuma la responsabilidad de sus conductas sin calificarlo por sus actos. “No es lo mismo decir ‘eres un mentiroso’ que ‘dijiste una mentira’. La primera aseveración lo etiqueta, la segunda le da la oportunidad de hacer las cosas de manera diferente”.

Los padres que usan métodos en los que el niño comprende la consecuencia de su conducta no batallan tanto en la adolescencia ni en la adultez temprana porque aprenden a hacerse responsables de sus actos. Es importante recordar que los niños están en proceso de aprendizaje y tú eres su principal traductor e intérprete. De la manera como lo enseñes hoy, responderá el resto de su vida.

Colaboradora: Clara Sánchez.

Fuente: Ruth González psicoterapeuta de niños y adolescentes.Especialista del Instituto Prekop www.institutoprekop.com

¿Que te parecieron nuestras recomendaciones para enseñar a tus hijos a manejar sus emociones?

Te recomendamos ver también:

7 libros que todas las mamás debemos leer.

¡Abraza a tus hijos!

Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descargable Mujer de 10
Descarga AQUÍ nuestro ESPECIAL: MUJERES TRANSFORMANDO NEGOCIOS. y entérate. ¡Descárgalo GRATIS!
NOTAS RELACIONADAS